Quantcast

3 razones por las que deberías practicar surf

La llegada del verano, sumada a la cantidad de tiempo que hemos pasado encerrados en nuestras casas debido a la llegada de la pandemia ha hecho que muchos de nosotros estemos ansiosos por salir a la playa y disfrutar de las olas y el buen tiempo, en busca de olvidar estos últimos meses tan deprimentes. Si ese es tu caso, te recomendamos a continuación que practiques un deporte la mar de divertido y que, sin duda, te traerá un gran número de beneficios: el surf.

Conoce las razones por las que deberías practicar surf

El surf se trata de un deporte en el que, apoyados de pie sobre una tabla, nos deslizamos a través de las olas del mar. Sujetos a los cambios de marea, clima y viento, el surf obliga a una relación estrecha entre aquel que lo practica con la naturaleza, permitiéndonos disfrutar al mismo tiempo de la sensación extraordinaria que es la de surcar las olas. Basta con adquirir una tabla de gran volumen y dar unas clases en una escuela cualificada para poder disfrutar del oleaje sin miedo a que vayamos a sufrir lesiones.

A pesar de lo idílica que resulta la imagen del típico surfeador curtido que surca las olas de manera casi despreocupada, es posible que todavía no estés del todo convencido en lo que respecta a la práctica de este deporte. Veamos, pues, cuáles son las razones por las que deberías practicar surf.

El surf te permite entrar en contacto con la naturaleza

Como ya comentamos anteriormente, una de las características más llamativas de este deporte es lo mucho que depende de las condiciones climáticas, ya que de estas se deriva un mayor o menor oleaje. Mediante la práctica del surf, se establece un vínculo único entre aquel que lo practica con la propia naturaleza, algo que solo algunas actividades de campo es capaz de igualar. El contacto con la naturaleza, además, adquiere una gran importancia dada la cantidad de tiempo que hemos pasado encerrados en nuestras casas por culpa de la pandemia, deseando un cambio en nuestro día a día que nos ayude a experimentar cosas diferentes.

Pero lo más destacable de esta relación tan particular con la madre naturaleza se trata de los rincones del mundo que descubrirás en busca de la ola perfecta: la playa de Mundaka en Vizcaya, la playa de Rodiles en Asturias, la playa de El Quemao en Lanzarote… entre otros. Las playas con el mejor oleaje se suelen encontrar en algunos de los lugares más hermosos del planeta, algo que seguramente cambie tu forma de ver el medio natural gracias a sus incalculable valores paisajísticos.

Olvídate de la rutina surcando las olas

Otro de los aspectos que deben mencionarse cuando hablamos de los beneficios del surf se trata de su propiedad como actividad desestresante. Cuando nos centramos en surfear las olas, conseguimos desconectar de todo lo exterior y dejar todos los problemas fuera del agua. Además, mientras surcamos la ola, notaremos una descarga de adrenalina que nos impulsará a navegar a través de ella y, al mismo tiempo, nos ayudará a eliminar tensiones y descansar nuestra mente de los agobios de la rutina. Todo esto contribuye a que, cuando termines una sesión de surfing, notes una sensación de máxima tranquilidad, de plenitud, que te ayudará a afrontar el día a día con más fuerzas. 

Los numerosos beneficios para la salud que aporta el practicar surf

Por supuesto, el surf es un deporte muy bello que ayuda a que contactemos con la naturaleza. Pero no debemos olvidar tampoco que el mar no perdona. Al tener que hacer un esfuerzo por adaptarse a un medio ajeno y en constante movimiento, los surfistas han de realizar un esfuerzo físico intenso que les permita mantenerse de pie a la hora de surcar la ola perfecta. Es por ello que, al practicar esta actividad, se entrenan la resistencia y la capacidad aeróbica, al mismo tiempo que conseguimos quemar muchas calorías, lo que a su vez permite una reducción considerable del tejido adiposo en nuestro organismo,

Los beneficios para la salud que aporta el practicar surf no se limitan a lo antes mencionado, y es que también ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio, así como también contribuye a limpiar las fosas nasales gracias a la continua exposición al agua salada. Lo único malo que puede traer el surf para tu salud es una posible lesión pero, tal y como mencionábamos en párrafos anteriores, basta con un par de clases básicas para impedir que te hagas daño mientras te dedicas a deslizarte por las olas.

Estas son algunas de las razones por las que deberías practicar surf. El verano es una época genial para practicar este deporte ya que, aunque no sea temporada fuerte para aprovechar las mejores olas, es la excusa perfecta para hacer algo de ejercicio físico y disfrutar del frescor del agua del mar, al mismo tiempo que aprovechas todos los beneficios que puede ofrecerte el surf.