Quantcast

El final de una década dorada

A lo largo de los últimos años, los pilotos españoles han demostrado su poderío en el Campeonato Mundial de Motociclismo, especialmente en la categoría de MotoGP. De hecho, entre Jorge Lorenzo, Marc Márquez y Joan Mir se han repartido las últimas nueve temporadas, aunque todo apunta a que este año el título irá a parar a las manos de Fabio Quartararo.

Esta situación supone un duro revés para el motociclismo español, que nunca había acumulado tantas victorias de forma consecutiva. Sin embargo, los resultados no han acompañado a nuestros pilotos, que están siendo incapaces de sumar victorias en un año anómalo que demuestra un cambio de época en este deporte.

Por un lado, la gran sensación de los últimos meses ha sido Quartararo, que ya llevaba tiempo avisando de su progresión. El piloto de Yamaha está siendo muy superior al resto de oponentes, al mismo tiempo que mantiene la calma en las situaciones más delicadas con la intención de mantenerse como líder en solitario de la clasificación general.

Gracias a ello, mantiene un colchón de puntos considerable respecto a los otros pilotos, que parecen incapaces de mantener la presión. Así, el francés es el único que ha puntuado en todas las carreras desde el arranque de la competición, lo que se ha convertido en su principal ventaja competitiva.

Joan Mir, el único piloto español con posibilidades

En este tramo final de la temporada tan solo Francesco Bagnaia y Joan Mir parecen ser capaces de hacerle frente, aunque necesitan aprovechar cualquier oportunidad que se les presente. Sin embargo, Quartararo no está arriesgando y comete muy pocos errores, por lo que, a mediados de agosto, ya se posiciona como el favorito indiscutible para toda las apuestas. Además, es el piloto que más triunfos acumula en esta temporada, algo que también le ayuda a mantenerse como el que más veces se ha subido al cajón del podio.

Por detrás, Bagnaia y Mir intentan presionar con todo lo que tienen, pero Ducati y Suzuki no están siendo capaces de ofrecer una moto con los atributos suficientes para superar a la Yamaha. Asimismo, hay otros pilotos como Marc Márquez, Ález Rins o Jack Miller que no han cumplido con las expectativas generadas, dejándole un camino mucho más asequible a Quartararo.

La despedida de Valentino Rossi marca una época

Finalmente, merece la pena destacar que la retirada de Valentino Rossi también ayuda a que hablemos de un cambio de época en el motociclismo, debido a que el italiano dejará de competir al final de esta temporada. Por supuesto, seguirá siendo una de las grandes leyendas de este deporte, a pesar de no haber sido capaz de firmar buenas temporadas en los últimos años.

Estamos ante el final de una década dorada, pero también ante el comienzo de una nueva etapa mucho más igualada y donde hay varios pilotos con posibilidades reales de despuntar. Esto supone una alegría mayúscula para los aficionados, que seguirán disfrutando de un espectáculo que sigue aumentando cada año.