Quantcast
jueves, 28 octubre 2021 5:24

¡Se niega! Los motivos por los que Riqui Puig no quiere salir del Barcelona

Dentro del FC Barcelona las cosas están muy turbias y eso se ve reflejado en casos como los de Riqui Puig al cual no saben de que manera hacerle entender que debe marcharse de una vez por todas. La terrible situación económica que dejó la nefasta gestión de Josep Maria Bartomeu se ha traducido en una crisis deportiva que el club azulgrana deberá palear como pueda; porque es que esa deuda de 1.500 millones de euros se suma a la mala política de fichajes y renovaciones, que dejaron al equipo plagado de elementos que ahora no valen para la plantilla y muchos de ellos con salarios muy elevados que no están acordes a la realidad de la institución catalana. Gracias a eso se ha superado el límite salarial de LaLiga Santander y por eso Piqué se ha tenido que bajar el sueldo para inscribir a los nuevos fichajes.

Los males no paran allí, pues lo peor es que lo del límite salarial ha impedido que se llevará a cabo la firma de contrato de Lionel Messi; por lo que su estrella y mejor jugador, de la historia y de la actualidad, se ha tenido que despedir por la puerta de atrás. Sin embargo, la salida de Messi no alivia ni mucho menos la mala situación económica del club; en ese sentido, las salidas de hombres con los que Ronald Koeman no cuenta, por bajo nivel, por su alto salario o por ambos, y de futbolistas que no quieren irse ni rebajarse el salario, si que será clave para comenzar a alcanzar un poco de estabilidad, ni siquiera es para resolver un poco el problema. Lo malo es que son varios los que se niegan a irse y allí es que el problema alcanza a Riqui Puig.

Koeman no cuenta con el canterano

El banquillo será su hogar

La realidad es que el caso de Riqui Puig es muy particular, esto al ver que el canterano no tiene ni un salario elevado y tampoco es que se pueda decir que tiene un nivel muy bajo para estar en la plantilla, porque este no ha tenido chance de mostrar si de verdad puede estar en el equipo por la falta de minutos. Precisamente es por eso que Koeman quiere que se vaya, pues la idea es que pueda tener todos los minutos que se le niegan en el Barça en algún otro equipo en el que si pueda ser una pieza importante. De quedarse en el equipo azulgrana será la segunda campaña en la que no va a tener minutos con regularidad y para un joven de 22 años sería un golpe muy duro en su progresión como futbolista; por eso se busca su salida.

Si bien todos los problemas influyen en el caso de Riqui Puig, la idea con él es muy simple: una cesión con la que pueda foguearse y volver con más fuerza, pero sobre todo, minutos en sus piernas. Clubes como el Celta, Granada o Getafe han mostrado interés en hacerse con sus servicios; así no estará sentado en el banquillo o la grada durante todo el curso. Ya Koeman le ha venido diciendo desde la temporada pasada que no tendrá minutos, incluso en esta ya lo colocó en esa lista de descartes, de esos que no tendrán tiempo en cancha; lo único malo es que no importa lo que le digan, el canterano no quiere entender ni por activa o por pasiva que no tiene cabida en esta plantilla. Futbolistas como Busquets, De Jong, Pedri o Sergi Roberto están por delante de él y eso no cambiará.

Riqui Puig piensa que puede triunfar de blaugrana

El canterano solo piensa en quedarse

Todos los planes que tiene el club con Riqui Puig a él le resbalan. Por algún motivo desconocido, la mente del canterano no procesa las voces de los que le dicen que en el Barcelona no tiene ni una sola oportunidad en estos momentos, el se niega a irse. A diferencia de otros futbolistas, como Umtiti, que desde hace tiempo ya nadie los quiere en el equipo, con el canterano pasa algo similar; pero la diferencia es que con él se busca una cesión para que vuelva luego más preparado y aún así él no lo entiende. Su idea es la de quedarse en el Barcelona desoyendo todas las voces que le dicen que se marche, pues está convencido de que tendrá alguna oportunidad y así triunfará en el club de su vida tarde o tempano; esto debido a que Koeman lo verá, aunque parece imposible.

Muchos aparecían ese hambre por luchar en el Barça; pero en realidad luce más como una obsesión desmedida por jugar en el club azulgrana que en estos momentos no puede cumplir por más que él lo quiera. Según ‘Mundo Deportivo’, la negación de Riqui Puig llega a niveles tan sorprendentes, que aunque hay interés de otros equipos, aún sin oferta formal, el mediocampista ha ordenado a sus agentes que no escuchen ninguna, pues el se quedará con los blaugranas. En el vestuario se siente querido y está en un buen ambiente; además de que confía que con el tiempo podrá tener esos minutos que le permitan triunfar. Su sueño es ser importante en el Barcelona y aunque ahora mismo nadie lo vea, con que él lo sienta así le basta para quedarse a luchar a pesar de que el destino indique otra temporada en el banquillo.