Quantcast

Arguiñano desvela el secreto para unas sardinas afogadas de escándalo

Si se trata de comidas tradicionales con sabor a pueblo y con la más arraigada cultura de aprovechar lo que se tiene a la mano para transformarlo en un verdadero manjar, las sardinas afogadas se encuentran presentes entre ellos. Para Karlos Arguiñano, los sabores más tradicionales han surgido de la forma inteligente en que los más frescos ingredientes han sido combinados por generaciones hasta lograr hacer los platos que se mantienen entre los favoritos de todas las familias.

Para hacer un plato de tan marcado sabor tradicional, pocos son los trucos que se pueden crear para hacerlo más delicioso, porque de por sí ya lo es; sin embargo, este famoso chef ha contado un secreto para hacer de las sardinas afogadas, un manjar de escándalo. Te voy a contar como las prepara de una forma detallada y te contaré cuál es el secreto para hacerlas realmente memorables.

El amor de Arguiñano por la cocina tradicional y los pescados

El arroz negro de Arguiñano que no tiene nada que envidiar al de Chicote

Como buen vasco, Arguiñano ama los sabores marinos y más tradicionales. Por esta razón, es normal que guste de preparar con frecuencia los más deliciosos platillos que involucran los buenos y frescos pescados de las zonas costeras y las más frescas hortalizas.

Y es que de eso va la buena cocina tradicional española, de los más ricos sabores típicos de vegetales de la huerta combinados con las proteínas que bondadosamente se dan en cada una de las regiones de manera particular. Según la región en la que te encuentres, se fusionaran los más extraordinarios sabores, que se han abierto un lugar especial en cada fogón de cada hogar desde tiempos inmemoriales.

Con esta sencilla receta, el chef demuestra como se le puede subir el tono sin muchos ingredientes añadidos, solo tomando la frescura y calidad como premisa, y un ingrediente autóctono que realza los sabores. Ya verás que deliciosas quedan estas sardinas.

Cómo prepara Arguiñano las más tradicionales sardinas afogadas

Arguiñano desvela el secreto para unas sardinas afogadas de escándalo

Este plato típico del menú gastronómico de Galicia tiene como protagonistas a las saludables y bien recibidas sardinas. Las sardinas son amadas en todo el territorio español y aún más lo son en las zonas costeras, donde se les encuentra con facilidad en el mejor estado de frescura y de un tamaño muy aprovechable para este tipo de preparación. Acompañadas con los más frescos tomates y patatas, estas sardinas son toda una tentación.

Arguiñano comienza limpiando muy bien 24 sardinas grandes, frescas y brillantes. Córtales la cabeza y retírale las tripas. Una vez que las tengas bien limpias, resérvalas y avanza con los siguientes pasos.

Retira la piel de 2 patatas de tamaño grande y corta rebanadas de grosor medio. Llévalas a cocer en una cacerola con un poco de agua hasta que estén tiernas. En una sartén aparte vierte un chorrito de aceite de oliva y lleva a pochar 1 cebolla cortada en julianas y 2 dientes de ajo cortados en láminas.

La más extraordinaria fusión de sabores tradicionales y el secreto para quedar de escándalo

Arguiñano desvela el secreto para unas sardinas afogadas de escándalo

Las sardinas afogadas fusionan los sabores e ingredientes más tradicionales y de origen humilde que sirvieron de alimento a los hogares más sencillos; sin embargo, con los años han llegado a convertirse en un infaltable en la mesa y su sabor es sencillamente exquisito. Las patatas, siempre presentes en la cocina tradicional, como en las tortillas y salsa brava; y los tomates, la base de un divino salmorejo y gazpacho tradicional, se funden con los sabores de las más frescas y gorditas sardinas costeras.

Una vez que la cebolla y el ajo se encuentran pochados, Arguiñano incorpora 2 tomates grandes cortados en rebanadas. Los dispone de una forma muy organizada uno al lado de otro llenando de color la cazuela y los deja cocer un poco para voltearlos y cocer bien por ambas caras. 

Cuando voltea las rebanadas de tomate, escurre muy bien las patatas y las sitúa sobre estas. Añade una hoja de laurel y en este momento incorpora el ingrediente que será el secreto para que las sardinas queden de escándalo: 1 copa de albariño, uno de los vinos más amados en Galicia y que es todo un referente de los mejores vinos españoles.

La incorporación de las más frescas sardinas 

Plato

Ya habiendo agregado el ingrediente secreto para dar el sabor extraordinario a estas sardinas, Arguiñano vierte un poco del líquido de la cocción de las patatas y permite que los sabores se integren por unos 5 o 6 minutos antes de colocar el pescado en una cocción a fuego medio.

Una vez transcurridos los 5 o 6 minutos, es el momento de añadir a las reinas de esta preparación de Karlos Arguiñano: las mejores y más frescas sardinas bien limpias. Para incorporarlas, el chef lo hace con delicadeza, espolvoreando primero sobre estas una cantidad considerable de sal gruesa para después ubicarlas sobre las rebanadas de patatas dentro de la cazuela.

Para finalizar su cocción, coloca la tapa a la cazuela y deja cocer por tan solo 5 minutos, tiempo tras el cual estarán perfectas y listas para ser disfrutadas. Ya para degustar de este rico plato tradicional, no necesitas nada más que unas hojitas de perejil para decorar el plato, pues las rebanadas de tomate y de patata serán la mejor guarnición para estas frescas y jugosas sardinas.