Quantcast

Cómo cerrar una bolsa de patatas sin pinza

La forma de cerrar una bolsa de patatas no solamente es con pinza, pues también hay una serie de opciones con la que simplemente puede sellar la bolsa.

La bolsa de patatas fritas se han convertido con merecimiento en los snacks más famosos y consumidos de todo el planeta. Gustan a personas de todas las edades y condiciones sociales y pueden degustarse prácticamente en cualquier contexto.

Estas prácticas bolsa de patatas, son perfectas para picar o acompañar, para comerlas solas o acompañadas. La verdad es que a grandes y pequeños gustan.

LEA TAMBIÉN: EL ‘TIMO’ DE LAS BOLSAS DE PATATAS FRITAS RELLENAS DE AIRE

Aunque algunas bolsa de patatas fritas no son especialmente recomendables por su alto contenido en aditivos, las artesanales reemplazan dichas opciones y otorgan un poco más de alimento saludable.

Sin importar cual sea la bola de patatas favoritas, es importante conocer de qué manera podría sellarla luego de comer algunas. Pues no todos consumen el contenido en el mismo día y por lo tanto requieren de mecanismos para cerrarlas.

Pero se podría pensar que la única manera de cerrar una bolsa de patata es con pinza. Pero la verdad es que hay varios trucos que puedes aplicar para mantener seguro y sellado la bolsa de patata y la puedas disfrutar en cualquier momento del resto del día o los días siguientes.

¿Cómo mantener la bolsa de patatas cerrada sin pinza?

¿Cómo mantener la bolsa de patatas cerrada sin pinza?

Tal como hemos mencionado, hay una variedad de bolsa de patatas en el mercado que pueden gustar o no a los clientes. Pero más allá de eso, es conocer las opciones para sellar la bolsa sin problema.

La primera opción para sellar la bolsa es siguiendo los siguientes pasos:

Debes sacar todo el aire que pueda haber en el interior de la bolsa que queremos cerrar.

Luego, debes doblar hacia el mismo lado el borde superior de la bolsa hasta cuatro o cinco veces.

Ten en cuenta que debes aguantar un poco la parte doblada para que no se desenvuelva y doblas hacia la parte central de la bolsa ambos extremos.

Posteriormente, debes mantener los extremos doblados y le debes dar la vuelta completa hasta que puedas ver su reverso.

Al girar de esta manera, el borde superior de la bolsa de patatas que habíamos plegado anteriormente también quedará al revés y no permitirá que caiga nada del interior de la bolsa.

Otros métodos que no fallan

Otros métodos que no fallan

Ahora bien, puedes usar básicamente que cualquier opción para mantenerla sellada. Puedes tomar un pedazo de cinta adhesiva y pegarla en la bolsa de manera que quede bien cerrada.

En caso que no tengas posibilidad de cinta, puedes usar un pedazo de hilo para cerrar la bolsa de patatas como especie de un moño. Solo debes enrollar muy bien con el hilo y abrir cuando consideres conveniente.

Otro gran truco es que si la bolsa de patatas tiene pegamento en los bordes, solo debes aplicar un poco de calor para sellar la bolsa. Tenga en cuenta que este truco no aplica para todas las bolsas, así que no se desespere en caso que pueda hacerlo.

Si consideras que es muy complicado sellar la bolsa de patatas, lo que debes hacer es sacar el restante y guardarlo en otra bolsa que se pueda cerrar o un envase.

¿Cuál es la mejor bolsa de patatas?

¿Cuál es la mejor bolsa de patatas?

Hay una variedad de opciones en cuanto a bolsa de patatas, así que quedará en los gustos de cada quien para elegir cuál es la que considera mucho mejor. No solo por el tema del empaque y su facilidad para cerrar, sino también por sus sabores y características que las hacen irresistibles.

Por ejemplo, para la OCU, la mejor opción entre las patatas fritas de bolsa son las ‘Patatas onduladas’ de la marca ‘Gourmet’ de Hacendado. Valoraron su sabor, presentación y precio, entre otras características. Y es que estas patatas de Mercadona dejan bien claro que la calidad no tiene por qué estar reñida con el precio.

Las patatas están fritas en aceite de girasol y cada paquete viene con una cantidad aproximada de 170 gramos. No son artesanales, pero seguramente aciertes con ellas si las colocas en tu mesa. Dado el gran éxito comercial, es muy probable que te las hayas encontrado en algún aperitivo o celebración.

Aunque parezca mentira, las patatas también pueden ser un producto gourmet. Así que otra gran opción son la bolsa de patatas fritas son aquellas de Sarriegui, fabricadas en Guipuzcoa y de gran fama en el norte de España.

No contienen sal, pero tampoco le hace falta para tener un sabor muy fuerte y característico. Esto se debe a que están fritas con aceite de oliva picual, que tiene ciertos matices de picante, así que no hace falta sazonarlas con ningún aditivo. Las patatas de Sarriegui son crujientes.

Recuerda que la variedad es existente y no por el tema del empaque, sino por su sabor y calidad. Igualmente queda a decisión de cada persona y desde luego probar si los trucos para cerrar la bolsa son efectivos.