Quantcast

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Abrir una botella de vino sin sacacorchos es una osadía, y es que mundialmente el sacacorchos es la herramienta para descorchar.

Sin embargo actualmente hay varias herramientas que puedas usar para destapar una botella de vino en caso que no cuentes con sacacorchos.

Es evidente que se debe tener cuidado a la hora de descorchar una botella sin el sacacorchos. Pues es probable que sea un poco más complejo con cualquier otra herramienta que la propia que fue diseñada para ello.

LE PUEDE INTERESAR: UNA JOVEN SE VIRALIZA TRAS ABRIR UNA BOTELLA DE VINO SIN UTILIZAR UN ABRECORCHOS

Es claro que puedes lograr abrir el licor y es probable que te lleve cierto tiempo. Pero es necesario que tengas cuidado ya que la botella se te podría caer, incluso partir.

En extremos casos, podrías incluso dejar algunos restos de corcho en el licor y que estos caigan. Así que antes de atreverte, toma las precauciones necesarias y apunta cómo abrir una espumante sin necesidad de un sacacorchos.

Abre una botella de vino sin sacacorchos con los siguientes trucos

Abre una botella de vino sin sacacorchos con los siguientes trucos

Si no tienes sacacorchos en la velada, no sufras, pues a continuación te daremos varias herramientas para que disfrutes de la botella de vino sin problemas.

Utiliza un tornillo y alicate para descorchar la botella de vino de forma sencilla

Para este método vas a necesitar las siguientes herramientas

  • 1 tortillo largo.
  • 1 alicate.
  • 1 destornillador (opcional).

Antes de comenzar debes asegurar de que el tornillo esté limpio o es posible que eches a perder el vino.

Procedimiento:

  1. Comienza insertando el tornillo en el corcho de la botella de vino, para ello debes girar el tornillo sobre la superficie del corcho para así comenzar a perforarlo. Lo ideal es que solo quede 1cm del tornillo fuera del corcho. Para esto puedes ayudarte con un destornillador, aunque no hay problema que lo hagas con tus propias manos.
  2. Una vez que te hayas asegurado que el tornillo está bien sujeto, usa el alicate para tirar del tornillo. El corcho deberá salir casi de manera inmediata.

Ten en cuenta de que debes tener cuidado de que no caigan residuos de corcho en el vino.

En caso de que no tengas un alicate puedes usar un martillo para tirar del destornillador con la sección que se usa para sacar clavos, un tenedor también es otra buena alternativa para sacacorchos. Lo importante es que cuentes con algún objeto que te ayude a sujetar el tornillo.

Las tijeras también salvan la velada

Las tijeras también salvan la velada

Otra opción para descorchar una botella de vino sin un sacacorchos es usando tijeras.

Para ello vas a necesitar lo siguiente:

  • 2 tijeras.

Lo más recomendado serían unas tijeras para niños, aunque no las de seguridad. Pero si no tienes de ese tipo no hay problema alguno.

Procedimiento:

  1. Abre las tijeras completamente, pero asegúrate de no tocar el filo de las cuchillas, tómalas en todo momento desde el mango.
  2. Inserta las cuchillas en la mitad del corcho. Para ello debes aplicar solo un poco de presión y con cuidado, la cuchilla debe llegar hasta la mitad del corcho.
  3. Sujetando con fuerza el mango de las tijeras, debes comenzar a girarlas mientras vas tirando de estas. El corcho saldrá junto con la cuchilla en caso de que la hayas insertado bien, o al menos este saldrá lo suficiente como para que puedas sacarlo con tus propias manos.

Debes tener cuidado al momento de insertar las tijeras en el corcho, pues si aplicar mucha fuerza es posible que sin querer termines empujando el corcho al interior de la botella de vino.     

¿Descorche de una botella de vino con clavos y un martillo?

¿Descorche de una botella de vino con clavos y un martillo?

Aunque no lo creas, otra gran herramienta para descorchar una botella de vino y sin sacacorchos, es usando clavos y martillo.

Vas a necesitar los siguientes aditamentos:

  • 3 clavos grandes.
  • 1 martillo.

No te preocupes si no cuentas con clavos grandes a la mano, aunque lo ideal es que los clavos atraviesen el corcho hasta la parte inferior de este. Además asegúrate de que limpiar los clavos antes de comenzar o podrían echar a perder el vino.

Procedimiento:

  1. Para comenzar debes colocar los clavos sobre el medio del corcho. Debes dar suaves martillazos, los clavos tienen que estar juntos. Martilla asegurándote de que los clavos permanezcan siempre rectos y en una línea, uno junto al otro.
  2. Con  el lado opuesto del martillo sujeta los clavos, sujétalos bien para que ninguno se pueda salir.
  3. Sujeta con fuerza la botella de vino con una mano mientras que con la otra tiras del martillo con los clavos. Para esto puedes pedir un poco de ayuda. Si el corcho no sale al primer intento puedes intentar moverlo un poco para que así puedas facilitar su salida. También pues martillar los clavos de forma perpendicular e intentarlo de nuevo.

Ten en cuenta que no debes martillar muy fuerte o podrían caer algunos residuos de corcho sobre el vino.