Quantcast

Cómo salir de una hipoteca compartida

¿Es posible salir de una hipoteca compartida? Aunque sea un proceso un poco complejo, es posible saldar los trámites correspondientes.

La hipoteca compartida o no, es un contrato en el que un deudor deja un bien como garantía a un acreedor, que es quien le está realizando un préstamo. Así, si el deudor no llega a pagar su deuda, el acreedor podrá solicitar la venta del bien hipotecado para así poder cobrar lo que le deben.

Generalmente una hipoteca se aplica sobre inmuebles (casas, locales, terrenos). Aunque esto no es obligatorio pues la hipoteca compartida o no se pueden aplicar para otros bienes, como coches, joyas, obras de arte y parecidos.

LEA TAMBIÉN: QUÉ ES MEJOR, HIPOTECA FIJA O VARIABLE

En el procedimiento cuando algún bien ha sido hipotecado, este permanece bajo el poder del deudor. De esta forma, en caso de que alguien desee hipotecar su casa, no tenga que abandonarla hasta que salde su deuda con el acreedor.

Aunque si el deudor no paga la deuda, el contrato de hipoteca establece que el acreedor estará en pleno derecho de poder solicitar la venta del bien hipotecado. Para ello se realiza una subasta pública, ya que no está permitida la venta directa del bien. Una vez subastado el bien, el acreedor podrá cobrar la deuda.

En caso de que sobre dinero, podrá dejarlo para los demás acreedores (de ser el caso) o incluso al deudor.

Puntos a tener en cuenta sobre una hipoteca compartida o no

Puntos a tener en cuenta sobre una hipoteca compartida o no

El proceso para pedir una hipoteca compartida o no, debes recopilar previamente toda la información disponible para no dar ningún paso en falso. Desde luego es importante reunir  todos los requisitos a cumplir para que las entidades bancarias procedan con la evaluación y aceptación del proceso.

En el transcurso de solicitar una hipoteca compartida o no, es importante que se conozca la situación del mercado hipotecario. Las razones son concretas, es necesario buscar, comparar y desde luego estudiar las ofertas de las entidades bancarias.

En el proceso, es necesario que como compradores procedamos a evaluar en qué tipo de préstamo hipotecario se adapta mejor a los requerimientos. Deben ser capaces de hacer frente a los pagos periódicos, el plazo de amortización, ver cuales son nuestros ahorros y añadir unos márgenes para gastos imprevistos.

Aunque suena un proceso sencillo, se recomienda que los ciudadanos conozcan la cuota de endeudamiento. Además, tenga en cuenta que esta no puede superar el 30-35% de los ingresos netos del titular.

El proceso para solicitar una hipoteca no es tan complejo, siempre y cuando tengamos claro cuáles son los procedimientos correctos y documentación. También es sumamente importante que tengas en cuenta el tema de comparación.

Al consultar con diferentes ofertas de préstamos hipotecarios de distintas entidades o de una misma entidad se pueden establecer diferencias y comprender mejor lo que ofrecen.

¿Qué sucede si quiero salir de una hipoteca compartida?

¿Qué sucede si quiero salir de una hipoteca compartida?

Gran parte de los casos de hipoteca compartida se presentan cuando una pareja decide tomar las riendas del trámite en conjunto. Pero cuando deciden finalmente separarse (divorcio) el tema es más complejo aún.

Las opciones que tiene una pareja en proceso de divorcio para salir de una hipoteca compartida son tres. Vender la propiedad y cancelar la hipoteca, negociar una dación en pago con el banco o realizar una novación hipotecaria en favor de uno de los miembros de la pareja.

Si finalmente se decide saldar el capital de la hipoteca compartida con lo que se recaude tras la venta del inmueble , podría ser la más ventajosa para ambas partes. Pues ambos involucrados quedan liberados de la carga hipotecaria y de la vivienda, de esta manera pueden comenzar de nuevo.

Si en caso que en la transacción la venta de la casa sea mayor a la hipoteca más los gastos, los involucrados pueden tener rentabilidad en la operación. Sin embargo y de acuerdo a los especialistas, no es una opción económica en cuanto a temas fiscales.

Además de eso el proceso de venta de la vivienda suele tardar , así que el tema de la hipoteca compartida se extiende y por ende el proceso de separación no llega a su fin.

Una de las partes se queda con el inmueble

Una de las partes se queda con el inmueble

Otra opción para salir de la hipoteca compartida es que uno de los involucrados se quede con el inmueble en común. Si esta es la decisión, se debe proceder a efectuar el cambio de titularidad de la propiedad y de la hipoteca a favor de uno de los involucrados.

Ambas estarán en manos de uno de los involucrados , pese a que se debe abonar una contraprestación a la otra parte. Esto como compensación por pagos mensuales de la hipoteca efectuados conjuntamente durante la unión. En términos fiscales es mucho más económico.

Solo se requiere contar con la aprobación del banco para realizar novación de la hipoteca.

Asimismo, las partes se pueden sentar a negociar con el banco para intentar que se quede con la vivienda a cambio de saldar la deuda hipotecaria. Es decir, acordar con la entidad una dación en pago.