Quantcast

Pechuga de pollo: la receta que solo te cuesta 1,50 euros por persona

El pollo es un alimento básico en la gastronomía de todos los menús del mundo; con esta ave pueden prepararse los más versátiles platos y su carne está recomendada por su bajo contenido de grasas y su alto aporte de proteínas y vitaminas.

Esta carne es realmente económica en comparación de otras y a la hora de comprarla puedes ahorrar un montón. Por ejemplo al comprar el pollo por piezas, el costo se eleva un poco, pero si lo compras entero, resulta mucho más económico y trocearlo en casa es más fácil de lo que crees.

Puedes optar por comprarlo entero y trocearlo en casa y ahorrarte unos buenos euros, pero además si preparas recetas sencillas como la que voy a presentarte, ahorrarás mucho más mientras degustas de un plato de calidad.

Pechugas de pollo a la Villeroy un plato económico y delicioso

Pechuga de pollo: la receta que solo te cuesta 1,50 euros por persona

El plato que te presento es todo un manjar de tradición francesa, y aunque su nombre se deba al Marqués de Villeroy, es un plato sencillo de fácil y rápida preparación que no sale para nada costoso y que puedes disfrutar calculando un gasto promedio de 1,50 euros por persona.

Las pechugas de pollo a la Villeroy, consisten en unas magras pechugas de pollo preparadas en una salsa bechamel muy particular a la que se le añade queso y claras de huevo. Esta salsa otorga una cremosidad sencillamente rica a las pechugas y les da un toque fantástico de sabor sin una gran inversión. 

Para hacer el plato aún más económico, puedes de hecho obviar añadir queso y así disminuir aún más su precio. La salsa bechamel es sumamente rica y en cualquier plato en el que se encuentre presente, añade elegancia, sabor y una cremosidad inigualable.

La receta más deliciosa y económica para unas ricas pechugas de pollo, así se hace

pechuga

Este plato tiene una característica especial relacionada con las pechugas; si las pides directamente en la carnicería, solicita que te hagan filetes no muy finos. Esta receta requiere de filetes de pechuga de pollo algo gruesos para que queden jugosos en su interior al momento de cocerlos.

Comienza por salpimentar 8 filetes de pechuga de pollo y pásalos por una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. (Este paso es importante, ya que al ser las pechugas un poco gruesas, deben cocerse antes de la cocción final) Cocina los filetes vuelta y vuelta hasta que se hagan hechos por fuera y jugosos por dentro. Retíralos del fuego y resérvalos.

Al tener listos los filetes de pollo, el siguiente paso es preparar la salsa. Es necesario que la salsa quede sin grumos, sin embargo en caso de que quede algún grumo, te invito a saber  cómo solucionar los grumos presentes en una salsa bechamel.

La salsa bechamel, el toque de majestuosidad para las pechugas

bechamel

Preparar la salsa bechamel para las pechugas de pollo a la Villeroy es muy sencillo, para ello se prepara la salsa tradicional y se le da más cuerpo y cremosidad con una clara de huevo bien batida y una cucharada de queso rallado que le añade un sabor espectacular (puedes obviar el queso y reducir así el costo)

Agrega 400 ml de leche en una olla y llévala al fuego hasta que esté caliente, no hace falta que la leche hierva, solo se procura calentarla para evitar que se formen grumos. En otra olla aparte coloca 50 gramos de mantequilla y llévala a fuego hasta que se derrita, en ese momento incorpora 75 gramos de harina de trigo previamente cernida.

Una vez formado el roux, comienza a verter poco a poco la leche y continúa mezclando con la ayuda de un batidor de alambre hasta formar la salsa bechamel. 

Como vez el método de preparación es tal como el de la salsa tradicional, solo que en el momento de estar lista, debes retirarla del fuego y añadir 75 gramos de queso rallado y batir enérgicamente hasta que se derrita. Para finalizar bate una clara de huevo (sin llegar al punto nieve) e incorpórala a la salsa.

Armado de las pechugas de pollo a la Villeroy 

Pechuga de pollo: la receta que solo te cuesta 1,50 euros por persona

Lista la salsa ya es el momento de armar las pechugas: Coloca en un plato las pechugas de pollo que ya habías cocido y úntalas completamente con la salsa, cubre muy bien ambas caras y lleva las pechugas a la nevera por al menos 1 hora para que la salsa tome cuerpo y cuaje sobre las pechugas de pollo.

Transcurrida la hora para que reposen, coloca aceite de oliva virgen extra en una sartén a calentar y retira las pechugas de pollo de la nevera, pásalas por harina de trigo, huevo batido y finalmente por pan rallado. Verifica que estén bien rebozadas y llévalas a freír a la sartén hasta que se vean doraditas por toda su superficie.

Retira los filetes de la sartén y colócalos en un plato cubierto de papel absorbente para que destilen el exceso de aceite que puedan tener.

Estas pechugas de pollo a la Villeroy son sumamente sencillas de hacer, económicas y muy deliciosas. El resultado serán unos filetes de pechuga dorados por fuera y deliciosamente cremosos por dentro. Lo mejor de todo es lo económica que resulta la receta, pues está preparada con ingredientes que tienes en casa.

Puedes acompañar estas deliciosas pechugas de un arroz blanco preparado rápidamente en microondas y ahorrarte no solamente unos cuantos euros, sino también una buena cantidad de tiempo.