Quantcast

Cómo reclamar a la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) es una organización de consumidores, considerada como la más importante de España. Esta institución forma parte de los principales organismos de representación internacional de los consumidores.

La OCU es parte de los organismos de representación internacional junto con las asociaciones de consumidores de Bélgica. También de Italia, Portugal, Francia, Luxemburgo y Brasil integran el grupo Euroconsumers.

LE PUEDE INTERESAR: SALMOREJO: ESTOS SON LOS MEJORES DEL SUPERMERCADO SEGÚN LA OCU

Esta institución se caracteriza por estar plenamente orientada al servicio del consumidor y de sus socios. A su vez se encarga de prevenir y hacer seguimientos a casos de fraude en cualquiera de sus formas.

OCU se encarga de verificar que la información que ha sido facilitada al consumidor sea verídica y fiable.

A modo general, es uno de los responsables de concienciar al conjunto de la sociedad sobre todo lo relativo al consumo.

De hecho, el concepto principal de OCU es siempre responder ante los requerimientos Es preciso tener en cuenta que al consumidor le interesan varios puntos a la hora de adquirir un producto o servicio. Por ejemplo la calidad, el precio y la autenticidad.

Como toda una organización completa, la OCU se encarga del análisis comparativo de distintas marcas comerciales. Estudios periódicos sobre la cesta de la compra. También se hace cargo de las denuncias en los tribunales sobre actividades fraudulentas.

Otro dato es que también se encarga de realizar encuestas de satisfacción a los clientes que reciben un servicio determinado. Y también en campañas informativas en los medios de comunicación.

¿Qué pasa si tengo un problema y requiero reclamar ante la OCU?

¿Qué pasa si tengo un problema y requiero reclamar ante la OCU?

OCU también tiene una opción para todos aquellos socios y consumidores que tengan un inconveniente. A través de una hoja de reclamaciones , la que es básicamente un derecho que disponen todos los individuos que sienten que aquello que han adquirido, producto o servicio, no es como se les había prometido.

Por esta razón la OCU pone a disposición una hoja de reclamos para que realices sus quejas de forma correcta. Puedes consultar más detalles en la página oficial.

De acuerdo a los pasos citados en la página oficial de la OCU, para que un ciudadano pueda realizar la denuncia, debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Primero intentar llegar a un acuerdo amistoso con el vendedor, el suministrador de servicios o el responsable. Si no hay una solución, puedes pedir la hoja de reclamaciones. Están obligados a facilitártela gratuitamente.
  • En caso que no te la den, puedes llamar a la Policía Local para que quede constancia del hecho. En el caso de que la empresa fuera online o no tiene un lugar físico al que acudir, llama a su servicio de atención al cliente. Si no se soluciona y quieres poner una reclamación, descárgate el impreso oficial a través de la página web de la Dirección General de Consumo de tu Comunidad Autónoma.

¿Cómo manifestar el descontento en la hoja de reclamaciones?

¿Cómo manifestar el descontento en la hoja de reclamaciones?

Ahora bien en caso que sigas adelante con la reclamación, ten en cuenta los pasos que expone la OCU.

Rellena la hoja de reclamaciones. Debes de forma clara y concisa el motivo de tu queja, lo que solicitas y la fecha. El impreso es autocopiativo y consta de tres hojas. Una es para el establecimiento o reclamado, otra para la Administración y otra es para el consumidor. Así que fírmala y entrega la copia correspondiente al establecimiento reclamado.

Entrega  el impreso correspondiente de manera presencial, telemática o por correo a la Oficina Municipal de Información del Consumidor (OIMC)o a la Dirección General de Consumo de tu Comunidad.

Esto deberás acompañarlo junto con fotocopias, no originales, de cualquier documento, presupuesto, contrato, factura o certificados de garantía que consideres importante como prueba del hecho. 

Facilitar acuerdos. La Administración de Consumo correspondiente estudiará el caso y tomará cartas en el asunto. Se pondrá en contacto con la empresa para facilitar llegar a un acuerdo. Si no lo consigue, la Administración comprobará si la empresa ha incumplido alguna normativa de consumo y si es el caso, abrirá expediente iniciando un procedimiento sancionador que suele acabar en una multa. 

Es preciso tener en cuenta que solo poner la hoja de reclamaciones no garantiza que vayas a ser indemnizado.

Arbitraje de consumo. Si pasado un tiempo prudencial no hay respuesta, el siguiente paso es acudir a Arbitraje de Consumo.

El arbitraje es gratuito y su fallo será vinculante, es decir que aquello que decida, equivaldrá a una sentencia judicial. Pero solo podrá hacerlo si la empresa reclamada está de acuerdo o está adherido a arbitraje.

En este punto, la OCU recomienda que antes de adquirir algún producto o servicio realices una consulta sobre si se está en la lista de establecimientos adheridos a arbitraje para evitar futuros problemas.

Cualquier información o duda extra sobre los procedimientos , te recomendamos que visites la página oficial de la OCU.