Quantcast

Cómo ahorrar luz en verano

¿Ahorrar luz en verano? Y es que el simple hecho de leer la palabra ahorro y verano ya se complica un poco. Puesto que es precisamente en el verano, la estación del año cuándo más energía se consume.

Este gasto de luz y las facturas altas, corresponde a la ola de calor que se padece en esta estación del año. Y esto ocasiona que los ciudadanos utilicen de forma excesiva el aire acondicionado y ventiladores y por ende las facturas de energía eléctrica incrementan.

LEA TAMBIÉN: FACTURA DE LA LUZ: APPS QUE TE AYUDAN A AHORRAR UNA PASTA

Los altos precios en factura de la luz solo responden al uso excesivo de energía y muchas veces de forma inconsciente la gastas.

En los últimos años la cantidad de electrodomésticos y equipos desarrollados para facilitarnos la vida han ido en aumento, pero con ello viene también el incremento en los niveles de energía necesaria para mantenerlos en funcionamiento.

Esto no es solo un problema que puede afectar tu bolsillo, también lo es para el ecosistema. El desarrollo de nuevas tecnologías ha comenzado a generar el desgaste de los recursos naturales.

Afortunadamente existen varias opciones para ahorrar en la factura de luz , sin importar cuán caluroso sea el verano. Pues a continuación te mostraremos varias opciones para ahorra dinero, y evitar gastos innecesarios de luz.

Ahorrar luz sin desesperarse en plena ola de calor

Ahorrar luz sin desesperarse en plena ola de calor

Antes de conoces cuáles son los métodos de ahorro en pleno verano, es necesario que tengas en cuenta que el gasto de luz puedes estar haciéndolo de forma indirecta. Esto significa que muchas personas consideran que si no usan un electrodoméstico no supone un gasto de luz.

Pero aunque no lo creas, la factura de la luz se eleva gracias a los equipos que, pese a no ser usados, están consumiendo energía mientras permanecen conectados.

Es precisamente por estos equipos que la frase popular de “apagar lo que no se usa” tiene mucha realidad. Pues a simple vista pareciera ilógico que un electrodoméstico sin usar consuma energía. Pero en parte de los altos costos de factura de la luz es gracias a ellos.

Los equipos stand-by son aquellos que a pesar de estar apagados, continúan absorbiendo energía. A esto se le conoce como consumo silencioso y puede salirte más caro de lo que imaginas.

Entre estos electrodomésticos suelen ser los televisores, los ordenadores, microondas, cocinas eléctricas y algunos más. Es por ello que si deseas ahorrar dinero en la factura de la luz, luego de usarlos, lo mejor es desconectarlos.

Dile adiós al gasto innecesario de energía y ahorra dinero

Dile adiós al gasto innecesario de energía y ahorra dinero

De acuerdo a los tips de las compañías ‘Gana Energía’ y de ‘Bulb’, podemos ahorrar luz, más de lo que imaginamos reduciendo además la huella de carbono.

Tome nota de los siguientes consejos:

  • Aprovechar la luz natural. Estamos en verano y los días son más largos, por lo que podemos reducir el consumo de la luz artificial.
  • Ventiladores de techo o de pie. No siempre es necesario echar mano del aire acondicionado, uno de los electrodomésticos que más eleva la factura eléctrica. Los ventiladores generan corrientes de aire y refrescan la casa si se colocan en ventanas enfrentadas expulsando el aire caliente.
  • Ventilación del hogar. Es recomendable ventilar la casa en las horas de menor temperatura, como las primeras horas de la mañana o durante la noche, así como aislar puertas, ventanas y suelos de la casa para mantener un clima agradable en el interior de la vivienda.
  • Otras opciones como bajar las persianas y cortinas durante las horas más calurosas del día o instalar toldos en las ventanas, también ayudarán a mantener más fresca la casa.
  • Si se utiliza el aire acondicionado* Intenta que esté situado en un lugar con sombra y ventilado para evitar que se caliente. La temperatura idónea es de entre 24 ºC y los 26 ºC, y se recomienda programar el aparato para que se apague solo mientras dormimos.

Consejos extras para ahorrar luz

Consejos extras para ahorrar luz
  • Evita mantener el refrigerador abierto por demasiado tiempo.
  • No llenes la lavadora a su máxima capacidad, lo mejor es que laves con agua fría y media carga, además de no hacerlo muy seguido.
  • La secadora por otra parte es mejor llenarla lo más posible , así evitas los programas de extra secado. De ser necesario tiende la ropa y sécala al aire libre (como dato de extra ahorro).
  • En cuanto al uso de lavavajilla es recomendable usarlo cuando haya demasiados platos por lavar, pues así también se ahorra en agua. Si la cantidad de platos es reducida puedes obviar el lavavajillas y lavarlos  con agua fría, de esta manera evitas el uso de agua caliente y más ahorro en factura de la luz.
  • Las cocinas más recomendables son las que cuentan con placa de inducción.
  • Con respecto al horno, lo mejor es usarlos lo menos posible. Recurre al microondas como alternativa. Pero si su uso es sumamente necesario, lo mejor es que lo uses para cocinar varios platos. Además evita abrirlo lo más posible mientras está en sí no se escapará el calor.