Quantcast

Cómo plantar margaritas

Plantar margaritas es sumamente sencillo, además que son las favoritas de las personas porque suelen florecer más rápido.

Las margaritas son populares ya que tienen una belleza sencilla, pero vistosa, y es perfecta para decorar todo tipo de jardines. También son ideales para deslumbrar en terrazas y espacios abiertos

Se dice que plantar margaritas no lleva mucho esfuerzo, además, suelen ser resistentes y todo terreno. Por lo tanto no es un tipo de planta que deba tener ciertos cuidados minuciosos para que florezca, ya que es sumamente sencilla,práctica y se da básicamente que en un suelo bien preparado.

LE PUEDE INTERESAR: CLAVES PARA DECORAR TU JARDÍN O TERRAZA ESTE VERANO

Cuando florecen las margaritas es en la época de floración va de primavera a otoño. De hecho, según cuenta la historia para los pueblos Germánicos antiguos, el florecer de las margaritas anunciaba la llegada del dios Balder.

Balder es conocido como el dios de la luz, y se decía que gracias a este se despejaba los cielos e iluminaba los días para dar paso al verano.

Así que es sumamente sencillo, fácil y rápido de plantar, por lo tanto cualquiera puede tener margaritas en su jardín. Así que a continuación te mostraré los pasos a seguir para que puedas plantar margaritas, rápido y sencillo.

¿Cómo obtener un jardín repleto de margaritas?

¿Cómo obtener un jardín repleto de margaritas?

Aunque es sumamente sencillo y se da en cualquier lugar, se recomienda que las margaritas sean plantadas cuando las temperaturas empiezan a sobrepasar los 15 grados. Es decir, a finales del invierno y principios de la primavera.

Hay que buscar el momento en el que el tiempo es cálido, pero no seco. Si se hace en otoño o en pleno invierno, se corre el riesgo de que se congele y no llegue a germinar las margaritas.

Ahora bien, luego que ya tengas en claro que debes tener una temperatura adecuada, es tiempo de conoces los tipos de plantación de margaritas.

Existen diferentes formas de plantar margaritas, pero las principales son tres: plantación por división de matas, por siembra directa de semillas o por esqueje.

  • Plantación por división de matas. Esta es la forma más sencilla de plantar margaritas. Consiste en separar hijuelos de la planta (una parte de las hierbas que crecen alrededor) y plantar esas matas en una tierra fértil y bien drenada.

Estas deben contar con un riego abundante, pero no excesivo, y luz solar directa durante buena parte del día.

  • Siembra directa de semillas. En caso que prefieras sembrar las margaritas por semillas, lo primero que debes hacer es preparar el suelo en el que vas a plantarlas. Lo ideal es que sea una tierra arcillosa, aunque no es fundamental ya que las margaritas crecen bien en cualquier tipo de terreno.

Además, debes prestar especial atención al drenaje: si las plantas van directamente al suelo, haz una mezcla de arena y sustrato. Pero si las vas a poner en macetas, coloca en el fondo una base de grava o tierra volcánica.

Datos para la siembra de margaritas

Datos para la siembra de margaritas

Luego que tengas en cuenta los puntos anteriores, es tiempo de seguir con la siembra de margaritas.

  • En su lugar, comienza las semillas en macetas en otoño o primavera y divídelos a principios de primavera o finales de verano.
  • Afloja el suelo a una profundidad de 12 a 15 pulgadas y mezcla una capa de compost de 2-4 pulgadas.
  • Separa cada planta a una distancia de 1 a 2 pies y comienza a cavar un agujero que sea el doble del diámetro del recipiente.
  • La bola de la raíz debe estar nivelada con la superficie del suelo.
  • Rellena con tierra y apisona para reafirmar la tierra.
  • Riega a fondo.
  • Cada 3-4 años, divide las margaritas a principios de primavera o verano.

Listo,un jardín repleto de margaritas.

Consejos que salvan

Consejos que salvan

Como datos extras para el cuidado no solo de las margaritas, sino de las plantas del jardín en general. Toma en cuenta el uso de fertilizantes naturales y caseros.

Muy pocos consideran que los fertilizantes caseros pueden hacer crecer las plantas y que estas den grandes frutos, pero la verdad es que son sumamente beneficiosos. Además que permiten aprovechas todos los residuos orgánicos, estos fertilizantes pueden:

Aumentar la actividad microbiana del suelo.

• Recuperar la materia orgánica del suelo, mientras que favorece la retención de nutrientes y permite la fijación de carbono en el suelo. También mejora la capacidad de absorber el agua.

• Suelen necesitar menos energía para su elaboración.

Los fertilizantes caseros además de naturales y aportar todos los nutrientes que las plantas necesita, son bastantes económicos y muy sencillos de realizar. Así que toma nota de las opciones que te daré a continuación.

Algunos nutrientes químicos en el suelo son estables (fósforo) mientras que otros se pierden o se consumen muy fácilmente (nitrógeno). Por ello es que si piensas comenzar con un huerto, es necesaria la aplicación básica y suficiente de nutrientes para iniciar.