Quantcast
viernes, 30 julio 2021 16:36

3 jugadores que penden de Gareth Bale para seguir en el Real Madrid

En el Real Madrid las cosas parecen algo paralizadas con respecto a fichajes y salidas y es que hasta aquellos como Gareth Bale, que parecía que iban a salir, se estaría sopesando la posibilidad de que se quedaran en el equipo. Con un final de temporada tan malo, pues pese al esfuerzo del equipo para llegar con vida a la última jornada de la LaLiga Santander y clasificar a las semifinales de la Champions League, la realidad es que no ganaron ni un solo título; al ver ese panorama es obvio que la campaña se debe catalogar como pésima. Por ese motivo Florentino Pérez comenzó a decir que se darían cambios importante; sin embargo, la pretemporada ya arrancó y el mercado de fichajes está en su apogeo, pero el conjunto merengue está muy tranquilo sin casi moverse en búsqueda de esos elementos que mejoren la plantilla.

Entre las salidas solo la de Sergio Ramos cuenta como la más importante; pero en lo referente a las llegadas nada más David Alaba ha supuesto una mejora. No obstante, el equipo tendrá algunos refuerzos con los futbolistas cedidos que regresan a la disciplina blanca para ponerse a disposición de Carlo Ancelotti. De hecho, con la llegada del italiano la esperanza se ha difundido en todo el lugar, pues con Zidane parecía que había muchos condenados y el nuevo entrenador luce con ese aire de que ha llegado para salvarlos. Claro que en ese lote se podría contar a jugadores como Marcelo o Isco que tienen casi convencido a Ancelotti para quedarse, cuando hace poco era todo lo contario. Aunque el caso que más llama la atención es el de un Bale en el que la confianza es extrema y cuya permanencia dificulta mucho las cosas.

Con el Brexit hay un serio problema

Bale ahora ocupará plaza de extracomunitario

No solo por el hecho de que deportivamente el galés sea una incógnita total; porque a pesar de sus buenos números en la Premier League con el Tottenham, con esos 16 goles y las tres asistencias, realmente no se sabe si pueda emular eso en el Real Madrid. Además de las dudas que genera en la cancha, también representará un problema burocrático y todo por el Brexit que lo coloca como extracomunitario. En la temporada 2019-2020 se tomó una medida especial y los únicos dos casos en LaLiga Santander (Bale y Trippier) quedaron exentos; pero ya para esta campaña si ocupan su lugar como ciudadanos que no forman parte de la Unión Europea; así que de quedarse Bale, este representará un problema para el Madrid más allá de lo deportivo. Con lo que pueda hacer en la cancha no hay dudas para Ancelotti, pues confía en él.

La relación entre el italiano y Bale es magnífica y al ver lo que hizo con el Tottenham sabe que lo necesita para el Real Madrid. Ese olfato goelador tan increíble del británico no lo tienen muchos y en el equipo blanco solo Benzema se ha convertido en garantía de gol; porque incluso ni cinco jugadores unidos hacen la misma cantidad de tantos que el galés la campaña pasada. Con esos números, Ancelotti ha decidido quedárselo; pero con esa elección ha condenado al equipo a un importante dilema, pues las plazas de los extracomunitarios ya están llenas y si Bale va a quedarse seguro, uno de los que ocupa ese lugar tendrá que marcharse del Madrid esta campaña. Lo cierto es que el galés ha cambiado los planes y ahora hay tres brasileños que quedan al borde del abismo por su culpa.

Bale tapa a los tres brasileños

Gracias al galés uno de ellos se irá

Gracias a la decisión de Ancelotti, tanto Vinicius Jr., Eder Militao y Rodrygo Goes quedan señalados como el grupo de los perjudicados por Bale. Los tres brasileños eran los que ocuparon plaza de extracomunitario la temporada pasada en el Real Madrid y tal como se apuntaba desde todos los sectores, lo mismo sucedería en esta. No obstante, la salida de Zidane y el arribo del técnico italiano cambió todos los planes, pues él si quiere contar con Bale y al hacerlo solo quedarían dos puestos disponibles. Antes la decisión ya estaba más que tomada, pues en esa posición se encontraba un Takefusa Kubo que saldría cedido; ahora todo lo cambio el galés. Por supuesto que el japonés saldrá, pero junto al él lo tendrá que hacer uno de estos brasileños que contarán con esta pretemporada para convencer a Ancelotti de que merecen quedarse.

Todos tiene con que justificar su permanencia, aunque la elección queda en manos de un entrenador que deberá evaluar bien la situación y lo que necesita el equipo. Con Vinicius tiene desborde y velocidad, pero no obtiene gol ni buena toma de decisiones; el caso de Rodryo es lo contrario, porque si bien tiene un poco más de gol que su compatriota, este no tiene atrevimiento y su irregularidad lo condena; y al final queda un Militao que de todos es el que podría decirse que está más seguro, pues la salida de Sergio Ramos y, sobre todo, su espectacular cierre de campaña, lo han hecho ganarse un lugar como hombre clave en la defensa. Pese a que todo parezca apuntar a que Rodrygo tendrá que ser cedido, todo dependerá de lo que vea Ancelotti y todo para encajar a un Bale que estaba casi fuera.