Quantcast

Galicia reúne a su comité asesor pero no toma más medidas pese subir los casos

Galicia multiplicó más que por dos el número de casos activos en la última semana, al pasar de los 3.670 del pasado viernes a los 8.319 de esta jornada y, solo en los últimos tres días, se han sumado 3.205 contagios detectados nuevos. En este escenario y tras la reunión del comité clínico el martes, que decidió como medida reducir a diez el número de personas máximo por grupo en hostelería y extender la PCR a todo el ocio nocturno, la Xunta volvió a reunir a su comité asesor, pero no tomó ninguna decisión.

Las medidas adoptadas el martes y comunicadas en rueda de prensa el miércoles también supusieron la revisión de los niveles de los ayuntamientos pasando a nivel alto varios de la comarca de O Salnés, pero no la localidad turística de Sanxenxo, que pese a tener la misma incidencia de casos (más de 500 a 14 días) y situarse en la misma área sanitaria (es decir, igual presión hospitalaria), se dejó en el nivel medio de restricciones con «especial vigilancia». En la propia rueda de prensa se dijo que tenía los datos propios del nivel alto, pero «muy en el límite».

Esto supuso las quejas de regidores de la zona, incluido el de Vilagarcía y presidente de la Fegamp, Alberto Varela, que solicitaron que las decisiones fuesen homogéneas en los casos iguales y pidieron que se revisase la situación.

El comité clínico del martes diseñó un nuevo modelo matemático para relacionar la incidencia de casos con la presión hospitalaria y el nivel de las urgencias que permite a ayuntamientos que tienen más casos acumulados que en momentos de más baja vacunación se mantengan en escalas bajas del semáforo de restricciones.

Este sistema que se aplicará ahora es «variable» y se ajustará practicamente a diario, según confirmó la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán. Sin embargo, preguntados expresamente en la rueda de prensa, las autoridades sanitarias no quisieron aclarar el criterio concreto usado el pasado martes para las decisiones que se adoptaron.

INCREMENTARON POSITIVOS

Fuentes de la consellería que dirige Julio García Comesaña han explicado a los medios este viernes que se analizó la situación actual y «se comprobó que hay ayuntamientos, sobre todo en la comarca de O Salnés, que incrementaron los positivos», por lo que «quedan como están» hasta revisión el próximo martes, que se volverá a reunir el comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia.

Las mismas fuentes han explicado que «siguen preocupando los incrementos» de contagios entre la gente joven, por lo que han hecho un nuevo llamamiento a que «acudan a los cribados». También piden a las personas que tengan una PCR positiva que «ayuden» en el trabajo de rastreo para controlar los brotes.

SIN DECISIONES

En las últimas horas, el sector de la hostelería se mostró partidario de incluir la obligatoriedad de PCR negativa o certificado de pauta vacunal completa para las zonas de mayor incidencia si esto podía evitar nuevos cierres.

Además, encima de la mesa se han puesto otras opciones y las autoridades sanitarias han lanzado mensajes de que podrían endurecerse las medidas en próximas semanas si la situación epidemiológica sigue disparada y se ven comprometidos también los servicios hospitalarios.

NIVELES DE AYUNTAMIENTOS

En el nivel alto de restricciones, desde este sábado, están Ourense, Barbadás, A Illa de Arousa, Cambados, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y O Barco de Valdeorras.

En este grupo de ayuntamientos la hostelería está cerrada en interior y abierta al 50 por ciento en exterior. El ocio nocturno debe permanecer cerrado.

En nivel medio: Culleredo, Porto do Son, Carballiño, Sarria, A Pobra do Caramiñal, Marín, Pontevedra, Redondela, Vigo, Caldas de Reis, Salceda de Caselas y Boiro.

Además, bajo «vigilancia especial», en este mismo nivel, permanecerán Sanxenxo, Ribadavia y Poio, ya que están «muy en el límite» y, aunque sus valores se corresponden con el nivel alto –ya con los parámetros actuales–, el comité clínico lo ha decidido mantener en este grupo, lo que les permite mantener más aforo, hostelería abierta en el interior y funcionamiento del ocio nocturno, al menos, hasta la próxima revisión.

Concretamente, en el nivel medio de restricciones, el ocio nocturno puede abrir hasta las 3 de la madrugada con la obligación de PCR negativa o certificado de vacunación completo –o de recuperación de la enfermedad en vigor–. La hostelería funcionará con un 30 ciento de aforo interior y un 50 exterior, como hasta ahora.

El resto de ayuntamientos estará en el nivel medio bajo de restricciones, esto es, hostelería con un 50 por ciento de aforo en el interior y un 100 por cien en terrazas. Y desde el martes día 20, será obligatorio también el certificado negativo de covid en el ocio nocturno.