Quantcast

Cómo hacer un balance contable

El balance contable o balance de situación es un informe financiero, que es recogido en un momento determinado del tiempo. Dicho informe muestra la situación económica y financiera de un determinada empresa.

También llamado balance general, este balance es el que otorga información de forma separada y ordenada, de la composición de la empresa en su activo, pasivo y patrimonio neto.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ACTUAR SI APARECE UN TROMBO POR LA VACUNA ASTRAZENECA

El balance contable recoge de forma resumida los bienes, derechos, obligaciones y capital que tiene una organización en un momento determinado. Más allá de ver la evolución de una empresa, funciona para consultar los datos en un momento preciso en el tiempo.

Se dice que la actualización del balance contable es obligatoria como mínimo una vez al año. Es un documento público para todas las empresas, lo cual es bastante importante para posibles inversores de dichas empresas.

Dicho informe es una herramienta casi imprescindible que ofrece información básica de forma rápida. Es decir que es posible ver cuánto efectivo tiene la empresa, la cantidad de deuda contraída o los bienes que dispone.

¿Cuál es la estructura del balance contable?

¿Cuál es la  estructura del balance contable?

Cada uno de los elementos patrimoniales, activo, pasivo y patrimonio neto, representan unos grupos de cuentas contables. Por lo que es muy importante que la suma de ambas partes de el mismo resultado.

El activo, es lo que se posee, el pasivo lo que se debe y el patrimonio neto son los recursos financieros que pertenecen a la empresa.

El activo lo podemos calcular como el pasivo más el patrimonio neto: Activo = Patrimonio neto + Pasivo.

Toda la información que resguarda el balance contable o balance de situación financiera es necesaria y desde luego primordial desde un principio. Debido a que es destinada para conocer y sentar unas bases sólidas sobre las cuales instaurar una empresa estable y bien engranada.

Asimismo, dicho balance general también permitirá ver si la gestión que se está llevando a cabo es positiva o negativa para el negocio y desde luego mostrará la evolución del mismo.

Ahora bien, hablemos de la estructura.

Estructura

Estructura
  • Activo. Es aquel que incluye todas aquellas cuentas que reflejan los bienes y derechos de los que dispone la entidad. Todos los elementos del activo tienen el potencial de traer dinero a la empresa, ya sea mediante su uso, su venta o su intercambio.

El activo tiende a ser situado visualmente en el lado izquierdo del balance.

  • Pasivo. Se dice que es el que refleja todas las deudas y obligaciones económicas que tiene la empresa. Estas deudas permiten a la empresa financiar su actividad y le sirve para pagar su activo.

Son deudas que se mantienen en el presente pero que fueron contraídas en el pasado.

  • Patrimonio neto. Es el que comprende los fondos propios de la empresa, que son todos aquellos elementos que constituyen la financiación propia de la empresa.

Se dice que anteriormente, los fondos propios y el patrimonio neto se consideraban sinónimos. Sin embargo, según los nuevos criterios internacionales el patrimonio neto incluye además otras partidas, como los ajustes contables producidos por errores o cambios de criterio contable.

Datos a tener en cuenta a la hora de la realización del balance contable

Datos a tener en cuenta a la hora de la realización del balance contable

Tenga en cuenta que toda la información se convierte en una base para la toma de decisiones estratégicas en torno al crecimiento del negocio y a mantener su estabilidad. Por lo tanto, el balance contable debe ser lo más acertado posible y tomar como fuente todos los registros financieros del periodo a evaluar.

Se recomienda la realización del balance contable desde el nacimiento de la empresa o la compañía. Ya que este ayudará a detectar los errores y a corregir el rumbo de la organización antes de que se produzcan desajustes más graves hablando económicamente.

El balance contable se hace para analizar el esqueleto de la empresa, pues es el que permite observar desde fuera cuál es el rumbo que ha tomado la empresa en el último año. También es ideal para comparar el proceso con el de años pasados o venideros puede suponer una serie de ventajas que mejor en notablemente los resultados de la empresa.

 para que las sociedades mercantiles puedan mostrar si tienen beneficios o si pierden dinero, y para poder declarar las obligaciones fiscales que tienen al final de cada ejercicio, tienen que llevar la contabilidad según lo que determina el Código de Comercio.

Es precio recordar que los autónomos, solo tienen la obligación de registrar cuáles son los ingresos y los pagos que se hayan generado en el marco de su actividad profesional.

Precisamente son los libros contables donde se registran todas las transacciones de una empresa. Recuerde además que todos los datos forman la base sobre la que se elabora no solo la cuenta de pérdidas y ganancias sino también el balance de situación.