Quantcast

Pimientos rellenos: el truco para que no se rompan al rellenarlos

Preparar unos deliciosos pimientos rellenos es una opción muy rica y nutritiva cuando se quieren consumir alimentos saludables que puedan ser disfrutados por todos. Con estos, los niños pueden ver estimulado su interés en consumir vegetales y para los adultos representan un alimento muy saludable al no contener una cantidad excesiva de carbohidratos.

Los pimientos son ricos en vitamina C y aunque te parezca increíble, el porcentaje de esta vitamina en ellos es superior al que contienen las naranjas.

Es muy frecuente pensar en ellos como una hortaliza, pero no lo son. Los pimientos según su clasificación botánica son considerados como frutas, pues contienen semillas dentro de sí y nacen justo de las flores de la planta, sin embargo a nivel culinario son considerados como verduras. Algo complejo ¿no? 

La definición botánica los clasifica como frutas por la forma en que se producen, mientras que la definición culinaria los establece como verduras, ya que son utilizados a nivel gastronómico como acompañantes de platos salados como ensaladas, guisos, etc.

Más allá de como puedan ser considerados; si como vegetales o como frutas, los pimientos tienen características nutricionales muy amplias que pueden contribuir a mantener un buen estado de salud y sumado a eso son verdaderamente deliciosos.

Si bien se pueden cocinar de las más variadas maneras, una de las formas más ricas de consumirlos es rellenos y al horno. Para unos pimientos rellenos perfectos, son varias las consideraciones y trucos que se deben tener presentes, sobre todo para evitar que se rompan y su presentación sea todo un 10.

Pimientos rellenos trucos para que no se rompan y queden de ‘10’

Cómo asar unos pimientos sin usar el horno

Preparar unos pimientos rellenos perfectos no es nada complicado y si te orientas con esta guía completa que te presento tendrás unos pimientos magistrales y deliciosos. Las bondades de prepararlos rellenos pasan por muchos aspectos; entre ellos, el aprovechamiento de su forma y color.

Aparte de su vistosidad, los pimientos rellenos representan un rico y completo plato, que es nutritivo y sale por completo de lo que tradicionalmente consumimos. Unos pimientos rellenos bien preparados y sin romperse decoran de forma muy vistosa el plato e invitan a devorarlos.

Qué pimientos usar

Pimientos rellenos: el truco para que no se rompan al rellenarlos

Al momento de comprar los pimientos verás todo un desfile de colores, formas y tamaños. Te recomiendo optar por aquellos que sean grandes, como los morrones, italianos o piquillos. No elijas pimientos estrechos pertenecientes a la variedad del chile, estos serán difíciles de rellenar y tenderán a romperse. Escoge también aquellos con piel más bien un poco gruesa, serán más jugosos.

Elige aquellos que sean altos, de entre 8 y 10 centímetros de altura. Elige pimientos carnosos, brillantes y de piel brillante sin manchas o golpes. Cuida elegir los que luzcan muy frescos y que no muestren el más mínimo indicio de descomposición.

Al elegir pimientos carnosos evitarás los riesgos de que se rompan mientras los rellenas y durante la cocción, al ser más gruesos verás que toleran mejor la temperatura. Opta también por aquellos pimientos de color rojo brillante y de tamaño grande; estos serán más carnosos que los demás, serán más jugosos al momento de hornearse y aportarán un rico toque dulzón al plato.

Hablemos del relleno

carne picada

Los pimientos puedes rellenarlos de muchas maneras, sin embargo los rellenos más frecuentes son los de carne picada. Sin embargo también es frecuente utilizar bacalao, mariscos e incluso arroz.

Sea cual sea el relleno que elijas el tamaño de sus componentes es importante. Corta en pedazos muy pequeños la carne, el pescado o los mariscos que vayas a utilizar, de esta manera disminuyes el riesgo de que se rompan y también garantizas que queden perfectamente rellenos, sin espacios vacíos en su interior.

Evita rellenar los pimientos con carnes o mariscos crudos. El tiempo de cocción es diferente entre ellos y quedarán desagradables con un relleno crudo o con un relleno al punto pero pimientos quemados o excesivamente cocidos.

Puedes rellenarlos con pescado en conserva como los clásicos atunes o bonito enlatado, trozos pequeños de jamón y queso o en el caso de dietas vegetarianas, con maíz dulce, y otros vegetales de tu agrado. 

Al momento de rellenar, la jugosidad es necesaria. Añadir al relleno una buena salsa bechamel, tomates fritos o la que tengas a la mano con una buena consistencia dará el toque mágico a los pimientos.

Cómo rellenar los pimientos y evitar que se rompan

pimientos

Tal como te he comentado, un relleno bien picado disminuye los riesgos de romper los pimientos; ahora bien, la técnica usada para rellenarlos definitivamente garantiza un buen resultado.

Puedes cortarlos a lo largo, sin embargo los pimientos rellenos lucen súper atractivos y suculentos cuando se les quita la tapa y se rellenan para luego taparlos nuevamente. Para introducir el relleno ayúdate con una cucharilla pequeña y no rellenes en exceso el pimiento.

Al momento de rellenarlos es preferible que ya los tengas dispuestos en la bandeja en la que los vas a hornear. Al colocarlos deja espacio suficiente entre ellos para que el calor circule entre ellos de forma pareja.

Evita rellenarlos y luego colocarlos en la bandeja; al hacer esto puedes romperlos al tomarlos para colocarlos en la bandeja, pues el pimiento estará más pesado y al estar crudo puede romperse fácilmente.

Tiempo de cocción

abrir el horno frecuentemente

El tiempo de cocción varía según cada horno, sin embargo gira alrededor de los 20 minutos aproximadamente. El horno debe estar a 180° C y antes de introducirlos en el mismo debe estar precalentado.
Con todos estos sencillos trucos evitarás que los pimientos se rompan al rellenarlos y al presentarlos lucirán hermosos y sumamente apetitosos.