Quantcast

Aragonès no irá a la Conferencia de Presidentes y pide que la relación con Madrid sea solo bilateral

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dicho que apuesta por la reunión bilateral con el Gobierno central y no por la Conferencia de Presidentes Autonómicos de este julio para conseguir “decidir” sobre los fondos europeos de recuperación.

Ha respondido de este modo durante su intervención en la sesión de control al presidente de la Generalitat en el pleno del Parlament, al ser requerido por el líder de la oposición, el socialista Salvador Illa, para que ocupara su asiento en la reunión de presidentes autonómicos.

Illa ha reprendido al presidente por considerar que está haciendo “las cosas a medias, con el ‘voy pero no voy’ o el ‘voy pero que no se note'”, en referencia a las últimas visitas del Rey a Cataluña, en las que Aragonès no ha participado de la recepción al monarca en los actos pero sí en algún encuentro y reunión posterior dentro del mismo evento.

Por eso, le ha insistido en que vaya a la reunión donde considera que puede alcanzar acuerdos y compartir estrategias con presidentes como el de la Comunidad Valencia o la de Baleares, además de defender los intereses de los catalanes sobre el reparto de los fondos europeos: “La política de las sillas vacías no ha dado buenos resultados en ningún lado, tampoco en Cataluña”.

Illa ha aclarado que considera muy importantes las relaciones bilaterales que la Generalitat pueda tener con el Gobierno y que las apoya, pero ha insistido en que eso no excluye las relaciones multilaterales: “Deje de ser el Govern para medio país y deje de ser un presidente a medias”.

En respuesta al dirigente socialista, Aragonès ha reiterado que no acudirá a la conferencia que se prevé para julio en Salamanca y ha defendido que con su decisión no implica que deje una silla vacía, sino que ocupa solo las “sillas efectivas”.

El presidente catalán se ha conjurado para conseguir la cogobernanza efectiva de esos fondos: “Lo que no podemos encontrarnos es en la centralización en la que no hay información de las convocatorias y en la que se decide desde lo Ministerios y en la que nosotros simplemente hagamos aquí de oficia de tramitación”.

“La Generalitat no es una oficina de tramitación. La Generalitat tiene que poder decidir también en el ámbito de fondos europeos, porque nos jugamos el futuro de la industria, el futuro de una economía próspera y compartida y el futuro digital y verde del país. Por lo tanto, lo defenderemos en todos lados, pero sillas efectivas, no sillas vacías“, ha zanjado.