Quantcast

Vara critica las «poses» de los independentistas

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha criticado este lunes que los independentistas viven instalados «en una pose permanente» y ha restado importancia a la ausencia de su homólogo catalán, Pere Aragonès, en la próxima Conferencia de Presidentes que tendrá lugar a finales de este mes. «Él se lo pierde», ha dicho.

Durante su participación en el curso de verano de la Universidad Rey Juan Carlos que organiza la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), Vara ha respondido así al ser preguntado por lo que espera del próximo cónclave autonómico, que tendrá lugar en Salamanca, y al que Aragonés ya ha confirmado que no asistirá.

Vara ha dicho que espera que esa cita vaya «muy bien dentro» aunque luego fuera «nadie» quiera reconocerlo, como dice que ocurrió con todas las conferencias de presidentes que tuvieron lugar durante el estado de alarma derivado del coronavirus.

El presidente extremeño ha minimizado el ‘plante’ de Aragonés al resto de presidentes autonómicos apuntando que «él se lo pierde» pero, a renglón seguido, ha censurado que el independentismo viva en el «figuroneo» de tener «todos los días» una relación «privilegiada» con el Gobierno central.

ES UNA POLÍTICA ANTIGUA

«Eso es una política antigua», ha señalado Vara, quien ha comentado que él viaja todas las semanas a Madrid para reunirse con ministros o secretarios de Estado y «nunca hace publicidad a nada» para contrastar con lo que hacen los líderes independentistas que, a su juicio, «viven instalados en la pose permanente».

En su discurso, el socialista extremeño ha señalado que en los últimos 43 años se ha construido en España un Estado autonómico «sin un proyecto definido» y, por eso, cree que es necesario reformar la Constitución para cerrar el modelo territorial.

De entrada, ha admitido que ve «muy difícil» cualquier acuerdo en este sentido, pero ha remarcado que «la única manera» de intentar poner solución a la crisis política en Cataluña pasa por modificar la Carta Magna. «Esto no se resuelve con una bandera y un himno, es más complicado que todo eso», ha dicho.

Por todo ello, Vara ha insistido en la conveniencia de acabar de construir el Estado autonómico y de que el PSOE y el PP sean capaces de que «las grandes cuestiones no dependan de lo que piensen los independentistas». «Hay cuestiones de país que no pueden depender de cuántos diputados independentistas hay en el Congreso –ha indicado–. Eso, como país, deberíamos hacérnoslo mirar».

REFORZAR INSTITUCIONES «FEDERALIZANTES»

Vara ha defendido, entre otras cuestiones, la necesidad de «probar a gobernar juntos algunas cosas», como la Salud Pública que, según ha confesado, él no habría transferido a las comunidades, como tampoco algunas actuaciones en materia educativa. «No puede haber 17 currículos académicos», ha dicho.

Y, en este punto, ha abogado por reforzar instituciones «federalizantes», como ocurre en países como Alemania, y ha puesto como ejemplo que el Instituto de Salud Carlos III se convierta en una agencia participada por la Administración central y los territorios.

También cree que debe «darse una pensada» al modelo autonómico para que las comunidades no jueguen a la competición entre ellas, singularmente en materia fiscal, porque eso no hace más que aumentar las desigualdades entre territorios.