Quantcast

UP a Escrivá: Hablar de ajuste en pensiones de ‘baby ‘boomers’ es sinónimo de recorte

Podemos ha reivindicado el acuerdo para la revalorización de las pensiones y ha dejado claro que «no comparte en modo alguno» las reflexiones del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, al hablar de «ajustes», que es un «eufemismo» de «recortes».

El coportavoz de la formación morada, Pablo Fernández, ha garantizado en rueda de prensa que Unidas Podemos no va a permitir recortes en las pensiones presentes y futuras, tanto en lo referente al factor de equidad intergeneracional aludido por Escrivá como en lo referente al cómputo de años para calcular la prestación.

Cuestionado sobre el revuelo generado por las declaraciones del ministro, Fernández ha desgranado que «no entran a valorar si fueron un error o no», algo que compete al PSOE, pero sí ha insistido en que no comparte en modo alguno esa reflexión y que su posición es «diáfana»: «no permitir ningún tipo de recorte.

Fernández sí ha celebrado el acuerdo del Ejecutivo con los agentes sociales en materia de pensiones, que supone un paso «fundamental» en la consolidación y cuidado de las prestaciones, al eliminar los aspectos «más lesivos» de la reforma acometida por el PP en 2013.

Fruto del diálogo social, el portavoz de Podemos ha destacado la derogación del factor de sostenibilidad, que implicaba el «empobrecimiento» de los pensionistas, y la revalorización de las pensiones al IPC, además de otras mejoras que repercuten en el colectivo de becarios y en la equiparación en términos de pensión de viudedad a las parejas de hecho con relación a los matrimonios.

FIRMES AL ACUERDO DE GOBIERNO

Por tanto, este pacto supone acercarse al pacto de coalición y al objetivo de Unidas Podemos de que no se produjera ningún tipo de recortes. En este sentido, ha ensalzado el trabajo del exlíder de la formación morada Pablo Iglesias y de los ministros del espacio confederal, que se han mantenido firmes «oponiéndose» a borradores elaborados desde la Moncloa para ampliar a 35 años el cómputo de cálculo de pensiones, que en la práctica suponía rebajarlas.

De esta forma, ha defendido que se han mantenido «firmes» y «leales» al acuerdo de gobierno suscrito con sus socios, algo que seguirán haciendo «ante cualquier intento de recorte presente y futuro de las pensiones».

No obstante y pese a ser un avance importante, este acuerdo es «insuficiente» en algunos aspectos, dado que es «imprescindible» elevar de forma significativa las pensiones mínimas y no contributivas.

«Queda mucho por hacer», ha detallado para destacar también la traslación a los Presupuestos Generales del Estado de los denominados gastos impropios de la Seguridad Social.

Preguntado sobre si la Unión Europea exigirá que se aumente el cómputo de años para calcular pensiones, Fernández no cree que las pensiones estén en riesgo por las autoridades comunitarias, que están en una actitud de salir de la crisis con políticas expansivas y refuerzo de los servicios públicos.

SUBIR EL SMI

De esta forma, ha aludido a que existen instrumentos y herramientas para garantizar la financiación de las pensiones y ha subrayado que los ingresos deben mejorarse también con el aumento de los salarios, dejando atrás situaciones de «precariedad laboral».

En consecuencia, también ha aludido que la mejora de pensiones también está ligado a la subida del salario mínimo interprofesional, a la vez que ha desgranado que unos sueldos «dignos» y más elevado contribuyen al mantenimiento de las pensiones.