Quantcast

PP, PSdeG y BNG condenan el crimen de Samuel

PPdeG, PSdeG y BNG, grupos políticos con representación el Parlamento de Galicia, han mostrado este lunes su condena al crimen de Samuel Luiz Muñiz en la madrugada del sábado en A Coruña y han apelado a que las fuerzas del orden que investigan lo ocurrido esclarezcan los hechos que envuelven la muerte del joven.

Los tres portavoces de las formaciones que integran el hemiciclo de la Cámara autonómica –Pedro Puy (PP), Ana Pontón (BNG) y Gonzalo Caballero (PSdeG)– han iniciado sus ruedas de prensa celebradas en la mañana de este lunes con palabras de apoyo a los familiares y allegados de Samuel.

Todos ellos han incidido en la importancia de que la investigación llegue al fondo del asunto, se identifique a los responsables de la paliza y se dilucide si hubo algún componente de odio en la agresión.

El popular Pedro Puy, después de trasladar el pésame a los allegados de la víctima, manifestó su rechazo «a cualquier forma de violencia, sea cual sea su inclinación».

Por su parte, Pontón ha avanzado que el BNG apoya y participará en las concentraciones convocadas en más de 50 localidades gallegas en la tarde de este lunes en protesta por el crimen.

La líder frentista ha subrayado la importancia de que se investigue «si detrás del asesinato hubo homofobia», ya que es «una cuestión fundamental» conocer si en los hechos pudo existir «un delito de odio».

En este sentido, ha incididio en que es preciso «hacer una reflexión» sobre episodios de este tipo porque «detrás de los discursos del odio, el racismo, de la xenofobiao la LGTBIfobia, está la intolerancia».

Por último, el socialista Gonzalo Caballero ha reinvidicado que «no se pueden consentir niveles de odio, crispación y violencia» como los que rodean la muerte de Samuel, un crimen que «no puede quedarse sin responsables».

En todo caso, ha apelado a la prudencia y a dejar trabajar a las fuerzas del orden para conocer qué ocurrió. «Lo que es evidente es que, con unas causas u otras, todos tenemos que entender que la violencia no puede tener cabida en la sociedad», ha apostillado.