Quantcast

España eleva las previsiones de turistas internacionales a 16,9 millones

La Secretaría de Estado de Turismo anticipa que España recibirá 16,9 millones de turistas internacionales este verano, una revisión al alza que no obstante se verá condicionada por el mercado británico, pendiente de conocer si necesitará realizar cuarentena cuando regrese a su país en el caso de los vacunados por Covid-19 con pauta completa.

Así lo ha dicho este lunes en Santander el secretario de Estado de Turismo, Fernando Javier Valdés, cuyo departamento acaba de actualizar al alza las previsiones de llegada de turistas internacionales.

En concreto, prevé unos 16,9 millones de turistas de otros países, que representan el 45% de los que España recibió en el «histórico» verano de 2019, pero que casi triplican los de 2020.

En este sentido, durante la inauguración del Encuentro sobre Destinos Turísticos Inteligentes que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Valdés ha afirmado que ya se observa en España la recuperación de la actividad turística; una recuperación «paulatina, que no es intensa pero sí constante».

Así, la previsión al alza se verá condicionada por la llegada de turistas británicos, primero a Baleares, y pendiente de la confirmación de las autoridades de aquel país de permitir la llegada de viajeros vacunados a pauta completa sin necesidad de cuarentena a su regreso.

«Estamos en mitad del control de la variante Delta», tanto en Gran Bretaña como en el resto de Europa, que ya está sufriendo mayor afectación de la misma, por lo que para Valdés es necesario ser «especialmente rigurosos» en los planes de vacunación, como lo están siendo España y Cantabria, comunidad donde «se está avanzando especialmente rápido con la población adulta», ha destacado.

En este contexto, el secretario de Estado cree que en la situación «se debería normalizar» por la dotación de mecanismos para generar certidumbre en la movilidad, como los certificados Covid, que permitirá «normalizar los flujos» con la Unión Europea.

También se está trabajando con las autoridades británicas para tratar de «salir de ese contexto de incertidumbre». De hecho, España está haciendo «todo lo posible» para que estos turistas puedan llegar a mitad de julio, aunque ha incidido en que nuestro país tiene que controlar los últimos brotes.

Al respecto, ha comentado que, con una vacunación «tan avanzada» como de la España, la incidencia «no es el único indicador», sino que hay otros como la hospitalización, donde no prevé actualmente mayor afectación.

De modo que la situación «va a depender no solo de nuestra responsabilidad, sino también de cómo evolucione la situación en el mercado británico», ha resumido.

MEJORÍA EN OTROS INDICADORES

Además, esta «mejoría paulatina» del sector turístico se observa también en otros indicadores, algunos «especialmente importantes» como las capacidades aéreas programadas, por ejemplo en Cantabria, «que está apostando tanto por la conectividad».

Así, la semana del 28 de junio las capacidades aéreas en España se situaban un 410% por encima de junio de 2020 y un 52,8% sobre las del pasado mes de mayo.

Aunque aún estos datos representan el 53,9% de junio 2019, España ya empieza a consolidar una situación mejor que la del Reino Unido, donde todavía esos datos son un 77,6% inferiores a junio de 2019; Alemania (-70,1%) y Francia (-58,1%).

Valdés ha destacado así que «se empieza a compartir la recuperación del sector turístico» y en este hecho toma «aún más importancia» el modelo de Destino Turístico Inteligente (DTI), porque «a pesar de que ya hemos iniciado esa recuperación, la crisis sanitaria ha dibujado un escenario donde el viajero también ha cambiado, tiene nuevas necesidades y temores y busca seguridad y calidad en los destinos que visita».

«Este marco en el que la incertidumbre es una constante, nos obliga a adaptarnos y ser cada vez más competitivos», ha subrayado el secretario de Estado, que ha recordado que la crisis también ha acelerado la digitalización y la reflexión sobre la evolución del destino turístico y la apuesta por la sostenibilidad, por lo que cobra más importancia el modelo de DTI.

«Yo creo que el turismo tiene que ser una parte fundamental del futuro de nuestras regiones, tiene que ser una parte fundamental del futuro de la economía, y tenemos que empezar a hablar de los grandes proyectos y de los grandes retos que van a venir a definir el futuro del turismo», ha señalado, apuntado la necesidad de que los destinos se adapten a los retos de las nuevas tecnologías, de la sostenibilidad y del conocimiento cada vez más exhaustivo de los turistas de su entorno.

AFILIACIÓN

Por otra parte, Turespaña ha informado hoy que el sector turístico cerró mayo con 109.899 afiliados más a la Seguridad Social que el mes anterior –en Cantabria el crecimiento fue de 612 afiliados–, unos datos que el secretario de Estado ha celebrado y que, según ha dicho, «vienen a confirmar una tendencia ya consolidada de la recuperación de del sector turístico».

Un sector, ha dicho, especialmente importante para la economía y que «de nuevo vuelve a recuperar actividad en todo el territorio nacional», al tiempo que ha confiado en que los datos de julio «sigan en esta tendencia».

Con todo, ha señalado que la situación actual «llama también a la prudencia» y la responsabilidad porque la pandemia «no ha desaparecido» y donde hay que pedir «prudencia y responsabilidad» a los ciudadanos.

Con todo, ha insistido en anticipar «un mejor verano» que el de 2020 y la «senda de la recuperación» turística.