Quantcast

Las ventas de motos cerrarán el año con una subida del 11,3%

Las ventas de motocicletas en España se situarán a cierre de año en las 172.900 unidades, lo que supone un incremento del 11,3% respecto al ejercicio anterior, pero todavía quedándose un 1,6% por debajo de cifras de 2019, último año antes de que la pandemia impactase a nivel global.

Así se desprende de las previsiones de la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (Anesdor), que este lunes ha presentado su análisis del mercado de la moto y de los vehículos ligeros en el primer semestre de 2021.

«Los datos son positivos y confiamos en que en el segundo semestre, si la situación sanitaria continúa mejorando, sean claramente mejores», ha subrayado el presidente de Anesdor, Ramón Bosch.

Por ello, la asociación ha mejorado sus previsiones para final de año, por lo que espera que el total del sector venda unas 200.300 unidades, un 9,2% más que en 2020, quedándose solo un 1,1% por debajo de 2019.

Los ciclomotores serán la única tipología de vehículo que suban sus ventas en comparación con 2019, hasta un 3,9%, con 20.100 unidades, mientras que los triciclos y cuatriciclos se quedarán en las 7.300 unidades, un 1,8% menos que antes de la pandemia.

«Esperamos alcanzar las 200.300 unidades matriculadas este año. Sería el segundo mejor año desde 2007, tan solo por detrás de 2019», ha indicado el secretario general de la entidad, José María Riaño, que ha explicado que este dato supera en casi 5.000 unidades a las previsiones de Anesdor de inicios de año.

En lo que va de 2021, las ventas de motocicletas acumulan una subida del 25,6% en el primer semestre, con 81.990 unidades, lo que supone a su vez un descenso del 7,4% en comparación con los registros de los seis primeros meses de 2019. En total, el sector dos ruedas acumula unas matriculaciones de 95.609 unidades, un 26,7% más que entre enero y junio del año pasado, pero un 5,3% menos que en los seis primeros meses de 2019.

SEGURIDAD VIAL

En otro orden de cosas, los representantes de Anesdor han mostrado su preocupación por la siniestralidad de los motoristas. «La salida del confinamiento está siendo preocupante. Cada vez hay más motos y todos tenemos ganas de disfrutar, pero no podemos permitirnos estropear el esfuerzo de tantos meses de pandemia arriesgándonos a tener un accidente», ha explicado Riaño.

«Es de agradecer que la DGT ponga el foco en los motoristas como está haciendo. Estamos seguros de que ayudará a salvar vidas. Es importante que otras administraciones, como los ayuntamientos, también se involucren desarrollando planes de movilidad y seguridad vial para proteger a los vulnerables», ha añadido Riaño.

Por su parte, Bosch ha lamentado que la moto no sea citada «ni una sola vez» en la Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada del Gobierno, «a pesar de que la realidad muestra que cada vez más ciudadanos la eligen» y de que es un vehículo que ayuda a conseguir los objetivos del Acuerdo Verde Europeo.

«España tiene una oportunidad única para el desarrollo con los planes de recuperación. La moto tiene una gran tradición histórica y empresarial y ahora podemos fortalecer nuestra industria. Ya somos el primer fabricante europeo de moto eléctrica y con el apoyo de la administración tendríamos capacidad para seguir creciendo en el futuro», ha reivindicado Riaño.