Quantcast

Sordo ve necesario que el Gobierno aborde la subida del SMI y la reforma laboral antes de final de año

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, considera que el Gobierno central «necesariamente» tiene que abordar antes de que finalice el año la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la derogación de la reforma laboral de 2012.

Sordo se ha expresado así en el marco de la clausura del 12º Congreso de Comisiones Obreras Castilla y León, que se desarrolla en Valladolid, y donde junto al recién reelegido secretario del sindicato en la Comunidad, Vicente Andrés, ha marcado algunos de los «retos» a los que considera que se enfrenta el Gobierno y en los que CCOO va a trabajar.

El máximo responsable de CCOO ha pedido al Ejecutivo que recupere la agenda social aprovechando el «punto de inflexión» que va a suponer la vacunación en España, que permitirá superar los efectos «más letales» de esta pandemia y entrar en una situación de intenso crecimiento económico en la segunda parte del año y, «con toda seguridad», también a lo largo de todo 2022.

Esta recuperación, ha añadido, conllevará una recuperación importante del empleo, pero ha advertido al Gobierno de que se equivocaría si pensara que sólo la «inercia» del crecimiento económico sirve para recuperar la calidad del empleo y la los derechos laborales y sociales «extinguidos» en la última década.

Por ello, insta al Ejecutivo a aprovechar para recuperar una «fuerte» agenda social que tiene varios hitos como las pensiones, la subida del SMI y la derogación de la reforma laboral de 2012.

Así, ha explicado que en lo referente a las pensiones se encuentra en fase «resolutiva» con un acuerdo «muy relevante» que se presentará este jueves y que incluso tiene «carácter civilizatorio» porque fortalece una gran alianza intergeneracional, aunque haya cuestiones que se han quedado «en el tintero».

SMI Y REFORMA LABORAL

Tras este acuerdo, considera que la agenda social tiene que pasar por la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) en España y por la «corrección en profundidad» de la reforma laboral y la derogación de la llevada a cabo en 2012.

A este respecto, ha reclamado su sustitución por un modelo laboral «mucho más justo, que ponga mucho más en valor la negociación colectiva y que haga algo que es fundamental en España, reducir la temporalidad, mejorar la estabilidad en el empleo y hacer que las empresas recurran al despido como última opción» porque ha afirmado que, «ante el más mínimo problema de ciclo económico», ahora es la «primera».

«Por tanto, esos dos aspectos subida del SMI y reforma laboral son los dos puntos que antes de que termine este año necesariamente el Gobierno tiene que emprender», ha aseverado Sordo, quien ha apuntado que el Diálogo Social es «un magnífico espacio para hacerlo».

El líder de Comisiones ha aclarado que todo lo que se refiere a la reforma laboral se tiene que resolver necesariamente antes a final de año porque hay un compromiso adquirido con Bruselas.

Además, ha asegurado que «el tiempo apremia» porque es un momento en el que la economía va a crecer por encima del 6 por ciento en este ejercicio, los precios suben un 2,7 y se va a generar empleo de forma «intensa» en la segunda parte del año y en ese contexto cree «que no es sostenible ni remotamente la congelación del Salario Mínimo Interprofesional».

Por tanto, ha afirmado que se está «tardando» y ha exigido al Gobierno que habilite «ya» la mesa de negociación donde se pacte el «itinerario» de subida del SMI hasta el final de la legislatura, con el objetivo compartido de llegar al 60 por ciento del salario medio, pero con un recorrido de esa parte del objetivo en 2021 por que no se entendería que no subiera cuando sí lo harán los convenios colectivos o los precios.

En cuanto a la reforma laboral, ha recordado que la reforma de 2012 del PP se hizo pensando en devaluar los salarios en España «y hoy en día eso no sólo es una profunda injusticia, sino que es una ineficacia económica de primer orden».

CORRIENTE OPUESTA

«La reforma laboral está pensada para una salida de la crisis diametralmente distinta a la que hoy en día se está planteando, no ya en España, sino en Europa», ha agregado Sordo, quien ha puesto como ejemplo al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, que «no es ningún radical de izquierdas» y plantea doblar en la cuantía del SMI porque se necesita recuperar el poder salarial en el mundo y particularmente en España.

«Y para eso esta reforma laboral hay que derogarla, hay que transformarla y hay que ir a un modelo muy distinto, derogando los aspectos de la reforma del año 2012 y volviendo a recuperar equilibrios en la negociación colectiva y un modelo distinto de reducir la temporalidad, reducir la precariedad y hacer que el despido sea la última opción que les queda a las empresas ante el más mínimo problema», ha agregado.

Unai Sordo ha afirmado que es en lo que están trabajando y «no se puede demorar más», tras lo que ha aseverado que el Gobierno «no puede aceptar ningún derecho de veto de CEOE en materia de reforma laboral».

Finalmente, ha expresado el deseo de que esto se pueda hacer a través de un acuerdo, aunque cree que «no parece sencillo» si se escuchan las declaraciones de las organizaciones empresariales.