Quantcast

Vox se opone a mostrar su apoyo a población LGTBI en Hungría

El grupo municipal de Vox ha votado este martes en contra de trasladar su apoyo a la población LGTBI de Hungría tras la aprobación de la normativa que prohíbe hablar de homosexualidad en las escuelas y la equipara a graves delitos como la pedofilia, y junto a PP y Cs han reiterado su ‘no’ a que la bandera arcoíris ondee en el Palacio de Cibeles, sede del Consistorio madrileño.

La formación que lidera Javier Ortega Smith ha votado en contra de las dos propuestas sobre población LGTBI que se han presentado en el Pleno coincidiendo con la Semana del Orgullo. Por su parte, PSOE y Más Madrid han dado el visto bueno a ambas iniciativas, mientras que PP y Ciudadanos han votado por puntos.

Así, las formaciones que componen el Gobierno municipal se han abstenido en cuestiones como «promover normativa y protocolos de actuación frente a la LGTBIfobia en el funcionamiento interno de los Centros Municipales».

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha reivindicado al comienzo de su intervención que «el 81 por ciento de las personas LGTBI dicen que Madrid es una ciudad muy amigable, eso es lo que dice la población LGTBI de Madrid».

Este dato, ha apuntado, «rompe con los bulos, eso que intentan lanzar una y otra vez». Además, ha acusado a Más Madrid de «tapar su incompetencia en materia de políticas LGTBI con una bandera, cada vez más grande». «No tienen nada que aportar a la población LGTBI hoy en Madrid», les ha reprochado.

«USTEDES NO SIENTEN ORGULLO SINO VERGÜENZA»

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha insistido al alcalde diciéndole «que ponga la bandera LGTBI en la fachada de Cibeles» porque «hacerlo es una declaración de intenciones y no hacerlo también». «Ustedes (al Gobierno) no sienten orgullo sino vergüenza», ha recriminado al Ejecutivo, después de apuntar que la bandera arcoíris es «una seña de identidad de una ciudad libre».

Maestre ha aprovechado su intervención para aplaudir la aprobación en Consejo de Ministros de la Ley Trans, una norma que hace a la ciudadanía «más libre».

ORGULLO «PARA SACAR RÉDITO A SIGLAS»

La concejala socialista Emilia Martínez ha apoyado las dos proposiciones presentadas pero no ha ahorrado críticas al resto de formaciones, incluida Más Madrid. La edil ha cargado contra las «malas artes oportunistas de PP, Cs y Más Madrid» tras el baile de proposiciones, que no declaración institucional, a cuenta del Orgullo.

Martínez ha llegado a afear que haya quienes empleen el Orgullo «para sacar rédito a sus siglas», unido a la posición de algunos concejales de la Corporación madrileña cuando vierten «discursos de odio contra las personas LGTBI». También ha subrayado que el PSOE «ha estado en todos los avances legislativos» LGTBI pero «desde la seguridad jurídica».