Quantcast

Cómo limpiar los azulejos del baño

Los azulejos del baño son lo que día tras día se ensucian por la constante exposición a la humedad y a la cal del agua. Sin olvidar los residuos de jabón a los que son expuestos, tienen a ponerlos opacos.

Los azulejos comúnmente son los que más atrapan residuos de cal y esto solo tiende a ser poco higiénico. Así que es un tema que molesta a más de uno que al ingresar al baño , solo se nota las manchas de la cal en los azulejos.

Leda TAMBIÉN: CÓMO CAMBIAR LA ORIENTACIÓN DE UNA SOLA PÁGINA EN WORD

Es claro que la cal siempre permanecerá en el agua y que los azulejos, mamparas y otros rincones del baño se verán afectados. Pero la idea es mantener una limpieza constante a fin de evitar que los azulejos se vean manchados y estos mantengan su brillo.

Mientras no tengamos en cuenta la importancia de mantener una limpieza constante en el baño, es seguro que los azulejos no se podrán ver de la forma correcta. Estos, tal como mencionamos, sufren todas las consecuencias y terminan siendo azulejos apagados.

Limpiar azulejos del baño de la forma correcta

Limpiar azulejos del baño de la forma correcta

La limpieza debe ser la bandera de todo hogar, por lo tanto el baño es la zona más relevante. Cuando hay suciedad, los azulejos lo denotan y es casi un martirio ver las manchas dejadas por residuos de productos o cal.

Cero brillo, y cero higiene es lo que denotan, afortunadamente existen varias opciones que puedes aplicar para tener azulejos del baño «como nuevos». Muchos son de los trucos que se pueden utilizar para mantener los azulejos completamente brillantes, estos son algunos de los trucos:

Azulejos que queden brillantes con el uso del vinagre

El vinagre es uno de los mejores productos que es utilizado en remedios caseros, para limpiar cualquier cosa en casa. En el caso de los azulejos del baño, nos ayudará para remover todo el resto de la cal y la suciedad del baño.

Lo único que tienes que hacer es solo humedecer con un algodón con el vinagre puro, la cual la puedes reducir con un poco de agua. Procediendo a limpiarla sin ningún problema. Estas son unas de las técnicas que también se utiliza con las baldosas, en algunos de los casos se debe de dejar que se ventile bien para eliminar todo el fuerte olor a vinagre.

Uso del bicarbonato y sal

Este es otro de los remedios utilizados y muy efectivo para recuperar el brillo de los azulejos del baño. Este se puede preparar con una mezcla en partes iguales con un poco de agua, bicarbonato de sodio y sal.

Estas se deben de mezclar muy bien y proceder a aplicar la pasta que hayas preparado con una esponja, sobre los azulejos del baño. Frota completamente y procede a retirar con agua, en donde podrás observar que estás recuperando el brillo que estabas buscando.

Agua y detergente, los que nunca fallan en la limpieza de los azulejos del baño

Agua y detergente, los que nunca fallan en la limpieza de los azulejos del baño

Los básicos de la limpieza siempre será el agua y el jabón y que mejor que aplicarlo en el baño y sus azulejos repletos de cal. Para aplicar este método en tus azulejos hazlo de la siguiente manera:

  1. En un recipiente mezcla agua caliente con un jabón líquido.
  2. Procede entonces a sumergir una esponja dentro de la solución jabonosa.
  3. Comienza a frotar sobre las manchas y la suciedad, especialmente entre las juntas que es donde más se suele acumular la cal.
  4. Luego solo tendrás que retirar los restos con un paño limpio y seco.  Es recomendable hacerlo con un paño limpio para no dejar marcas algunas.

Este método puede realizarse cada dos y tres días de manera que la cal no quede adherida a los azulejos, tal como mencionamos.

Suciedad complicada en el baño

Suciedad complicada en el baño
Cleaning.

En caso que la suciedad, manchas de cal y residuos en tus azulejos del baño se encuentren completamente adherida y no hay nada que pueda despegarla, es tiempo de usar artillería pesada. 

La aplicación de amoniaco puede funcionar para finalmente decirle adiós a las manchas de suciedad.

Lo que debes hacer es:

  • Comienza abriendo las puertas y ventanas, esto se debe a que la mezcla a preparar emite fuertes vapores. Ponte un par de guantes de látex para proteger tus manos durante la preparación y la aplicación del amoniaco.
  • En un recipiente apto mezcla agua caliente con amoniaco, para ello lee las indicaciones del fabricante.
  • Luego sumerge un paño en la mezcla y limpia los azulejos del baño con fuerza, especialmente en las juntas que son las que tienden a llenarse de moho o residuos.
  • Finalmente aclara con abundante agua y seca con un paño limpio. Repite el proceso en caso que la cal se niegue a salir.

Ten en cuenta que la limpieza diaria puede evitar la acumulación de suciedad y manchas de cualquier tipo en el baño, específicamente en los azulejos. Así que considera una limpieza dos veces por semana.