Quantcast

Andalucía defiende seguir con la mascarilla como «arma esencial»

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha subrayado este martes que desde Andalucía se sigue defendiendo la utilización de las mascarillas como «arma esencial» contra el coronavirus, y no contempla ni plantea por ahora «alternativas diferentes» a su uso obligatorio.

Así lo ha manifestado el titular andaluz de Salud en la rueda de prensa posterior a la habitual reunión semanal del Consejo de Gobierno, donde, a preguntas de los periodistas, ha explicado que el tema de las mascarillas se ha debatido en Andalucía «ampliamente» dentro de su comité de expertos en salud pública, «a nivel de medidas profilácticas».

El consejero ha defendido que, actualmente, y «aparte de la vacunación, que es lo más efectivo, lo que más nos impide un posible contagio» de Covid «es la mascarilla».

Además, ha querido poner de relieve que «estar vacunado no significa que no se pueda ser contagiante de coronavirus», de forma que la vacuna puede «prevenir» a la persona que la tiene administrada «el desarrollo de la infección», así como el riesgo de quedar ingresado o incluso fallecer por la Covid-19, pero sí se puede «acumular el virus y ser fruto de contagio».

Por ello, según ha continuado Jesús Aguirre, «la mascarilla en Andalucía actualmente sigue siendo un arma esencial para el control del coronavirus y, mientras no diga lo contrario el comité de expertos, actualmente no contemplamos ni hacemos una alternativa diferente» a dicha herramienta.

No obstante, el consejero ha puntualizado que ya se señaló por parte de la Junta que cuando una persona está en la playa «solo, o con su ambiente o núcleo» de convivencia no es necesario llevarla puesta, al igual que si se está «solo en el campo».

REUNIÓN DEL COMITÉ DE EXPERTOS

Por otro lado, Jesús Aguirre ha aludido a la reunión del Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Andalucía, conocido como el Comité de Expertos que asesora a la Junta por la pandemia, convocado para las 18,30 horas de este martes, donde se analizará la evolución de la crisis sanitaria y «veremos qué medidas podemos tomar».

No obstante, ha reiterado que, teniendo en cuenta la situación de la incidencia acumulada de casos confirmados en Andalucía, que «no está de acorde a como nosotros esperábamos», intentarán en esa reunión ser «lo más cautos posibles» a la hora de tomar decisiones.

En ese sentido, ha apuntado que por parte de la Junta se está «posponiendo» la entrada en vigor de dos de las tres fases aún pendientes de aplicar del plan de desescalada que anunció a principios de mayo el presidente andaluz, Juanma Moreno. «Habíamos puesto una cadencia y vamos posponiendo los siguientes pasos», ha aclarado.

El consejero ha remarcado que la incidencia acumulada de casos de Covid confirmados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días es «alta» en Andalucía y muy superior a la media nacional, algo que ha vinculado a que «hemos relajado los hábitos saludables» para prevenir contagios entre la población, como la distancia de seguridad, la higiene de manos, el uso de la mascarilla o la ventilación de espacios interiores.

Ha sostenido que todo ello provoca que «haya un aumento importante de contagios sobre todo en la franja no vacunada» de la población, de ahí, según ha continuado, «la importancia de transmitir cordura, porque el virus está con nosotros y ha venido para quedarse», según ha advertido el consejero, que ha pedido «muchísima prudencia» a la población y «cuidarse» siguiendo las medidas «higiénico sanitarias».

Aguirre ha precisado que se aprecia «una leve tendencia a la baja» en la evolución de la incidencia acumulada de contagios en Andalucía que espera que «se confirme y aumente» en los próximos días, teniendo en cuenta parámetros como la incidencia acumulada en el periodo de siete días y el índice de reproducción del virus (rt) –el número de personas al que puede contagiar un mismo infectado–, por debajo de 1 actualmente en la comunidad autónoma.