Quantcast

Mozilla denuncia varios problemas de privacidad en el nuevo sistema FLoC de publicidad de Google

Mozilla, consorcio desarrollador del navegador Firefox, ha denunciado la presencia de varios problemas de privacidad en FLoC, el nuevo sistema de rastreo publicitario en Internet de Google que reemplazará a las ‘cookies’ en su navegador Chrome.

FLoC son las siglas de aprendizaje federado de cohortes, un sistema que Google prueba desde marzo entre un número limitado de usuarios de su navegador Chrome. Su figura sustituye a la de las actuales ‘cookies’ de terceros -que Chrome planea bloquear en el año 2022- y según la empresa busca mantener los anuncios dirigidos sin que esto afecte a la privacidad.

A diferencia de las ‘cookies’, los indicadores FLoC asignan al usuario a un grupo amplio de usuarios con intereses similares, de manera que los anunciantes no acceden al historial completo de cada persona.

Ahora, el consorcio Mozilla ha publicado este jueves un análisis detallado de los aspectos de privacidad de FLoC, en el que denuncian varios problemas de privacidad de este sistema, y destacan que las cohortes de FLoC pueden usarse también para rastrear al usuario.

Aunque las cohortes o grupos de usuarios pueden llegar a estar integrados por miles de personas, si los anunciantes disponen de una serie de información adicional puede ser posible llegar a rastrear a personas individuales mediante FLoC o al menos filtrar estos grupos, según los autores de Firefox.

Entre las técnicas compatibles con FLoC que pueden usarse para el rastreo publicitario en Internet se encuentra el ‘fingerprinting’ del navegador, que separa a los usuarios en función de qué navegador y sistema operativo utilicen, o en qué país estén.

Asimismo, dado que los indicadores de FLoC se renuevan periódicamente cada aproximadamente una semana, resulta posible que si un usuario visita varias veces el mismo sitio, este utilice varios indicadores FLoC con intereses ligeramente distintos para distinguir a usuarios individuales.

Mozilla también ha destacado que los identificadors FLoC “se vuelven una clave compartida a la que los anunciantes pueden asociar datos de fuentes externas”, y que de esta manera “cualquier sitio puede saber más sobre el usuario con menos esfuerzo del que necesitan hoy”.

Google ha propuesto varios mecanismos para solucionar estos problemas, pero el consorcio los ha calificado como “insuficientes”. La compañía ve probable que FLoC esté activado por defecto, y aunque Google da la opción de deshabilitar este sistema para cada sitio, Mozilla ve probable que muchos sitios no lo hagan.

Google también ha asegurado que desactivará los temas “sensibles” que asignen a los usuarios un indicador FLoC -por ejemplo raza, religión y orientación sexual-, que en estos casos proporcionará una cohorte en blanco, y que tampoco contará los sitios web sensibles en esta técnica.

Mozilla considera que “aunque estas medidas parecen útiles, parecen ser principalmente mejoras en los márgenes y no abordan los problemas básicos”, y también ve “muy difícil que estas defensas se lleven a cabo en la práctica”.

Estas dificultades pueden darse bien porque la lista de temas sensibles esté incompleta, bien porque aunque un sitio no sea sensible se relacione con otros que sí lo sean, o bien porque los rastreadores puedan lograr acceder a información sensible a pesar de las medidas.

Mozilla no es el único rival de Google que ha criticado el nuevo sistema FLoC, y la extensión del buscador DuckDuckGo ya lo bloquea para los usuarios de Chrome a los que se les ha habilitado, mientras que WordPress ha registrado una propuesta para permitir bloquearlo a los administradores de páginas web.