Quantcast

Cómo hacer disfraces caseros para la fiesta de fin de curso

Si ya están a poco de la fiesta de fin de curso, es probable que las instituciones educativas planteen una fiesta de disfraces. Unas celebraciones únicas en la que los más pequeños pueden explotar la creatividad.

Lea TAMBIÉN: CÓMO DETECTAR AVERÍAS EN EL COCHE

La mayoría de los planteles organiza fiesta de fin de curso especiales. Es decir que las celebraciones puedes contar con disfraces, actuaciones, imágenes educativas, entre otros.

Depende además de cada plantel educativo, pues no todos tienes fiesta de fin de curso con temática.

Si la fiesta de fin de curso de tu pequeño es con alguna temática, te invitamos a dar un paseo por la variedad de opciones de disfraces. Puedes comprarlos en cualquier tienda que desees, pero también puedes inspirarte en varias opciones para hacerlo de forma casero.

Puedes aprovechar además la oportunidad para reciclar y hacer disfraces originales.

Disfraces para fiesta de fin de curso

Disfraces para fiesta de fin de curso

Puedes utilizar cajas, botellas, papel periódico, cualquier cantidad de material para destacar en la fiesta de fin de curso. Así que a continuación te daremos varias opciones para que puedas elegir de acuerdo a la temática de la fiesta de fin de curso.

Ten en cuenta que puedes usar cartulina, cajas vacías de cartón, rotuladores, folios en blanco, ropa vieja o que ya no utilices. Puedes partir desde ahí para hacer grandes creaciones.

El más popular de los disfraces para una fiesta de fin de curso (con temática libre) es el de zombie. El disfraz es realmente sencillo de hacer en casa. Puedes vestir al pequeño con ropa vieja y de colores claros que no te importe ‘destrozar’.

Mancha el disfraz con un poco de pintura roja para darle un aspecto más creíble y terrorífico y, si puedes, hazle algún que otro roto a la camiseta e incluso al pantalón.

Si la temática es natural, puedes usar papel periódico y cartón para disfrazar al pequeño de un gran árbol. O incluso puedes usar ropa de vestir para hacerlo parecer un maestro o también una bata blanca y zapatos negros para hacerlo parecer doctor (dependiendo claro está de la temática).

También puedes usar cartón para diseñar alas de mariposa y disfrazar a la pequeña como una pequeña mariposa. Utiliza cintillos de colores y cintas, no será necesario comprar nada más que usar la imaginación.

Si quieres ser más osado , puedes fabricar especie de caja de crayones con cartón , cartulina y mucha creatividad.

Ideas que no pasan de moda para una fiesta de fin de curso

Ideas que no pasan de moda para una fiesta de fin de curso

Princesas, reyes, animalitos, son también las opciones más populares para el fin de curso. Las niñas pueden usar cualquier vestido esponjoso y los niños un traje formal, lo único que deberás hacer es la corona con un poco de cartulina.

Mientras que los animalitos puedes simplemente usar un mono azul y una camisa blanca y maquillar su rostro. En caso que tengas mucho pulso, puedes hacer algunas características del animal en la camisa blanca, por ejemplo las manchas de una vaca.

En caso que quieras una opción más tradicional para la fiesta de fin de curso, las niñas pueden estar disfrazadas como muñecas de porcelana. Esto solo se requiere un vestido esponjoso y unas trenzas, puedes agregar un bastón y un sombrero.

Más opciones

Más opciones

Los niños pueden ser dinosaurios, solo necesitarás hacerle el patrón del dinosaurio que desees en cartón duro. Diseña el rostro del dinosaurio de manera que el niño puedo usarlo. Como toque extras puedes hacer una cola con tela y relleno y atarla en la parte de atrás con un cinturon.

Si la fiesta de fin de curso es estilo tenebrosa, que mejor que vestirse de fantasma. No tiene mucha complicación y encima está garantizado que darás mucho miedo. 

Lo único que necesitas es cualquier camiseta o sábana blanca que sea grande y vieja para que no te importe romperla. Rásgalas con las tijeras, hazles agujeros y, si te apetece ser un poco más original, prueba a ‘ensuciar’ a posta tu atuendo con pinturas oscuras y rojas.

Otra gran opción es disfrazar al pequeño de payasito, lo único que necesitas es una ropa bien colorida, medias coloridas y una nariz roja. Esta nariz puedes conseguirla pintando un punto rojo con pintura al frío. En cuanto a la peluca del payaso puedes hacerla con estambre colorido o simplemente comprarla en cualquier venta de productos para fiestas.

Recuerda que debes pintar la cara del pequeño de color blanco y hacerle una sonrisa para que se vea más real el payaso.

En caso que desees más originalidad , puedes hacer una especie de bombonas de buzo con botellas de plástico. Y vestir al pequeño con algún pantalón negro y franela del mismo color para que parezca que es un traje especial de buzo.

Solo necesitas explotar la creatividad y utilizar las herramientas que tienes en casa. En Internet hay cientos de opciones que pueden ayudar a que tu hijo sea el punto central de la fiesta de fin de curso.