Quantcast

Focaccia casera: así preparas el pan que desbanca a la pizza

La focaccia se ha convertido en un plato cada vez más consumido en Europa, de hecho ya es frecuente conseguirla en diferentes locales que expenden generalmente pizza y otras preparaciones italianas. La focaccia es un pan italiano que es considerado el sucesor  del Libum. 

El libum era una especie de pan que consistía en una masa elaborada con harina de trigo, queso, miel y huevos; este era considerado toda una exquisitez, tanto así, que era ofrendado a los dioses romanos. Esta preparación con connotaciones divinas sería consumida posteriormente por los genoveses y sería muy popular entre los piratas en la región de Liguria.

La focaccia una delicia sin origen claro

focaccia versus pizza

Los orígenes de la focaccia no están muy claros y aunque mundialmente se le atribuye su creación a Liguria, zona costera de Italia, existe también una versión en la que se asegura que esta, es una receta mucho más antigua y que su invención llego de la mano de los etruscos y los griegos, quienes reunieron en una sola preparación todos los nutrientes que necesitaban los marineros.

Al tener excelentes propiedades que le permitían su almacenamiento durante días, la focaccia fue la compañera perfecta durante las largas travesías marinas.

Hoy por hoy cada región de Italia tiene su propia receta tradicional de focaccia, así mismo son muchas las variantes existentes; utilizando los ingredientes más tradicionales en su elaboración se han creado nuevas versiones de la foccacia. Estas se preparan en la actualidad como recetas dulces, saladas, rellenas con embutidos, vegetales, sazonadas con orégano y un gran abanico de posibilidades, lo que la ha convertido en una fuerte rival de la también reconocida pizza. 

Prepara una deliciosa focaccia casera

focaccia versus pizza

Con esta receta explicada paso a paso, puedes preparar la focaccia en casa de forma fácil y degustarla cuando lo desees. Si bien es cierto que muchas personas suelen comparar su preparación con la forma de elaborar la pizza, como verás a continuación nada tienen que ver en común ambos platos. 

Ingredientes para la masa 

  • ½ Kilo de harina de fuerza 
  • 12 gramos de levadura fresca o 4 gramos de levadura seca 
  • 350 ml de agua tibia 
  • 10 ml de aceite de oliva virgen extra 
  • Sal 

Ingredientes para saborizar

  • 6 aceitunas negras o verdes 
  • 5 rodajas de tomate 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva 
  • 1 cucharada de romero 
  • ½ cebollino 
  • 1 cucharadita de sal gruesa 
  • 1 cucharada de orégano

Preparación de la masa 

focaccia
La masa de la focaccia no se amasa de forma tradicional

1. En un recipiente con el agua tibia, disuelve la levadura, una vez disuelta agrega el aceite de oliva virgen extra y revuelve. 

2.  Vierte la harina de fuerza tamizando con un colador y con ayuda de una cuchara mezcla, hasta que no haya grumos, añade  ½ cucharadita de sal, y continúa revolviendo los ingredientes hasta que estén integrados. Tapa la masa y déjala reposar por unos 20 minutos. 

3.  Una vez transcurridos los 20 minutos, humedece tus manos y comienza a doblar la masa sobre sí misma. Esta forma de amasado consiste en doblar una y otra vez la masa dentro del mismo recipiente. Cuida que cada vez que vayas a doblarla tus manos se encuentren correctamente humedecidas.

4.- Voltea la masa para que libere el aire producido por la fermentación y deja nuevamente en reposo por 20 minutos adicionales.

5.  Pasados los 20 minutos repite el procedimiento anterior y deja en reposo durante 20 minutos más. Este procedimiento debes repetirlo un par de veces adicionales.

6.- A medida que vayas repitiendo el doblado de la masa, notarás que la misma sé vuelve más manejable y menos pegajosa.

7.  Cuando la masa adquiera una consistencia más elástica y no se pegue en tus manos, unta otro recipiente con aceite de oliva y colócala dentro del mismo. Lleva la masa dentro del bol a la nevera por un tiempo mínimo de 12 a 24 horas, aunque para mejores resultados se recomienda dejarla por 72 horas

Preparación de la focaccia

focaccia versus pizza

8.  Transcurrido el tiempo mínimo de 12 horas, ya puedes sacar la masa de la nevera, su aspecto debe ser con muchas burbujas grandes. Vuelve a  amasar de la misma forma doblando pliegues sobre la misma masa para que expulse los gases producidos durante la fermentación. 

9. Toma una bandeja y coloca papel para hornear, agrega aceite de oliva virgen extra para que se tueste por debajo, vierte la masa sobre la bandeja y con ayuda de los dedos estírala hasta que cubra toda la superficie. Durante este proceso cuida no aplastar demasiado la masa, esta debe quedar esponjosa. (una de las diferencias principales con la pizza es el grosor y textura de la masa). 

10. Una vez extendida la masa en la bandeja, agrégale por encima la sal gruesa, el cebollino en tiras, las rodajas de tomate, las aceitunas, rocía con aceite de oliva virgen extra y añade orégano y romero.

11. Lleva al horno previamente caliente a 230° con calor por arriba y por abajo durante un tiempo de  25 minutos. 

12. Una vez que esté crujiente, retírala del horno y espera que se enfríe de forma natural. Procede a cortar tiras gruesas y listo, a disfrutar de una rica focaccia hecha en casa.

Consejos finales para disfrutar tu focaccia 

focaccia versus pizza
Hay quienes disfrutan la focaccia acompañada de una fresca ensalada

Los topping puedes variarlos a tu gusto; una deliciosa opción es añadir panceta, jamón, cebolla o el queso de tu preferencia. De esta forma darás tu toque personal a la focaccia. 

Algunos cocineros reemplazan la levadura por cerveza, ya que esta bebida aparte de otorgar el fermento necesario, también añade un toque de sabor único.

Una focaccia no necesita ser acompañada para disfrutar de su sabor; solo basta una buena bebida y listo. Aun así muchas personas la consumen acompañada de una sopa fría o caliente que tenga mucha consistencia.

Puedes comer la focaccia a la hora que desees, la misma es un excelente desayuno, cena o merienda, su sabor es tan exquisito que se encuentra presente cada día más como tapa o aperitivo para compartir entre amigos.