Quantcast

Àlex Ollé “actualiza” ‘La bohème’ de Puccini en el Liceu de Barcelona

El director de escena Àlex Ollé, uno de los fundadores de la compañía La Fura dels Baus, debuta como artista residente del Gran Teatre del Liceu de Barcelona “actualizando” la ópera ‘La bohème’, de Giacomo Puccini, con la soprano Anita Hartig y el tenor Atalla Ayan, en una obra que se podrá ver a partir de este martes y hasta el 27 de julio.

Lo han explicado en rueda de prensa este lunes Ollé y la codirectora de escena de la obra, Susana Gómez; el director musical, Giampaolo Bisanti; los intérpretes Ayan y Hartig, que encarnan a Rodolfo y Mimi, respectivamente, y la directora adjunta artística del Liceu, Leticia Martín.

Ollé ha dicho que como director siempre busca acercar los temas de las obras clásicas al público actual, “contemporanizándolas” para que se entiendan desde el presente.

Así, para este montaje ha trasladado la acción al extrarradio de una gran ciudad, que es donde considera que podría vivir un artista con poco dinero en el presente.

El personaje de Mimi será interpretado también por Maria Teresa Leva y Adriana González, y Giorgio Berrugi encarnará también a Rodolfo, y la obra contará con la participación del Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana; el Veus – Cor infantil Amics de la Unió de Granollers (Barcelona), y la Orquestra Simfònica y el Cor del Liceu.

LA ÓPERA DE LAS COSAS PEQUEÑAS

Ollé ha explicado que ya ha dirigido cuatro óperas de Puccini, y que es el compositor de repertorio que más le gusta porque “sabe mezclar la música y la acción como ninguno” y porque sus melodías son capaces de contar cómo son, qué sienten y dónde están los personajes.

De ‘La bohème’, ha dicho que es una obra que convierte lo cotidiano en protagonista, y que Puccini la describió como la ópera de las cosas pequeñas: “No aborda temas difíciles ni refinados, como otras óperas, sino francos y directos”, ha añadido Bisanti.

En este sentido, tanto Ayan como Hartig han dicho que es una ópera de la que hay mucho que aprender en la época actual, porque te enseña a valorar el momento presente y a ser feliz con poco.

‘La bohème’ habla también de la juventud, y a juicio de Ollé es capaz de contagiar las ganas de vivir y de triunfar de esa época de la vida.

CHIHARU SHIOTA

El Liceu ha presentado también una instalación de la artista japonesa Chiharu Shiota, creada específicamente para la Sala dels Miralls, ‘Last Hope’.

Se trata de una “representación silenciosa” de la obra ‘Winterreise’, de Franz Schubert, que tiene como objetivo plasmar la música en físico y convertirla en silencio.

Así, la obra busca “hacer que trascienda lo inmaterial a través de lo material”, y se podrá ver hasta el 27 de julio cuando se acuda a las funciones del Liceu o en pases que el teatro está organizando para que se pueda ver también sin entradas.