Quantcast

Lluís Pasqual dona su archivo de más de un centenar de montajes al INAEM

El Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música (CDAEM), unidad perteneciente al INAEM, ha recibido el archivo personal del director de escena Lluís Pasqual (Reus, 1951), un conjunto de documentos constituido por archivos (fotografías, notas, figurines, libretos) generados en los más de cien montajes escénicos que ha dirigido.

El archivo personal engloba la trayectoria artística del director desde sus inicios a finales de los años sesenta en el teatro amateur hasta sus trabajos más recientes. El CDAEM pondrá el fondo a disposición de investigadores e interesados una vez finalice el proceso de catalogación y archivo que comienza ahora.

El archivo se ha donado coincidiendo con el 70 cumpleaños del director –que se celebra este 5 de junio– y contiene documentación como fotografías, programas de mano, prensa, vídeos, cuadernos y notas, libretos, textos teatrales, carteles, planos y figurines. También partituras, documentos administrativos, correspondencia, guiones, conferencias y revistas.

Se encuentran así documentos de sus tempranas direcciones, como ‘Roots’, de Arnold Wesker (1968) y ‘Woyzeck’ (1969), ambas realizadas por Tartana-Teatre Estudi, grupo de teatro aficionado de Reus en el que participó el creador siendo aún adolescente.

‘Duploplia’ por el Institut del Teatre, de 1974, o ‘Une altra Fedra, si us plau’, de Salvador Espriu por la Companyia Nùria Espert –que reunía en 1978 a tres grandes del teatro catalán: Pasqual, Espert y el escenógrafo Fabiá Puigserver– son otros títulos de esta primera etapa de los que se conservan programas, vídeos, prensa, cuadernos y anotaciones.

El encuentro de Lluís Pasqual con Puigserver (de quien el fondo preserva también material privado) precipitó la creación en 1976 del Teatre Lliure de Barcelona, en cuya dirección estuvo el creador catalán en varios periodos de su vida.

Una realidad que se refleja en la extensa documentación sobre los montajes estrenados en este espacio escénico: desde del título que originó la necesidad de contar con un teatro propio, ‘La setmana trágica’ (1974), hasta su espectáculo inaugural ‘Camí de nit’ y los relevantes ‘La vida del Rei Eduard II’ (1978) y ‘Leonci i Lena’ (1977).

Entre 1983 y 1989 Pasqual dirigió el Centro Dramático Nacional. Dedicó toda la temporada de 1986 a la obra más arriesgada y menos conocida de Federico García Lorca de cuyos montajes el fondo atesora diferente tipo de documentación. De ‘Cinco Lorcas cinco’ (1986), ‘El público’ (1987), ‘Comedia sin título’ (1989) y de ‘Los caminos de Federico’ (1988) se encuentran cartas manuscritas, programas, prensa, un estudio de la universidad de Palermo sobre El público o entrevistas en la revista ‘El Temps’.

La directora del INAEM, Amaya de Miguel, ha destacado la relevancia de esta donación no solo por pertenecer «a un indiscutible referente de la escena», sino también por la «satisfacción y el privilegio» que supone custodiar el legado personal de «un profesional como Lluís Pasqual».

«Ha sido clave en la historia de este organismo, que ejerció como director del Centro Dramático Nacional en una fructífera etapa en la que supo ser punta de lanza para la renovación escénica de nuestro teatro», ha añadido De Miguel, quien le ha agradecido «su enorme generosidad» y «su compromiso con la protección del patrimonio artístico».

MEDIO CENTENAR DE PREMIOS

El director ha donado asimismo al Museo Nacional del Teatro –también perteneciente al INAEM– una colección con 61 trofeos, premios y condecoraciones con los que ha sido reconocido a lo largo de su dilatada carrera profesional (Premio Nacional, Max).

El legado se completa con testimonios que ilustran la entrada de Lluís Pasqual como miembro de la Legión de honor francesa, homenajes, manifiestos, iniciativas inacabadas y del proyecto de la ciudad del teatro, así como correspondencia y colecciones de fotografías de Ros Ribas y de otros fotógrafos de escena.