martes, 28 mayo 2024 19:47

El motivo real por el que Luis Enrique no quiere a Sergio Ramos en la Eurocopa

España entera quedo conmocionada hace unos días cuando Luis Enrique dio a conocer la lista de convocados para la Eurocopa 2020 y en ella resaltaba un nombre, pero no por estar allí; más bien por su ausencia. Sergio Ramos, líder del vestuario y capitán del seleccionado español, no fue llamado para participar el torneo y se quedó fuera de un torneo importante por primera vez desde que participara en el Mundial de Alemania 2006. Muchas lunas han pasado desde aquello y es que en un año atípico, en el que no ha conseguido cerrar su renovación con el Real Madrid aún, sigue sin saber su futuro y aquejado por las lesiones; ahora a todo eso se suma su ausencia a una Eurocopa a la que tenía mucha ilusión de ir. Con ella trataría de cambiar el curso de este año nefasto, pero ya no va a poder ser así.

Con el máximo secretismo posible, Luis Enrique mantuvo su decisión de no llevar al sevillano escondida hasta el último momento; de hecho, ni el mismo Sergio Ramos se esperaba estar fuera de la lista, por eso se sorprendió mucho con la llamada que le hizo el seleccionador el 23 de mayo para notificarle que no iría a la cita europea. Una conversación que varios medios catalogaron de respetuosa y que no duró más de dos minutos; en la que el entrenador explicó sus motivos y el defensor se limitó a responder con monosílabos. Aunque no lo demostró en esa llamada, la verdad es que comentan que el de Camas se sintió traicionado por Luis Enrique, pues pensaba que llegaría a tiempo para el certamen; pero el asturiano no ha querido esperarlo y ni siquiera lo llamó en una de esas vacantes que dejó libre.

Desde marzo se coció su ausencia

Sergio Ramos Espana
La decisión se viene fraguando desde hace meses

Las esperanzas de Sergio Ramos en asistir al torneo estaban bien fundadas; porque luego de recuperarse de una lesión grave en el menisco, por la que tuvo que pasar por quirófano, Luis Enrique no esperó mucho para convocarlo a los partidos de clasificación al Mundial de Qatar 2022. En ellos, el central pactó con su entrenador los minutos que jugaría, pues la confianza de ambos era máxima; por eso solo jugaría 45 minutos ante Grecia y los últimos cinco minutos ante Kosovo. En esa convocatoria, el técnico de España comprobó de primera mano que el estado físico del capitán no era el adecuado; esto al no poder jugar desde enero, así que empezó a evaluar la posibilidad de dejarlo fuera de la Eurocopa. Los días para recuperarse del todo iban en su contra y por eso se evaluaba más su ausencia de este importante evento.

Además, esa posibilidad aumentó tras un hecho que algunos medios dicen sobre unas palabras que dijo Sergio Ramos en contra de la convocatoria que hizo en ese momento Luis Enrique y que llegaron a oídos de este. Si bien se dice que esto no tuvo nada que ver, que solo fue por cuestiones deportivas, tal vez si hicieran mella en esa confianza que ambos se tenían; esto al ver que hasta dejó de preocuparse como antes de su lesión, tal y como se comentó en el programa ‘El Chiringuito de Jugones’. Lo peor vendría luego de ese duelo ante Kosovo en el que al ponerse a calentar con los que no jugaron, su físico endeble en ese momento le jugó una mala pasada y se volvió a lesionar de gravedad. Al ver eso, los meses trascurrieron y Luis Enrique valoró más aún no convocarlo.

Luis Enrique certificó sus problemas físicos

Luis Enrique Fallos Selección Española
El técnico no creyó en su recuperación

Pese a que el tiempo corría en su contra y que no había disputado muchos partidos desde principios de año, Luis Enrique todavía tenía en la mira a Sergio Ramos Ramos para que asistiera a la selección y colaborara con toda su calidad y liderazgo. Sin embargo, esa última lesión truncó todo los planes y eso que se planteó como posibilidad se volvió una realidad cuando el seleccionador vio el partido tan pésimo que hizo en Londres, en las semifinales de la Champions League ante el Chelsea. Allí desentonó por completo y quedó expuesto por un Zidane que lo puso aún sin estar recuperado y lo que hizo fue mostrar un nivel paupérrimo, además de resentirse de la lesión que tenía; tanto así que no pudo jugar el resto de la temporada y el último choque ante el Villarreal lo vio desde el banquillo.

La decisión final la habría tomado al encontrarse con él el 9 de mayo tras el encuentro ante el Sevilla y aunque fue una conversación corta, Luis Enrique le preguntó como iba de su lesión y al parecer la respuesta no lo convenció del todo; porque de lo contrario lo hubiera convocado a la Eurocopa. Con un físico nada recuperado y sin mucho ritmo de juego, el entrenador decidió dejar fuera a uno de sus mejores hombres y no se lo dijo a nadie, solo a su círculo cercano, para que no se filtrara en la prensa y no se generara un revuelo hasta que él lo hiciera oficial. Al final la conmoción si se generó y el peor año de Sergio Ramos, en muchos aspectos, parece que todavía sigue y todo aumenta con su futuro en el Madrid en juego. Pronto se sabrá el desenlace de esa historia.