Quantcast

Cómo cambiar el líquido de frenos en tu coche

El líquido de frenos también conocido como el líquido hidráulico, es el encargado de hacer mover los diferentes componentes del sistema de frenos del coche. Este líquido tiene una particularidad y es que opera a altas temperaturas y alta presión.

Sin el líquido de frenos, el coche no podría detenerse cuando el conductor presiona el pedal del freno. Este líquido es una sustancia no comprimible que se encuentra dentro de las líneas de los frenos.

Lea TAMBIÉN: CÓMO CONSEGUIR EL SKIN DORADO DE LARA CROFT EN FORTNITE

El líquido de frenos transfiere la fuerza a presión del pedal y la amplifica a cada uno de los rotores de freno en las cuatro esquinas del coche. Al llegar a las ruedas, el coche comienza a ralentizarse y finalmente detenerse.

Es preciso destacar que este producto es fundamental para que los frenos trabajen a la perfección. Una correcta revisión y cambio a tiempo, garantizan seguridad y podrás evitar algún fallo durante la conducción.

¿Cuándo debo cambiar el líquido de frenos?

¿Cuándo debo cambiar el líquido de frenos?

La importancia del líquido de frenos es importante durante el mantenimiento periódico. Tan importante como el cambio de filtros, revisión de aceite y combustible. Y es que cuando el líquido de frenos no hace su trabajo, y su temperatura se eleva o desciende rápido, podría causar daños en los frenos del coche.

Es por ello que es tan importante realizar los cambios de forma regular antes de que se llegue a desgastar.

Generalmente se recomienda que el líquido de frenos se cambie al menos cada 2 años en caso de que no se haya presentado ningún problema con los frenos. También se recomienda hacer cambios cada 50.000 Km del coche.

Si piensas que el proceso de cambiar el líquido de frenos es complejo, debes saber que no es así. Es bastante rápido, sencillo y puedes hacerlo en la cochera de tu casa. Claro está que hay personas encargadas de realizar este trabajo , así que elige lo que mejor te convenga.

¿Cómo hacer el cambio del líquido de frenos?

¿Cómo hacer el cambio del líquido de frenos?

A continuación te mostraremos el paso a paso para que puedas hacer el cambio del líquido de frenos en cuestión de minutos.

Primer paso. Revisar el nivel del líquido de frenos.

  • Primero deberás estacionar el coche, asegurandote de activar el freno de mano. Y en caso de que sea de transmisión manual podrías dejar colocada la primera marcha.
  • Luego deberás localizar el tanque del líquido de frenos. Generalmente suele resaltar con algún color o contar un algún icono referencial en la tapa.
  • Antes de abrir el tanque es recomendable que limpies la tapa. Esto para evitar que algún residuo de polvo de pueda colar y afectar el sistema de frenos.
  • Luego examina el nivel del líquido de frenos, algunos suelen tener líneas indicativas para señalar cuando está bajo y cuando lleno.
  • Si el líquido de freno está oscurecido deberás drenarlo ya que esto es un indicio de que está repleto de impurezas, luego solo tendrás que reponerlo.
  • En caso de que esté claro y con un matiz amarillento, significa que está bien. Si está en un nivel bajo solo tendrás que rellenarlo.

Drenado del líquido

Drenado del líquido

Sin finalmente debes hacer el cambio, deberás drenar el líquido de freno que aún tiene el coche.

  • Inicia levantando el coche con ayuda de un gato hidráulico y luego colócalo sobre algunos soportes.
  • Procede a retirar cada uno de los neumáticos, como si los estuvieras cambiando.
  • Luego abre el capó y añade líquido, no importa si el que está en el tanque tiene un aspecto oscurecido.
  • Después tendrás que localizar las válvulas de purgado, estas se encuentran cerca de la mordaza del freno y generalmente lucen como un perno con una especie de boquilla enroscada. Más adelante usarás estas válvulas para liberar el líquido antiguo.
  • Comienza drenando el primer neumático, este es un procedimiento complejo, es por ello que necesitarás consultar el manual del vehículo para saber por cuál comenzar. Para ello tendrás que conectar un receptor a la válvula de purgado. Asegúrate de que cuelgue para que así evites que entre aire al sistema de frenos.
  • Ligeramente comienza aflojar la válvula. Pide a la persona que te ayude que presione el pedal de los frenos unas cuantas veces hasta que pueda detectar resistencia o presión sobre el pedal.
  • Cuando se detecte la presión deberás aflojar la válvula hasta que el líquido de frenos empiece a atravesar el tubo. Debes tener en cuenta de que el pedal se mueve.
  • Detén el flujo antes de que el pedal llegue al suelo. Si el pedal toca el suelo terminarás dañando los frenos.

Llenado

Llenado

Por último, rellena el tanque del líquido de frenos las veces que sean necesarias y evita a toda costa que los niveles caigan a lo mínimo. Luego de drenar el líquido debes reponerlo, esto debes hacerlo cada vez que purgues un neumático.

Ten en cuenta que el líquido debe estar siempre limpio y claro. Al terminar de purgar un neumático debes cerrar la válvula inmediatamente y asegurarte de que está bien cerrada.

Luego de haber terminado con el primero deberás repetir este mismo procedimiento con los otros, pero debes asegurarte de seguir el orden indicado por el manual del vehículo.