Quantcast

El Rey apela a la cooperación en Iberoamérica

El Rey Felipe VI ha reivindicado este martes Iberoamérica como comunidad de países, apelando a sus gobiernos a cooperar y animando igualmente a la colaboración público-privada para poder hacer frente a los desafíos futuros y para acabar con las desigualdades.

Don Felipe ha sido el encargado de clausurar el IV Congreso Iberoamericano del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) que se ha celebrado este lunes y martes en Madrid y lo ha hecho reivindicando a Iberoamérica como una “comunidad” de más de 700 millones de personas.

La pandemia “ha puesto de relieve las enormes fragilidades y debilidades del mundo en que habitamos”, pero también la “solidaridad” y el “empeño de millones” por afrontar juntas “esta amenaza letal contra la vida y la salud, que pone en jaque la prosperidad económica, la arquitectura social de nuestros pueblos, y la confianza ciudadana en sus instituciones y organizaciones”, ha señalado.

El Rey ha resaltado el papel desempeñado por las empresas en este último año, tanto grandes como medianas y pequeñas, que “han tenido que enfrentar situaciones apenas imaginables” y “se han visto obligadas a improvisar respuestas que garantizaran la continuidad de sus operaciones, la permanencia de sus trabajadores y empleados, así como la fidelidad de sus proveedores y clientes”.

En opinión de Don Felipe, la pandemia también ha puesto de manifiesto la necesidad de los países iberoamericanos de cooperar “para hacer frente a los desafíos venideros”.

“Estos requieren grandes inversiones en salud, educación y capacitación, investigación científica avanzada, energías limpias, construcción y renovación de infraestructuras o digitalización”, ha subrayado, incidiendo en que “en todos esos sectores resulta esencial el esfuerzo conjunto y la colaboración público-privada”.

EMPRESAS CUALIFICADAS

En este sentido, ha reivindicado que “hay cientos de empresas iberoamericanas con cualificación, conocimiento y habilidades para contribuir a ese empeño” y ha resaltado “la necesidad de innovar, de crear, de imaginar y proponer nuevas realidades que den respuesta a los desafíos venideros”.

Entre estos desafíos ha citado como las “preocupaciones más inmediatas” al “cambio climático asociado al calentamiento global del planeta, y la ordenación y gobernanza de un mundo global, definido y muy condicionado por el uso de las nuevas tecnologías”.

Por otra parte, ha reclamado que los “ingentes recursos financieros que los gobiernos de los países desarrollados han puesto en marcha para la reconstrucción” contemplen también “las demandas de los países emergentes y en vías de desarrollo, así como las necesidades financieras de los países de renta media latinoamericanos”.

Para Don Felipe, “la eliminación de las desigualdades de distinta naturaleza” a las que se enfrentan los países iberoamericanos, “algunas auténticamente graves”, requiere la puesta en marcha de “una acción urgente y solidaria”.

HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A LAS EXIGENCIAS SOCIALES

En este punto, se ha referido a la Agenda 2030 y a la responsabilidad social corporativa (RSC) y a la necesidad de prestar atención a las exigencias sociales. Gobiernos y empresas, ha dicho, tienen “a un tiempo obligación y necesidad de cooperar para abordar conjuntamente la consecución” de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pero también hará falta “evaluar su grado de cumplimiento”.

“Los empresarios más exitosos son también los más conscientes del papel que desempeñan en la creación de una sociedad más justa, dinámica y competitiva, en donde la igualdad de oportunidades no sea una declaración de intenciones”, ha recalcado el Rey.

“Nos encontramos ante la necesidad de trabajar unidos en beneficio de todos”, ha añadido, confiando en que “entre todos, a pesar de las dificultades y conscientes de la magnitud de los desafíos que nos acechan, afrontaremos la gran oportunidad que significa Iberoamérica, también para el futuro de cada uno de nuestros países”.

Antes de la intervención de Don Felipe se ha proyectado un vídeo en el que numerosos empresarios tanto españoles como iberoamericanos han ensalzado el papel del monarca. En Iberoamérica, “se os quiere y se os admira”, ha resumido la presidenta de CEAPI, Nuria Vilanova.

El Rey ha agradecido estas palabras que ha dicho que le animan a “continuar en su labor” y en particular se ha referido al primer secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien ha tenido igualmente palabras de elogio hacia Don Felipe. Así, ha resaltado su “gestión admirable y silenciosa” en España y su “vocación iberoamericana”.