Quantcast

Cómo usar la crema solar para no quemarte nunca

La crema solar será tu mejor aliado al momento de disfrutar un buen baño de sol. La mayoría de las personas disfrutan un buen baño de sol para broncearse o simplemente para recibir un poco de la vitamina D que este ofrece.

Tomar el sol tiene múltiples beneficios para el cuerpo y aunque se podría pensar que este hace daño, la verdad es que no. Tomar el sol ayuda a pequeños y grandes, siempre y cuando se respete el tiempo adecuado. Es decir que se cumpla en el horario acorde y en un determinado tiempo.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UNA CAMPAÑA EN FACEBOOK

Además, tomar el sol siempre será beneficioso si tomamos los cuidados necesarios. Así que la crema solar no debe faltar en ningún momento.

Aunque se piense que la crema solar es un producto que se utiliza en la playa o la piscina, es un producto que no debe faltar en el día a día.

Con los días de primavera y verano, los rayos del sol pueden ser un perfecto aliado para tu salud. Pero es necesario que utilices constantemente la crema solar para protegerte. Pues aunque consideres que una leve exposición no hace daño, los efectos los podrás notar al tiempo.

Solo se requiere de 5 ó 10 minutos de sol, dos o tres veces por semana para recargar los depósitos de vitamina D. Cada una de las exposiciones debe ser protegidas con crema solar, así que a continuación te ofrecemos algunos datos sobre el uso y la protección correcta ante la exposición.

¿Cómo usar correctamente la crema solar para evitar quemaduras?

¿Cómo usar correctamente la crema solar para evitar quemaduras?

Para evitar quemaduras innecesarias, a continuación te mostramos algunos consejos para que utilices correctamente la crema solar.

  • Utiliza crema solar de buena calidad. En el mercado hay marcas infinitas, siempre ve por las opciones con más público, que den más beneficios a tu piel.

Se dice que la nutricosmética es la mejor para estos tiempos de sol. Así que es muy conveniente tomar un activador de melanina. La sustancia que es responsable del tono de bronceado, también es perfecto para la defensa contra la exposición solar. Existen muchas opciones que podemos encontrar en nuestra farmacia habitual.

Además de la crema solar, también es necesario tener una dieta de alimentos ricos en carotenos como zanahorias. Consumir sandías, tomate, arándanos, frambuesas, granadas, papayas, fresas y albaricoques también ayuda.

  • Aplica crema solar cada día. Debes tener en cuenta que el uso de la crema solar no solo es para esos días de playa o de piscina. Es necesario tomarlo como un hábito, de manera que constantemente estés protegido. Debes aplicar la crema solar justo después de salir de la ducha de manera que tenga tiempo de secar perfectamente.
  • Aplica durante el día 2 y hasta tres veces. De ser necesario reaplica la crema solar de manera que puedas estar completamente asegurado que estas protegido. Si no quieres estropear tu maquillaje, cada vez hay más opciones en el mercado para estos casos.

Hay crema solar en formato fluido o en polvo, de protectores solares que pueden ponerse encima de tu hidratante.

  • Haz del protector solar con color tu mejor aliado. Ten en cuenta que existe una amplia variedad de solares con color y agentes antiaging. Esto permite proteger, tratar e unificar el tono de tu piel en un solo gesto.

Protección máxima de la crema solar

Protección máxima de la crema solar
  • Utiliza un protector solar siempre SPF 50 +. No importa si no sueles estar expuesto constantemente, así sea para salir a la esquina los rayos solares no perdonarán la piel. Así que opta por una crema solar de buena protección, pues las que tienen menos pantalla protectora pueden terminar afectando.
  • Protector solar en spray. En caso que no te agrade tanto la idea de la crema, puedes optar por los spray. Son muy fáciles de usar y te permiten alcanzar zonas donde la protección se te puede olvidar. No olvides renovar la aplicación después del baño, aunque sea waterproof.
  • Cuida tu piel. Siempre después de una exposición solar es necesario que al regresar a casa, retires la crema solar. Laves tu cara y mantengas una higiene en esta zona.

Datos extras

Datos extras

Tal como ya hemos dicho anteriormente, la toma de sol debe realizarse entre las primeras horas del día y la última de la noche. No debe existir una exposición por más de 30 minutos y si se es piel sensible es recomendable utilizar ciertos implementos tales cómo:

Protector solar. Aplicar en zonas claras como, rostro, cuello, hombros , calva. Recuerda que debes aplicarlo cada 2 a 3 horas, es importante que sea con factor protección solar mínimo 30.

Utilizar sombrillas para cubrir en caso que te encuentres en una zona donde la exposición sea constante.

Mantenerte hidratado es primordial, así que consume suficiente agua.

Recuerda que las horas adecuadas para la exposición son mañana y tarde y no máximo de 30 minutos.