Quantcast

Curritos que tuvieron mal día con la ortografía

No se si se trata de un mal día o literalmente habría que colgarlos… ejemplos increíbles de personas que cometieron fallos ortográficos que quedaron expuestos en público y que posiblemente después costó una pasta arreglar. Algunos son tremendos y hacen daño a la vista.

s-72

Vaya tela:

Esta es una clara razón por la que enseñar inglés en los colegios. Aunque no hay que ir a Oxford para lograr escribir “Stop” de manera correcta. ¡Menudo panorama el que nos ofrece este operario, que además parece que quedó tan pancho! Dicen que eso si, la gente quedó tan perpleja que lo respetaba todo el mundo.