Quantcast

10 razones para odiar a Rocío Carrasco

Rocío Carrasco ha crecido de cara a la prensa. Su madre, Rocío Jurado fue una de las grandes cantantes de este país. Su éxito y su larga carrera hicieron que la joven Rocío viviera en primera persona lo que es la fama y popularidad. Pero hoy en día, ella apenas quiere saber nada que tenga que ver con periodistas o entrevistas.

Claro que la televisión, por otro lado, también la ha atraído y bastante. No es la primera vez que la vemos formando parte de algún programa. Eso sí, su vida privada a un lado queda siempre. Desavenencias con la familia, con la prensa y hasta con sus hijos. Hoy te contamos las 10 razones para odiar a Rocío Carrasco.

10 razones para odiar a Rocío Carrasco

Primera boda de Rocío

Cuando vimos las imágenes en televisión o bien, en las revistas, casi no lo podíamos creer. Una novia tan joven y que se alzó con un look poco apropiado para ella. Más que nada porque su estilo y sus complementos no hicieron que deslumbrara. Por lo menos, para mucho mejor. Si bien es cierto que cada novia tiene que ser fiel a sus gustos, los de Rocío Carrasco quedaron claros.

Además de las lentillas de color, también el postizo de su peinado hacía que todo fuera mucho más artificial. De hecho, tampoco el vestido es que la ayudara demasiado. Pero quizás hasta quedaría en un segundo plano tras ver todo el resto. Se le añadían más de 20 años encima con todo lo recargada que iba. Sin embargo creemos que para su segunda boda fue todo un acierto.