Quantcast

El Comité Europeo de las Regiones pide una educación digital mejorada y más accesible

Políticos locales y regionales piden a los Estados miembros de la UE que utilicen una mayor proporción de los fondos europeos de recuperación para mejorar la educación digital y ayudar a cerrar la brecha digital entre las zonas rurales y urbanas.

Las sugerencias forman parte de un dictamen sobre el Plan de acción de educación digital 2021-2027, debatido por los miembros del Comité Europeo de las Regiones (CDR) este jueves, dictamen que ha sido elaborado por Gillian Coughlan (IE/Renew Europe), miembro del Consejo del condado de Cork.

El Plan de acción de educación digital 2021-2027 tiene dos prioridades generales: fomentar el desarrollo de un ecosistema de educación digital de alto rendimiento, y mejorar las habilidades y competencias digitales entre la población europea.

Según recuerda el Comité Europeo de las Regiones, la crisis de la COVID-19 ha acelerado un cambio ya en curso hacia la digitalización en la UE, lo que hace que las competencias digitales sean vitales en casi todas las áreas de la vida, especialmente en el lugar de trabajo y en la educación. Sin embargo, según Eurostat, muchos europeos todavía carecen de habilidades digitales básicas, y el Tribunal de Cuentas Europeo ha destacado que las habilidades digitales están distribuidas de manera desigual entre la población en función de la edad, el empleo, la educación y la ubicación geográfica.

En este sentido, el Comité pone de manifiesto que en ningún lugar se ha hecho más evidente la necesidad de una mejor infraestructura digital que en la educación, donde la educación en el hogar y las clases en línea se han convertido en una nueva norma temporal durante la pandemia.

“He experimentado de primera mano cuántas escuelas, estudiantes y profesores no estaban preparados para el cambio a lo digital durante la pandemia. Este no fue solo el caso en Irlanda, sino en toda la UE”, comenta Gillian Coughlan (IE/Renew Europe), miembro del Consejo del Condado de Cork, profesora y ponente del dictamen.

A su juicio, es esencial implementar la infraestructura digital que brindará a todos los estudiantes y maestros las mismas oportunidades para prosperar y desarrollar sus habilidades. “Además, debemos asegurarnos de que todos los ciudadanos europeos, independientemente de su origen y posición socioeconómica, tengan las mismas oportunidades para ampliar sus competencias digitales”, indica.

El miembro del Parlamento Europeo y vicepresidente de la Comisión de Cultura y Educación, Victor Negrescu, se ha unido a los miembros del CDR para debatir el dictamen, asegurando que “el acceso a la educación es un derecho y este debería ser el caso de la educación digital”.

Negrescu ha reclamado la definición de estándares de calidad para la educación digital y trabajar en estrecha colaboración con las comunidades y autoridades locales para implementarlos a un “ritmo más rápido”. “Asignar al menos un 10% para educación en el Plan de Recuperación es esencial y esos nuevos recursos disponibles deben involucrar a los actores locales para aumentar la accesibilidad, desarrollar la infraestructura, los métodos y el contenido, y mejorar la calidad del proceso educativo”, considera.

El dictamen identifica la brecha digital entre las zonas rurales y urbanas como uno de los principales problemas que debe abordar el Plan de acción en educación digital. Además, enfatiza en la importancia de mejorar la infraestructura digital y expandir la educación digital dentro de la UE, al tiempo que se garantiza que la educación digital sea igualmente accesible para todos los sectores de la sociedad, independientemente de su edad, género, origen social, etnia o condición física y social o capacidad intelectual.

Para alcanzar estos objetivos, el Comité Europeo de las Regiones pide a la Comisión Europea y a los Estados miembros que hagan un mayor uso de los fondos disponibles a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, Erasmus+ y el Fondo Social Europeo para la educación digital.

Asimismo, pide una financiación pública directa para el desarrollo de nuevos modelos de enseñanza y la promoción de las competencias del siglo XXI en todos los niveles educativos. Además, los miembros del CDR acogen con satisfacción la Agenda europea de competencias y su objetivo de garantizar que el 70% de los jóvenes de 16 a 74 años tengan competencias digitales básicas para 2025.

Tras el debate de este jueves, los miembros del CDR aprobarán el dictamen al final de la sesión plenaria de este viernes 7 de mayo.