Quantcast

Cómo aliviar el dolor de encías de un bebé

El dolor de encías de un bebé anuncia la llegada de los primeros dientes, este proceso mejor conocido como la dentición.

Cuando el dolor de encías aparece, la irritabilidad llega con ello, llanto, incomodidad y el bebé puede estar inconsolable e impaciente. Para muchos padres, la llegada de los primeros dientes es una experiencia desagradable, pues incluso algunos bebés tienden a tener malestares estomacales.

Lea TAMBIÉN: CÓMO PRESENTAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA DE UN FALLECIDO

La dentición es un proceso natural que todo bebé pasa, este momento puede llegar alrededor de los 6 meses o al año. El dolor de encías se da tras la llegada de los dos dientes delanteros inferiores , que por lo general son los primeros en aparecer.

Posteriormente, aparecen los dientes delanteros superiores que son los incisivos centrales superiores. El proceso puede variar para todos los bebés, algunos pueden tener dolor de encías prolongados y otros no tanto.

Sin embargo y pese a lo tormentoso que puede ser, hay varios trucos para calmar al bebé y que el dolor de las encías no sea tan intenso. Así que puede que el proceso sea llevadero y no padezca el pequeño y tampoco los padres.

Dolor de encías y primeros dientes ¿cuáles son los síntomas?

Dolor de encías y primeros dientes ¿cuáles son los síntomas?

El dolor de las encías solo desata una serie de síntomas y reacciones del bebé, así que los padres deben saber identificarlos para atender los malestares.

Cuando hablamos que el dolor de las encías desata molestias, nos referimos a que el bebé se muestra irritable, inquieto. Padece de incomodidad y llora con mucha facilidad sin nada que pueda consolarlo. Y es justamente el llanto lo que hace saber a los padres que algo no anda bien.

Cuando los dientes del bebé están a punto de salir, estos ejercen presión haciendo que se inflama la encía. Por lo tanto esta zona se vuelve más sensible, se enrojece, también se inflama y con el tacto puede causar un gran dolor. La molestia perdura durante algunos días hasta que finalmente el diente sale, pero también es cierto que los malestares se pueden prolongar hasta salir todos los dientes.

Así que para que entiendas lo que genera el dolor de las encías en los bebés , ten en cuenta los siguientes síntomas:

  • Babeo o salivación intensa. Es la causa más común y la más fácil de detectar.
  • Mordisqueo de objetos. En este punto, el bebé tratará de llevarse cualquier cosa a la boca e intentará morder todo, esto como un intento de aliviar su malestar.
  • Irritabilidad. Tal como mencionamos, un malestar frecuente que puede ser perdurable durante el día. Nervioso, intranquilo y llantos repentinos sin razón aparente.

Más síntomas

Más síntomas
  • Problemas para dormir. Ante el dolor de las encías del bebé, este puede tener dificultades para conciliar el sueño por la noche, así como despertarse llorando de forma repetida.
  • Falta de apetito. También es probable que pierda el apetito o muestre disgusto a la hora de comer, por culpa de la molestia y del dolor de las encías.
  • Febrícula. A raíz de la inflamación de las encías puede darse una fiebre baja, menor de 37,5 ºC. Si llega a 38 ºC, consulta con el pediatra. Recuerda que no todos los bebé son iguales, el malestar puede aparecer antes, durante o al finalizar el proceso. Igual puedes consultar con el pediatra siempre que tengas dudas sobre ello.

Otros síntomas que no son relacionados a la dentición pero pueden aparecer es la diarrea. Esta puede aparecer debido a una infección generada por los objetos que se lleva a la boca. Por ello es recomendable que todos los objetos sean lavados a fin de evitar esto.

¿Cómo aliviar la inflación de las encías del bebé?

¿Cómo aliviar la inflación de las encías del bebé?

Afortunadamente existen métodos para tratar de calmar al bebé y que no padezca de gran manera mientras atraviesa el proceso de inflación de las encías.

Así que a continuación te muestro algunos trucos que puedes aplicar para aliviar los malestares.

Lo primero que debes hacer es tratar de conseguir algún gel, gotas que desinflame o funcionen como una especie de anestesia para la encía. Mayormente estos productos son de venta libre pero siempre consulta con el pediatra. Gotas o el gel, son esos productos que contienen un componente que duerme la encía, de esta manera el bebé puede tomar pecho (de ser el caso) o comer sólidos sin malestar.

  • Un masaje leve en las encías. La presión alivia la sensación de dolor, por lo que puedes frotar las encías de tu bebé con un dedo limpio, una gasa húmeda o con un cepillo dental de silicona específicos. Ayudará a su alivio.
  • Rasca encías o paños fríos. Un rasca encías frío funcionará de maravilla para calmar la inquietud del bebé. En caso que no tengas uno puedes usar una toallita o algún objeto blando frío. También puedes darle fruta fría, recuerda que todo es a una temperatura tolerable (nunca congelado).

Esta última opción es la más utilizada por los padres para calmar los malestares, en compañía de las gotas o gel que funcionan como anestesia para las encías. Cualquier duda extra sobre la dentición, consulta con el pediatra.