Quantcast

Armengol defiende desescalada “lenta”

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha defendido la desescalada “lenta” para “seguir protegiendo la salud de las personas y reactivar la economía”.

Según ha informado Armengol este martes en el pleno del Parlament, en respuesta al presidente del PP en Baleares y portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Biel Company, “el objetivo del Govern es seguir protegiendo la salud de las personas y reactivar la economía, lo que está siendo posible gracias precisamente a la desescalada lenta”.

Ante estas palabras, el ‘popular’ Gabriel Company ha lamentado que la presidenta balear quiera hacer creer a los ciudadanos que “los que flexibilizan restricciones y gestionan buscando hacer compatible salud y economía, son una especie de homicidas”.

“Esto va de salvar vidas y salvar también proyectos de vida. Las dos cosas, señora Armengol, porque hay mucha gente que se encuentra en una situación desesperada. Actualmente hay 116.800 parados, un 40 por ciento de paro juvenil y 40.000 familias con todos sus miembros paro”, ha dicho Company, quien ha añadido que más que hablar de una “desescalada lenta”, Baleares se encamina hacia una “recuperación lenta”, como reflejaba el BBVA la semana pasada, “rebajando en dos puntos las previsiones de crecimiento de Baleares para este año”.

Para el presidente del PP balear, “esta lentitud ha hecho que Armengol haya ido a remolque de la crisis, y esto ha ocasionado que muchas empresas hayan cerrado y se hayan perdido muchos puestos de trabajo. En definitiva, muchos proyectos de vida han muerto culpa de una mala gestión”.

“Esta lentitud en tantas cosas está abocando a muchas personas a situaciones desesperadas, ¿y usted no cree que eso es importante? Lentitud en la vacunación; lentitud en la llegada de ayudas; lentitud a la hora de ofrecer transparencia; lentitud a la hora de reivindicar lo que debe el Gobierno de Sánchez”, ha dicho Company y ha apuntado que “Armengol lo fía todo a intentar contentar a los ciudadanos con subvenciones, pero la gente lo que quiere es trabajo”. “Basta de políticas prohibicionistas y basta de políticas de restricciones sin ton ni son”, ha enfatizado.

Asimismo, Company ha recordado a la presidenta Armengol que “hace un año presentó un plan de reactivación y aseguró que crearía 35.000 puestos de trabajo y ha ocurrido todo lo contrario. Y hoy vuelve presentar otro plan que sólo es una repartidora de subvenciones y no reactivará nada”.

“Basta de vender humo”, ha insistido el portavoz parlamentario del Grupo Popular, quien ha hecho hincapié en que “se necesitan certezas, reactivación de verdad; un Govern ágil, alegre, capaz de generar ilusión, capaz de generar actividad y empleo para los jóvenes”. Sin embargo, ha lamentado, “este es un Govern triste, oscuro, sin ideas, que lo fía todo a repartir subvenciones y a las prohibiciones y restricciones”.

Por este motivo, ha pedido a la presidenta Armengol “más humildad y abandonar la prepotencia y la soberbia”. También, ha añadido, “se le solicita que abandone la lentitud, deje de vender humo y sea más rápida gestionando la recuperación económica, la vacunación y la llegada de ayudas”.

Ante estas palabras del presidente del PP en Baleares, Armengol ha asegurado que “le estremece que frivolice con el salvar vidas de las personas”. Por ello, ha avanzado que “el Govern seguirá protegiendo a los ciudadanos y escuchando a los expertos sanitarios que son los que saben”. Así, ha destacado “la baja cifra de personas fallecidas en Baleares, lo que se ha conseguido con restricciones” y ha asegurado que “cada vida que se ha salvado vale la pena”.

Asimismo, ha hecho hincapié en que “esta comunidad es la que tiene más porcentaje de trabajadores protegidos por ERTE y por las ayudas de fijos discontinuos”. También, ha puesto en valor los 855 millones de ayudas directas del Gobierno para esta comunidad y ha planteado que ahora el “principal reto es conseguir reactivar la economía de forma segura”.

Con todo, ha recordado a Company que “con la cifra de incidencia de Madrid, esta comunidad estaría cerrada al turismo y, sin embargo con la incidencia de Baleares está se encuentra abierta y se pueden plantear corredores seguros”.