Quantcast
jueves, 6 mayo 2021 7:02

Sentenciado y condenado: el futbolista al que se le ha acabado la carrera en el Barcelona

Tras una batalla increíble ocurrida en Mestalla, el FC Barcelona sigue con vida en LaLiga Santander al derrotar al Valencia CF. El suspenso se alargó hasta el final del partido luego de que Carlos Soler le pusiera algo de picante a la remontada que había fraguado Lionel Messi; sin embargo, todo acabó en un intento fallido del conjunto che y los dirigidos por Ronald Koeman se llevaron tres puntos claves que los llevan hasta las 74 unidades. Pese a que están igualados en puntos con el Real Madrid y no dependen de sí mismos para llevarse el torneo, todavía se mantienen en la lucha y eso es lo importante. Sus opciones se redujeron bastante después de esa desafortunada derrota contra el Granada (1-2) que no solo les quitó la posibilidad de colocarse líderes; además de eso mostró una serie de carencias que se pensaban ya estaban en el olvido.

Al inicio de la campaña tanto el juego como los resultados del Barcelona eran demasiado irregulares, al punto tal que rápidamente el Atlético de Madrid le sacó una ventaja abismal en Liga, en Copa del Rey estuvieron padeciendo en muchas ocasiones y en Champions League fueron humillados por el PSG en octavos de final. Solo cuando Koeman logro dar con la tecla, en la que su sistema de 3-5-2 funcionó, algunos jugadores explotaron (Pedri) y otros regresaron a exhibir un gran nivel (De Jong), fue que todo empezó a andar sobre ruedas. El conjunto azulgrana remontó en el torneo local y se alzó con la Copa del Rey al derrotar al Athletic Club. No obstante, sus oportunidades se apagaron un poco con esa derrota frente al Granada y todo porque el neerlandés cometió errores graves, uno de los peores fue confiar en “vacas sagradas”. como lo es Sergi Roberto.

Laporta no quiere ver más a Sergi Roberto

Sergi Roberto Riqui Puig

Si bien ante el Valencia demostraron que pueden sobreponerse, aunque con un susto final incluido; la realidad indica que el Barcelona actual debe sufrir algunos cambios de cara al futuro si quiere trascender en Europa y volver a ser contundente en panorama español. Esos cambios no solo deben hacerse con respecto a los fichajes, en los que tendrán que hacer malabares, pues la deuda que pesa sobre el club azulgrana hace que les sea casi imposible desembolsar grandes cantidades de dinero; además también deberán hacerse algunas salidas importantes que puede afecten a algunos históricos dentro de la plantilla. Entre los más señalados en la caída ante el Granada estuvieron varios de los llamados “vacas sagradas”, por su bajo rendimiento y por lo poco certero que estuvo Koeman al dejarlos en el campo; claro que algunos como Sergi Roberto se vieron mucho peor que otros.

Tal fue la actuación del centrocampista reconvertido en lateral derecho que, tal como apuntan algunos medios, Laporta habría manifestado su decisión de no verlo más sobre el césped en lo que queda de temporada. El enfado ha sido monumental y el hecho de que no estuviera ante el Valencia da a entender que su petición si que ha sido escuchada por Koeman. Y es que tras un largo periodo de inactividad por lesión, el catalán recién se ha recuperado y al neerlandés se le ocurrió darle rodaje en un partido clave, pero ante un rival que no se jugaban más que el honor; no obstante, la apuesta le salió mal y Sergi Roberto mostró todas sus carencias. Al jugar de carrilero no pudo abarcar del todo la banda como de lateral y el Barcelona pagó caro sus desatenciones defensivas y su nula aportación en ataque.

Última oportunidad para venderlo

Barcelona / Messi

Desde hace algún tiempo, muchos ya comienzan a ver que el tiempo de Sergi Roberto en el Barcelona parece haber llegado a su fin. Con la llegada de Sergiño Dest, que se ha hecho con el puesto de titular en la banda derecha y tiene mejores cualidades de carrilero, el catalán se ha quedado sin puesto; pero es que las lesiones tampoco lo ayudaron y cuando ya parecía que sería su temporada para asentarse en el mediocampo, pues tampoco pudo hacerlo. Con su contrato cerca de finalizar (2022), su renovación era uno de los asuntos a resolver de cara a la próxima temporada; porque al ser uno de los capitanes del equipo, canterano y uno de los que lleva más tiempo en el club, todo parecía indicar que una extensión de contrato podría hacerse con él, pero sus últimas actuaciones invitan a hacer lo contrario.

La llegada de Laporta, gran valedor de los canteranos y del talento producido en La Masía, podría haberse convertido en su gran bendición; el problema es que con el rendimiento que tuvo en sus últimos choques, con las lesiones que sufridas a lo largo de la temporada y con una edad en la que ya es susceptible a cambios, ya no es uno de los intocables. Para Koeman ya no servirá más que como revulsivo y en las próximas cuatro finales que le quedan al Barcelona tendrá que usar cada segundo que le otorgue el neerlandés para demostrar que merece seguir en el equipo. Por ahora Laporta no lo quisiera ver más ni en pintura y si pudiera ya no lo colocaría más en las próximas alineaciones. Ciertamente lo del Granada pasó factura en muchos sentidos y Sergi Roberto ya es uno de los que peor ha quedado.