Quantcast

Cómo tomar el sol sin quemarte

¿A quién no le gusta tomar el sol? Gran parte de las personas disfrutan un buen baño de sol para broncearse o simplemente para recibir un poco de la vitamina D que este ofrece.

Tomar el sol tiene múltiples beneficios para el cuerpo y aunque se podría pensar que este hace daño, la verdad es que no. Tomar el sol ayuda a pequeños y grandes, siempre y cuando se respete el tiempo adecuado, es decir que se cumpla en el horario acorde y en un determinado tiempo.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ARREGLAR UNA SILLA QUE COJEA

Claro está que los rayos de sol nunca lograrán llegar hasta los huesos, pero los rayos UV son los que ayudan a producir la tan anhelada vitamina D en la piel. Una vitamina tan importante para la mineralización de los huesos que probablemente muchas personas no sabía y se lo pierden.

La vitamina D ayuda a la absorción en el intestino del calcio, fósforo. Aunque muchas de las vitaminas son tomadas a través de los alimentos, la vitamina D se obtiene al tomar el sol. El metabolismo es capaz de fabricarla en la piel cuando dispone de un precursor conocido como 7-dehidrocolesterol (que proviene del “temido” colesterol) gracias a la radiación UV del sol.

Solo se requiere de 5 ó 10 minutos de sol, dos o tres veces por semana para recargar los depósitos de vitamina D. 

¿Cuáles son los beneficios de tomar el sol?

¿Cuáles son los beneficios de tomar el sol?

Como ya hemos mencionado, tomar el sol es una fuente inagotable de beneficios. Aunque muchos consideren que el sol es un enemigo, la verdad es que si la toma del sol se realiza en el horario adecuado, puedes tener un color de impacto. Sin olvidar que los beneficios obtenidos te ayudarán en la piel y el organismo.

Entre los beneficios de tomar el sol moderadamente, se encuentra los beneficios para mejorar el aspecto de la piel. Para poder obtener estos beneficios, debes tomar el sol a primera hora de la mañana y la última de la tarde, sin pasar los 30 minutos.

Para aquellas personas que tienen muchos granitos en el rostro, tomar el sol ayudará bastante para limpiar el rostro. Después de una semana la piel irá recuperando su equilibrio y se irá sanando progresivamente. Ten en cuenta que solo las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.

Tomar el sol ayuda a estimular las defensas, pues se dice que gracias al sol es posible aumentar el número de glóbulos blancos o linfocitos. Las células encargadas de la primera defensa frente a la infección.

Más beneficios

Más beneficios

Otro beneficio es el equilibrio del colesterol. Las personas que toman el sol tienen menos incidencias de enfermedades cardiovasculares.

Además, tomar el sol provoca una vasodilatación de los vasos sanguíneos superficiales y aumenta la circulación de la sangre en la piel, disminuyendo los valores de presión arterial.

También aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos. Se dice que estos efectos pueden ser malos para aquellas personas deportistas, pero después de la competición o en las personas con hipertensión el sol tiene un efecto medicinal.

La explicación parece que está en la vitamina D de nuevo. Esta vitamina disminuyen los niveles de hormona paratiroidea, encargada de liberar el calcio de los huesos y de regular la presión sanguínea.

Cuando aumentan los niveles de vitamina D por efecto del sol, disminuye la hormona paratiroidea y la presión sanguínea en consecuencia.

Tomar el sol y la prevención del cáncer

Tomar el sol y la prevención del cáncer

Se dice que los países mediterráneos tienen una incidencia menor de cáncer de mama, cáncer de colon, etc. frente a los países nórdicos.

Varios estudios han encontrado que la luz solar ayuda a proteger no sólo del cáncer de mama y colon, también frente a otros tumores como el de ovario, vejiga, útero, estómago, linfomas y próstata.

¿Cómo exponerse al sol sin quemarse?

¿Cómo exponerse al sol sin quemarse?

Tal como ya hemos dicho anteriormente, la toma de sol debe realizarse entre las primeras horas del día y la última de la noche. No debe existir una exposición por más de 30 minutos y si se es piel sensible es recomendable utilizar ciertos implementos tales cómo:

Protector solar. Aplicar en zonas claras como, rostro, cuello, hombros , calva. Recuerda que debes aplicarlo cada 2 a 3 horas, es importante que sea con factor protección solar mínimo 30.

Utilizar gorras, sombreros y jerseys exclusivos para bañarse. De esta manera protegerás la zona de los brazos y espalda.

Utilizar sombrillas para cubrir en caso que te encuentres en una zona donde la exposición sea constante.

Mantenerte hidratado es primoridal, así que consume suficiente agua.

Utiliza barras protectoras para los labios. Mayormente tomar el sol ocasiona que estos se requesen o se quemen, por lo tanto cuida esta parte con barras hidratantes.

Al tomar el sol no es necesario exponer todo el cuerpo, por ello toma precaución al momento de hacerlo y recuerda que las horas adecuadas son mañana y tarde y no máximo de 30 minutos.