Quantcast

Rosa Benito confiesa que se cree los insultos de Rocío Flores hacia ella

Este viernes Rosa Benito ha vuelto a ‘Ya es mediodía’ y se ha pronunciado sobre el último capítulo de la docuserie de Rocío Carrasco, en el que además de narrar la pesadilla que vivió al lado de su hija Rocío Flores – desvelando el maltrato y los durísimos momentos que le hizo pasar durante tres años manipulada por su padre – ha asegurado que la relación con su familia materna se distanció tras el reparto de la herencia de Rocío Jurado y acabó por romperse por el apoyo de los Mohedano-Jurado a Antonio David Flores, la persona que según su hija, más daño hizo en su vida a ‘La más grande’.

Rosa, sin palabras, aseguraba tras ver alguna de las declaraciones de Rociíto sobre el maltrato de su hija, que no sabía “ni qué decir. Lo veo de terror, como una de esas películas que no te crees”. “Yo he estado en esa casa comiendo y no he visto nada malo en contra ni de la niña a su madre ni de su madre a la niña”, ha señalado, confesando estar “completamente descolocada” con el brutal testimonio de su sobrina.

Afectada, la exmujer de Amador cree que “esa niña tiene que estar más descolocada todavía porque salgan estas cosas después de 10 años…Para hacerle daño al padre se le está haciendo daño a Rocío Flores. Yo al padre le puedo decir de todo, lo que sea, porque he demostrado que no estoy a su lado, pero tanto…”, ha afirmado, dejando entrever que no comparte que Rociíto haya hecho públicas ciertas cosas.

Además, Rosa ha querido desmentir lo que la hija de Rocío Jurado ha contado de que la relación con su familia materna se deterioró tras el reparto de la herencia de la chipionera. “En el 2011 se casa mi hija Rosario, estamos todos juntos y es maravilloso. En noviembre se bautiza la niña, mi nieta, y estamos todos juntos y ahí se respiraba un ambiente maravilloso. Vivíamos en un ambiente muy bonito. Así que no es verdad que fuese cuando se repartió la herencia que fue un año después de la muerte de Rocío. No tengo ni idea de lo que pasó luego”.

Justificando su presencia en la apertura del testamento, Rosa ha asegurado que fue “la albacea, Ana Iglesias, la que llama a los que tenemos que estar. Yo me lo encuentro porque no tengo ni una naranja, pero si la albacea es quien dice los que teníamos que estar tenía que llamar a Juan de la Rosa y a mis cuatro hijos que estaban en el testamento. Y no los citan ahí”.

Abriendo un nuevo melón que todavía permanecía cerrado sobre el reparto de la herencia de Rocío Jurado, de la que tanto se habló en su día, Rosa ha desvelado que tras abrir el testamento al mes de morir mi cuñada, “la herencia se reparte al cabo de un año. La albacea llamó casi a las 00.00 horas, que no son horas, porque teníamos que firmar al día siguiente en la notaría porque sino Hacienda se llevaba todo”. “Crees que la voluntad de Rocío Jurado se va a cumplir y firmas sin saber lo que firmas y no se cumple”, ha asegurado, afirmando que “la finca ‘Los naranjos’ se valora por la albacea en 2 millones de euros que no fue ni a tasarla, cuando no llega ni a 300.000 euros. Pero de esto no tengo ni idea y hablo lo que yo sé. Mi cuñado José Antonio sabe y lo tiene todo anotado y gracias a él es cuando se miró todo. De la nave que yo quería venderla, que la valoran en millón y pico de euros, podría haber pagado a hacienda 60.000 y la pusieron en 190.000. Se valoró todo muy por encima de su valor real”, ha confesado, sembrando la duda sobre quién fue el responsable de que el reparto de la herencia de Rocío Jurado no fuese justo.

Además, Rosa ha escuchado a su sobrina contando como su hija Ro la llamaba “hija de puta” cuando la veía en televisión. Algo que la ex de Amador se cree completamente: “Me creo las palabras de Rocío porque a veces he estado en el sofá de mi casa viendo la tele y no he dicho esas cosas, he dicho más. Pero no de la niña. Yo me lo creo porque yo al padre le he puesto verde en los platós. Yo me he defendido porque ha malmetido de mí, de Amador…”.

Por último, Rosa ha querido dejar claro que en ningún momento se ha llevado bien o se ha posicionado con Antonio David Flores, como Rociíto ha afirmado en su docuserie sobre toda su familia materna: “De David cuando he hablado, nunca he tenido relación con él. Es más, yo a Amador le dije un día que no entendía la relación que tenía con él y le puse un ejemplo y me dijo tienes razón. Y él siguió. Yo no he seguido nunca porque yo a quien quiero es a esos niños, que son hijos de quien son y nietos de quien son. Les he visto nacer”.