Quantcast

Cómo hacer pan de ajo en casa, la alternativa más rica al pan

El pan de ajo es el acompañante ideal en numerosos platillos, pues es un alimento que puede comerse en compañía de un plato más pesado por lo ligero que es. El delicioso pan de ajo se hace utilizando un pan baguette, al cual se le practicarán cortes, estos cortes son rellenados con mantequilla y ajo, en algunos casos también incluyen perejil y queso.

Hay diversas variantes para esta receta, en algunos casos es incluido el aceite de oliva junto el ajo en polvo. La elaboración de estos bocadillos es sumamente simple y sencilla, con el que conseguirás como resultado un pan verdaderamente delicioso y crujiente.

Es un gran acompañante

Es un gran acompañante

Además, como es ligero, es el acompañante ideal para comer carne a la plancha, cualquier tipo de pescado o también sirve para utilizarlo como una base donde untar un exquisito paté para compartir con amigos.

Esta receta de pan de ajo se puede realizar utilizando un pan industrial que ya viene listo, pero nosotros te recomendamos que te arriesgues a hacer tu propio pan de masa madre casero. Tomará más tiempo, pero sin duda te dará un resultado mucho más fresco y delicioso del cual no te arrepentirás. El pan que se recomienda utilizar para esto es el baguette.

Tú mismo puedes hacer tu propio pan baguette casero, más adelante te presentaremos una versión donde se elabora utilizando un fermento natural, los cuales son conocidos como baguettes de masa madre. Por si no lo sabias, el pan industrial trae consigo numerosos riesgos para la salud, por lo que no es recomendado su consumo ni utilizarlo para preparar el pan de ajo.

Aquí aprenderás la clásica y tradicional receta del pan de ajo, en donde su base primordial es la mezcla que se realiza utilizando la mantequilla y el ajo. Con el paso de los años, cada día se han ido creando nuevas versiones de múltiples recetas y el pan de ajo no se ha quedado atrás pues de él también han salido recetas nuevas donde se han añadido más ingredientes. Si lo deseas, un día que te animes, agrégale algo diferente, como queso, espinacas y picante.

Receta del pan de ajo tradicional

Receta del pan de ajo tradicional

El primer paso para comenzar a preparar los deliciosos panes de ajo, será tomar nuestro pan baguette, hacernos con un cuchillo de tipo serrucho preferiblemente para poder cortar el pan perfectamente sin que se desmorone o rompa. Luego, proseguiremos haciéndole incisiones al pan baguette, de lado a lado, pero teniendo mucho cuidado de no llegar muy abajo, pues este se deprendería, y no podríamos ponerlo al horno como una sola pieza entera.

El siguiente paso será comenzar a preparar la salsa que se le colocará al pan baguette y se repartirá dentro de todos los cortes que se le realizaron anteriormente. Tomaremos un bol en el cual colocaremos la mantequilla y la revolveremos. La mantequilla debe ser sacada de la nevera 10 minutos antes de empezar a hacer la salsa.

Lo siguiente serán los dientes de ajo que deben estar picados cuidadosamente de una manera muy fina. Después, se cortará el perejil fresco y para finalizar y darle un toque especial, el queso parmesano que sin duda le agrega un sabor extra delicioso al pan de ajo. Después de haber agregado todos los ingredientes mencionados, proseguiremos a batirlos bien con una cuchara o varilla, teniendo mucho cuidado que no queden dientes de ajos sin pisar.

A continuación, el siguiente paso será encender el horno y dejarlo que caliente un rato por aproximadamente 10 minutos, colocándolo a una temperatura de 180º C. Tomaremos un pincel, que nos ayudará a untar el baguette de modo correcto. Comenzaremos a pincelar por todo el pan, sobre todo, dentro de los cortes que fueron hechos anteriormente.

Luego, colocaremos el pan dentro del horno por alrededor de 10 minutos. El pan debe estar envuelto utilizando papel aluminio, y una vez que haya pasado el tiempo, se deben retirar del horno y dejar que enfrié un poco. Y ya estará listo el delicioso pan de ajo para comerse.

Consejos para un pan de ajo perfecto

Consejos para un pan de ajo perfecto

Si deseas conseguir un sabor mucho más suave, debes retirar el embrión del ajo. Puedes hacerlo si cortas el ajo de un modo longitudinalmente, justo por la mitad, y ahí retirarás el tallo que se ubica en su zona central. Usualmente, para la receta del el pan de ajo mencionada anteriormente, se utilizan 3 dientes de ajo, y con esta cantidad lograrás un sabor más suave sin que la boca te pique.

Aunque todo depende de tus gustos y preferencias, pues hay personas que prefieren encontrarse con los trozos del perejil y el ajo cuando degustan el divino pan de ajo. Si ese no es tu caso, puedes tomar la mantequilla y procesarla, para que no queden restos sueltos del ajo y el perejil. Para esto, puedes utilizar una batidora eléctrica, una vez que la hayas procesado dentro del aparato, obtendrás una crema con ligero tono verde y textura bastante firme y lisa.

Si quieres hacer una variante en su sabor y probar algo diferente, puedes sustituir la mantequilla utilizando margarina o aceite de oliva. Estos son trucos que utilizan muchas personas para lograr un sabor especial, como también se les recomienda agregar un poco de queso rallado, ya que este se fundirá y creará una textura y sabor delicioso dentro del pan en los cortes que fueron realizados de lado a lado. Obtendrás un pan de ajo increíble.

Cuando llegue el momento de meter el pan al horno, debes tener cuidado, pues cada horno calienta de manera diferente y tiene potencias distintas, aunque las temperaturas sean iguales a los demás hornos. La receta indica que deben dejarse por un tiempo de 10 minutos aproximadamente, pero en esos minutos debes estar atento a los olores en tu casa.

Cuando el pan comience a oler, significa que ya está listo. Si lo dejas por más tiempo, este no tardará en oler a quemado y ya no habrá modo de arreglarlo, y no tendrás más opción que comenzar desde cero.