Quantcast

Cómo limpiar a fondo un congelador

El congelador es básicamente uno de los equipos olvidados de la cocina. Y es como su función es únicamente el de enfriar los alimentos, pensamos que no merece un cariñito.

El congelador además de imprescindible en la cocina, es uno de los equipos más importantes. Y es que gracias a este , nuestras comidas, bebidas, frutas, se mantiene en perfecto estado.

Lea TAMBIÉN: CÓMO COMPARTIR EL INTERNET DE TU MÓVIL CON TU PC

Aunque muchos puedan pensar que como no se cocina nada en el congelador o no hay grasa que pueda derramarse en el, la limpieza no es necesaria. Pero la verdad es que la limpieza es fundamental para mantener todos los productos en orden y de alguna manera extender la vida útil del congelador.

Puede pasar el tiempo y acumular productos innecesarios, puede botarse algún producto, tener alguna que otra suciedad por las frutas. Esto será previsible si hacemos limpieza profunda, retiramos lo que no sirva y mantenemos la heladera ordenado y con agradable aroma.

Si piensas que el proceso es complicado , a continuación te explicaré de qué manera puedes hacer una limpieza a fondo eficaz y sencilla.

Paso a paso para realizar limpieza profunda al congelador

Paso a paso para realizar limpieza profunda al congelador

Antes de realizar la limpieza a fondo del congelador ten en cuenta que este deberá estar abierto, así que debes tomar previsiones con los alimentos. Coloca la comida en envases y reserves mientras limpias el congelador.

Bota lo que tengas que no necesitas, aprovecha y organiza todo en bolsas plásticas o envases si es necesario para que tengas más espacio. En cuanto a la carne o pollo que deba permanecer refrigerado habilita un espacio aparte con suficiente hielo para que se mantenga mientras limpias.

Ahora bien, te mostraré el paso a paso para limpiar a fondo el congelador en caso que este realice hielo:

  • Desconecta la nevera

Debes desconectar el congelador ya que caerá agua cuando se descongele y puede haber riesgo de un choque de corriente.

  • Prepara el espacio

Ten al alcance toallas o paños para absorber el agua que botará mientras descongela las placas de hielo.

  • Descongelado

Este paso puedes hacerlo de varias maneras. Si tienes tiempo puedes dejar que el congelador descongele de forma progresiva durante el día, solo debes dejas las puertas abiertas.

Si hay prisa, puedes echar un poco de agua caliente encima del hielo eso producirá que este se deshaga más rápido. O también puedes comenzar a quitarlo con ayuda de una espátula. Algunas personas incluso le colocan un secador para que el aire caliente derrita el hielo.

Lo más recomendable es dejarla de forma natural o utilizando un poco de agua caliente. El congelador hará lo suyo.

Limpieza

Limpieza

Una vez que todo el hielo haya caído puedes proceder a limpiar con jabón y un paño seco. Aprovecha de eliminar los residuos, manchas y cualquier detalle que se encuentre entre los estantes y cajones.

  • Utiliza un poco de vinagre con limón

Luego que hayas completado la limpieza del congelador con jabón y se encuentre seco, pasa un paño con un poco de vinagre y unas gotas de limón para erradicar cualquier mal olor que quede es especial en la zona del hielo. Algunas personas dejan medio limón dentro por dos días luego de la limpieza.

  • Enciende de nuevo

Posteriormente hayas culminado la limpieza y desde luego hayas recogido todo los residuos puedes proceder a encenderla de nuevo.

  • Guarda los alimentos

Tras pasar varios minutos y que el congelador esté en su temperatura normal, puedes proceder a guardar los alimentos y productos. Organiza en envases de ser necesario y si tienes bandejas con algunos alimentos, trata de que estén limpias antes de guardarlas.

Limpieza para un congelador que no hace hielo

Limpieza para un congelador que no hace hielo

Si tu congelador es de esos que no forman capas de hielo no hay problema, también requiere de una limpieza, solo que en esta oportunidad será de una manera no tan profunda.

Como ya lo explicamos, antes de limpiar debes guardar todos los alimentos.

Puedes mezclar vinagre con agua o utilizar bicarbonato de sodio con un poco de agua, cualquiera funcionará. Algunos utilizan productos de venta en tiendas que funcionan para limpiar el congelador.

Para comenzar, moja un paño en la mezcla y limpia todo el interior del congelador. Aunque no tengas que atravesar el proceso de descongelar es bueno que también limpies la zona de refrigeración. Con el simple hecho de pasar un paño con la mezcla y eliminar los residuos es más que suficiente.

Luego puedes pasar un segundo paño húmedo con unas gotas de limón por todo los cajones del congelador. Cuando ya todo esté seco, enciende de nuevo y espera unos minutos para poder guardar los alimentos.

Las heladeras que no hacen hielo son más sencillas en cuanto a limpieza, sin embargo es recomendable que lo realices cada quince días.

Esto permitirá que tu congelador tenga un poco más de vida útil, preserva mejor tus alimentos y no gasta tanta energía.