Quantcast

Cómo presentar a dos gatos

Aunque suene simple, presentar a dos gatos o un gato y otras mascotas, puede ser un gran problema. Y es que cuando un felino ya vive en casa , el terreno es básicamente todo de el y ver a otro en su terreno puede ser incluso un poco estresante.

Ya sea porque desees ampliar la familia de mascotas, o porque esperas que tu gato no esté solo , el simple reto de presentarle a otro puede ser de choque. Tanto para el que está en casa como el que va llegando.

Lea TAMBIÉN: CÓMO ARREGLAR UN ENCHUFE

Muchas personas esperan a que los gatos evalúen el lugar, elijan dónde sentirse mejor y luego presentan al compañero. Otros optan por juntarlos y esperar a ver las reacciones de los gatos, pero esta opción casi nunca sale bien.

Mayormente los gatos se van a mostrar ansiosos, nerviosos y hasta agresivos, por ello es recomendable que al momento de presentar a dos gatos o a un gato y otra mascota, ser precavido.

Recuerda que los animales se adaptan a su espacio y automáticamente tienen sentido de pertenencia con su lugar. Al notar que otro animal está entre sus espacios, pueden verlo como una amenaza y estar alerta. Atacar incluso si se sienten amenazados.

Por ello a continuación te enseñaré cómo presentar dos gatos y a otras mascotas sin temor a unos ‘arañazos’.

Cómo tener dos gatos en el hogar y no morir en el intento

Cómo tener dos gatos en el hogar y no morir en el intento

Siempre se ha tenido la creencia que tener mascotas en casa es asunto resuelto, solo basta con alimentar , dar espacio y atenderles amorosamente. Pero ¿qué sucede cuando decimos tener un segundo o tercer integrante a la familia?

Los gatos detestan los cambios de su rutina, modificaciones repentinas que los ponga incómodas y desde luego son animales territoriales. Así que el proceso para presentar a dos gatos debe ser lento y con bastante paciencia. Pues aunque algunos logran que la relación marche bien desde el primer día, otros simplemente detestan todo.

Ten en cuenta que los gatos no se deben forzar para que establezcan relaciones con otros, cada uno de ellos lo hará en el momento adecuado. A su manera, despacio y sin presión. Recuerda que tantos los gatos como los perros deben tolerarse, así que queda tener paciencia para que entre ellos sean amigos.

Sin importan la edad de los gatos o perros,cachorros o adultos, el proceso de adaptación es igual. Cada animal debe integrarse y conocer su espacio y desde luego conocer a su compañero de espacio.

Antes de la llegada de un nuevo integrante, es aconsejable que se inicie un proceso de adaptación. Puedes comprar feromonas sintéticas en difusor para colocarlas en la habitación del nuevo.

En dicho espacio que estás acondicionando, el felino antiguo no podrá acceder por los momentos. En este sentido, además de incluir el difusor de feromonas, puedes empezar a preparar todo lo necesario para garantizar que el nuevo miembro disponga de habitación propia.

Caja de arena, agua, comida, juguetes, rascadores, todo personalizado. Este espacio será ideal para el gato nuevo, un lugar donde refugiarse y sentirse seguro. El sentimiento de seguridad es esencial para el proceso de adaptación.

Paso a paso para presentar a los gatos

Paso a paso para presentar a los gatos

Ahora bien, luego de acondicionar el lugar y tener todos los implementos necesarios para darle la bienvenida al nuevo integrante, es tiempo de enfocarse en cómo presentar a los gatos.

A continuación te dejo el paso a paso para presentar a los gatos:

Para empezar, mantén a los dos gatos separados. Proporciona al nuevo gato en una habitación propia donde pueda instalarse durante un par de días con su propia comida, tal como lo mencionamos anteriormente. Esto funcionará para la adaptación.

Conecta difusores de feromonas sintética, mayormente en las habitaciones donde hagan vida los gatos. Esto ayudará a relajarlos y aceptar la presencia uno del otro.

Una vez que ambos gatos se sientan cómodos con el olor del otro, puedes dejar que exploren el territorio del otro, pero mantenlos aún separados.

Cuando estés seguro de que ambos se sienten relajados en las zonas del otro, puedes comenzar a presentarlos entre sí. Mantén seguro a uno de los gatos en una jaula y deja que el otro explore y huela a través de la jaula durante unos minutos.

El gato de la cesta estará protegido y ello hará que ninguno de los dos huya.

Ten paciencia

Ten paciencia

Tienes que estar muy atento al lenguaje corporal, pues inmediatamente entre los gatos se puede producir cierta cantidad de miradas fijas. Maullidos y erizamientos mientras se acostumbran. Este es una reacción completamente normal, así que trata de mantener la calma, no los asustes y tampoco te sientas nervioso.

Solo si consideras que es demasiado pronto para presentarlos y que intentan intercambiar golpes, sepáralos por un tiempo antes de volver a intentarlo.

Tendrás que realizar este ejercicio varias veces en diferentes habitaciones, intercambiando los roles de gato «seguro» y gato «libre» hasta que reaccionen con calma entre sí.

No obligues a los gatos a estar cerca el uno del otro. Ofréceles mucho espacio y lugares hacia donde huir si únicamente quieren un poco de paz y tranquilidad.

Si todo va bien, tus dos gatos deberían convertirse en grandes amigos, jugar entre sí y limpiarse o acicalarse juntos, en los próximos días. Solo ten paciencia.