Quantcast

Euskadi: No se puede «hacer creer a la gente» que el 9-M se habrá superado esta situación

El portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha afirmado este viernes que los responsables políticos no pueden «hacer creer a la gente» que el 9 de mayo se habrá superado «esta grave situación sanitaria», en referencia al propósito anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de levantar el estado de alarma en esa fecha.

En una entrevista concedida a ETB1, Zupiria ha señalado que, tras el anuncio de Sánchez, «hay gente que se ha creído que el 9 de mayo, con el fin del estado de alarma, todo va a ser libre y que ya hemos superado esta situación», algo que, en su opinión, «es preocupante desde el punto de vista de la sociedad».

«Los responsables políticos no podemos hacer creer a la gente que el 9 de mayo habremos superado esta grave situación sanitaria y que vamos a una modo de vida totalmente libre. No es así, y no va a ser así durante semanas y meses, por lo que sería conveniente tener mucho cuidado cuando hacemos declaraciones, sobre todo los que tenemos responsabilidades políticas», ha destacado.

El portavoz del Gobierno vasco ha asegurado que los márgenes para aplicar medidas restrictivas en el estado de alarma «ya son pequeños y estrechos», y que, sin el amparo del estado de alarma, «la situación se complicaría mucho y la situación sanitaria no es como para andar libremente».

En este sentido, ha indicado que el objetivo de la ley sobre el régimen de la gestión en situaciones de crisis de salud pública que el Ejecutivo autonómico pretende aprobar es «establecer por ley lo que corresponde a las instituciones vascas y recoger claramente las medidas que se podrían adoptar en una y otra situación sanitaria, que tendrían el amparo de una ley».

Por otro lado, Zupiria ha considerado que hacer previsiones de la evolución de la situación epidemiológica en Euskadi es «muy complicado», y que lo único que se puede constatar actualmente es que «durante los últimos diez días los contagios y las hospitalizaciones han crecido, y hay más personas que antes en la UCI».

Así, ha recordado que el Labi técnico reunido este pasado jueves ha considerado que loas medidas restrictivas que actualmente están en vigor «son muy duras», y que cumplirlas «debería ayudarnos a darle la vuelta a la situación».

«Por lo tanto, el Labi técnico piensa que, para darle la vuelta a esta situación, lo que toca en estos momentos es cumplir y hacer cumplir las leyes, órdenes y normas que está en vigor», ha reiterado.

VACUNACIÓN

Por otro lado, Bingen Zupirua ha asegurado que «sería una gran noticia» que para otoño estuviera vacunado «el 70% e, incluso, el 60%» de la población de Euskadi, aunque ha recordado que «la única condición» para que avance el proceso de vacunación es que «lleguen las vacunas suficientes».

En este sentido, ha lamentado que hasta ahora «no se hayan cumplido todas las previsiones que había en cuanto a la provisión de vacunas», y que, aunque el Gobierno Vasco recibe información al respecto «casi a diario», dicha información «muchas veces es contradictoria», por lo que en su opinión, «es casi imposible hacer previsiones y saber cómo evolucionará la vacunación».

«En todo caso, creo que, si se cumplieran los porcentajes que se manejan para otoño, y el 70% e, incluso, el 60% de los ciudadanos estuviera vacunado, sería una gran noticia», ha insistido.

Asimismo, ha asegurado que al Gobierno Vasco «no se le ha pasado por la cabeza» tratar de conseguir por su cuenta vacunas que aún no hayan sido aceptadas por la Agencia de Medicamentos Europea. «Europa decidió salir al mercado a comprar vacunas -ha explicado, y si en ese mercado Europa no va a conseguir más, difícilmente lo va a lograr un estado, una comunidad autónoma, un lander o una región por su cuenta».

FINAL DE COPA

Por último, y ante la final de Copa que el Athletic va a disputar este próximo sábado contra el Barcelona y las posibles aglomeraciones que se pudieran producir en Bilbao, Bingen Zupiria ha afirmado que «las decisiones personales crean las decisiones o comportamientos grupales», por lo que ha destacado la importancia de cumplir las normas establecidas.

Así, ha asegurado que, cuando se establece que «no se pueden reunir miles de personas en un lugar, no es un capricho de los dirigentes», sino que tras cada decisión que se adopta «hay un argumento o una razón relacionada con la salud. «Quizás no hemos sabido hacerlo ver o explicarlo como es debido, pero ese es el objetivo», ha concluido.