Quantcast

Dos policías nacionales niegan irregularidades en la instrucción del ‘caso Cursach’

El exjefe de la Unidad de Blanqueo, que trabajó con el exfiscal Miguel Ángel Subirán y el juez Manuel Penalva en la instrucción del ‘caso Cursach’, ha negado este jueves que cometiera irregularidades durante la investigación de la macrocausa.

Además, otro de los agentes citados a declarar este jueves ha seguido la línea de su compañero y ha negado igualmente irregularidades en la investigación.

Las supuesta ilegalidades se refieren especialmente a la posibilidad de que se manipulara a un testigo o se le coaccionara para que mintiera durante la instrucción y acusara a policías locales de Palma.

Los agentes han declarado este jueves ante el juez instructor, Carlos Gómez, y está previsto que entre hoy y este viernes declaren igualmente otros dos agentes más.

Este miércoles, el exjuez Manuel Penalva negó igualmente en el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) haber presionado a un testigo para que vertiera acusaciones falsas contra policías nacionales durante la instrucción.

El exjuez respondió solo a preguntas del Fiscal y de su defensa y defendió la legalidad de las investigaciones durante la instrucción.

Por otra parte, el testigo 26, conocido como el trilero, también citado a prestar declaración a primera hora, se acogió a su derecho a no declarar.

Los interrogatorios se centran en determinar si Penalva y Subirán indujeron a testigos a realizar declaraciones falsas durante la instrucción del ‘caso Cursach’.

Entre este jueves y este viernes, deben declarar los cuatro policías de Blanqueo con los que Penalva y Subirán trabajaron en el caso investigado.

Cabe recordar que, a mediados de marzo, a través de una providencia, el magistrado Carlos Gómez dio conocimiento del auto de la Sala de lo Penal del TSJIB, en el que se acordaba investigar si Penalva y Subirán indujeron a testigos a realizar declaraciones falsas durante la instrucción del ‘caso Cursach’.

De este modo, el juez citó a declarar, además de al ex juez y al ex fiscal, al testigo número 26 de la causa tras aceptar la Sala los recursos de apelación interpuestos por el Ministerio Fiscal y varias acusaciones.

Esta decisión se tomó después de que la Sala revocara el auto con el que se cerraba la instrucción y procesaba a Penalva, a Subirán y a cuatro policías nacionales por delitos de revelación de secreto, omisión del deber de perseguir delito y omisión del deber de promover la persecución de delitos, dejando fuera del proceso judicial las acusaciones por detenciones ilegales, coacciones a testigos e investigados o manipulación de declaraciones.