Quantcast

Fuentes Gago lamenta que no se investigara la filtración del patrimonio sobre Villarejo

El inspector de la Policía José Ángel Fuentes Gago ha mantenido este jueves ante la ‘comisión Kitchen’ del Congreso que no tuvo ninguna relación ni supo nada en relación con este operativo para sustraer información sensible al extesorero del PP Luis Bárcenas. Además, ha lamentado que «nadie le haga caso» sobre la necesidad de investigar la filtración de un informe sobre el patrimonio del comisario jubilado José Manuel Villarejo.

«No tengo nada que ver con la ‘operación Kitchen’. No conozco a Sergio Ríos de nada, nunca he tenido contacto con él, nunca lo he visto», ha defendido Fuentes Gago al hablar del chófer de la familia del extesorero del PP, en una comparecencia donde ha dado cuenta de su paso por la Dirección Adjunta Operativa (DAO) entre 2014 y 2015, bajo las órdenes de Eugenio Pino en la etapa del Gobierno del PP.

Sobre Villarejo ha dicho que no tuvo «ninguna relación jerárquica ni de subordinación», aunque ha reconocido que al polémico comisario detenido en 2017 –un arresto que dio origen a la macrocausa abierta en la Audiencia Nacional– sí lo veía de forma asidua en las dependencias centrales de la Policía en la calle Rafael Calvo, donde está la DAO.

«Lo que pude apreciar es que iba a reportar su trabajo allí, y ya está», ha comentado Fuentes Gago, advirtiendo continuamente que de fondos reservados no podía decir nada al ser «materia secreta». «Lo que percibí es que la normativa se cumplía, ha matizado sobre los pagos, algunos bajo cuestión por supuestamente sufragar la ‘operación Kitchen’.

A VILLAREJO PARECÍA CONOCERLE «TODO EL MUNDO»

Fuentes Gago ha contado que conoció a Villarejo en 2014, justo cuando llegó a la DAO. «Antes no tuve relación nunca. A mí me dio la sensación de que allí lo conocía todo el mundo», ha descrito. Vox ha insistido para saber si su impresión era que existía una relación con este comisario por parte de diferentes gobiernos. «Mi sensación es que lo conocían de épocas anteriores», ha contestado.

El diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz le ha preguntado directamente de quién dependía Villarejo, a lo que Fuentes Gago ha reaccionado apuntando al orden jerárquico. «Entiendo que del DAO, del director general (de la Policía) y de órganos superiores del Ministerio de Interior, es que es una cadena de mando hacia arriba», ha ilustrado.

Los diputados se han interesado en particular por el informe que redactó Fuentes Gago concluyendo que no había incompatibilidades entre las actividades empresariales de Villarejo y su función policial. «Mi informe nace de una filtración a un medio de comunicación», ha recordado, lamentando que se aireara el patrimonio de un agente en ejercicio y que, a pesar de que lo ha denunciado «por activa y por pasiva», «esa filtración no ha sido investigada».

En este punto, el diputado de Unidas Podemos Rafael Mayoral le ha recriminado que llegara a dicha conclusión pese a que las propias empresas de Villarejo destacaban su relación con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Fuentes Gago se ha escudado en que se basó en la información que le trasladaron sus «superiores», «tanto el DAO como el subdirector de Recursos Humanos».

El parlamentario ‘naranja’ le ha reprochado igualmente la falta de diligencia que habría tenido al elaborar el informe sobre Villarejo. «¿Lo volvería a hacer hoy?», ha planteado. «Descontextualizado todo es muy fácil de contestar (…) En 2021, evidentemente la respuesta a esa pregunta tiene que ser no», ha declarado, haciendo hincapié en que ese documento se le requirió en 2015 «cuando Villarejo no estaba imputado por nada».

Al hilo de este asunto, el agente ha recalcado que era un informe de «carácter administrativo» que tuvo que confeccionar rápidamente y que no contó con toda la información disponible sobre Villarejo. «Se me sustrajo información», ha enfatizado, explicando que no se le comunicó que había una investigación patrimonial en una comisión judicial.

SILENCIO SOBRE EL VIAJE A NUEVA YORK

Por otro lado, se le ha interrogado sobre su viaje a Nueva York para entrevistarse con un antiguo dirigente del Gobierno venezolano para supuestamente obtener información sobre los dirigentes de Podemos.

Desde el PSOE le han preguntado en concreto si viajó allí con el mandato del ministro del Interior y del presidente del Gobierno de entonces, Mariano Rajoy. «No les puedo decir nada», ha señalado.

Ya en el turno de Ciudadanos, ha reconocido que viajó con Bonifacio Díez Sevillano, un policía que estuvo adscrito a la DAO durante el mandato de Pino y que le habría acompañado, pero ha rehusado especificar si fueron a Estados Unidos, amparándose nuevamente en que no puede hablar sobre operativos policiales.

En general, ha admitido que realizó viajes a otros países, pero ha esgrimido que no puede dar información al respecto porque son «operaciones policiales que reportó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional». «Desconozco el estado en el que está», ha repetido.

Mayoral, que ha considerado sospechoso que siendo jefe de sección de Zarzuela –en su puesto formal– y coincidiendo con el viaje de Villarejo para reunirse con la examiga del rey emérito Corinna Larsen escribiera dicho informe avalando las actividades del comisario, ha espetado a Fuentes Gago que «no tiene credibilidad».

Así lo ha expresado sacando a relucir una grabación en la que Fuentes Gago admitiría maniobras para que Podemos no llegara al Gobierno pese a que en otra comisión parlamentaria lo negó tajantemente. «Lo que produce perplejidad», ha replicado el policía, sin reconocer ese audio, «es que se pueda grabar impunemente».

Mayoral ha aprovechado el momento para denunciar que «ha habido grupos de tareas propios de otras épocas, propios de la Policía Político Social, que su comportamiento ha sido el de los herederos de Billy, ‘El Niño'», así como una supuesta falta de democracia interna en el cuerpo de seguridad y en el Ministerio de Interior, una acusación que el diputado de Ciudadanos ha tachado de «absoluta barbaridad».

MOROCHO Y LA ‘CAJA B’

Otro de los puntos polémicos abordados a preguntas del PSOE ha sido su coincidencia en la DAO con Manuel Morocho, que se quejó en la comisión ‘Kitchen’ de que fue asignado a este puesto para dificultar su investigación sobre el ‘caso Gürtel’ y la caja B del PP.

«No quiero entrar en polémica con ningún compañero», ha dicho Fuentes Gago al mencionar un informe del SEPBLAC que advertía de las cuentas y sociedades de Villarejo a fecha de 2015. Según él, Morocho recibió el informe directamente del DAO para que emitiera un «juicio jurídico como experto en cuestiones financieras».

Su papel, ha indicado Fuentes Gago, fue meramente «administrativo». «Ese informe acabó en la Fiscalía y la Fiscalía de Madrid emitió un informe de que no apreciaba ninguna irregularidad», ha defendido. El compareciente se ha desvinculado de informes apócrifos y luego ha preferido huir de polémicas: «Está mal hacer valoraciones personales».