Quantcast

Montero, sobre la reforma fiscal: Se trata de revisar el sistema tributario

La portavoz del Gobierno y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado este miércoles que con la reforma fiscal que pretende abordar el Ejecutivo no se trata de subir impuestos, sino de revisar el sistema tributario nacional.

«Puede haber algunas figuras que no necesariamente haya que plantear una subida, sino lo que se puede plantear incluso es una bajada», ha remarcado la ministra este miércoles durante su participación en el evento ‘Wake up, Spain!’, organizado por El Español, donde ha insistido en que el Gobierno pretende hacer eficaces las figuras fiscales.

En este sentido, ha explicado que, por ejemplo, en el impuesto de sociedades existe una mayor penalización sobre las pymes frente a las grandes corporaciones, cuyo tipo efectivo es más bajo.

«De lo que se trata es de establecer un tipo mínimo», ha señalado la ministra, recalcando, además, la preocupación del Gobierno por los llamados paraísos fiscales o lugares con agresiva tributación fiscal. Sobre esta cuestión, Montero apuesta por que se paguen los impuestos donde se generan beneficios, alejando el concepto de sede fiscal al tiempo que se incorporan ámbitos de la economía digital, que hasta ahora funcionaban de manera «opaca».

HABRÁ PLAN DE REEQUILIBRIO CUANDO SE REACTIVEN LAS REGLAS FISCALES

La ley de estabilidad presupuestaria plantea que habría que presentar un plan de reequilibrio, aunque en este momento de suspensión de reglas fiscales «no tiene sentido», según ha señalado la ministra.

«Habrá que hacerlo», ha enfatizado Montero, quien ha explicado que en este momento no podría pedir a comunidades autónomas o entidades locales planes de ajustes, cuando tienen que desplegar todos los recursos para hacer frente a la crisis. «En el momento que se reactiven las reglas fiscales tendremos que presentar el plan de reequilibrio», ha recalcado.

CONSOLIDACIÓN FISCAL

Montero ha remarcado que el «necesario» Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se tiene que acompañar de un programa de reformas que ya se contemplaban desde la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, abordando, entre otras cuestiones, la reforma fiscal para acercar la presión fiscal de España a la media europea.

«La consolidación fiscal tendrá que venir después de este paréntesis una vez se reanude la activación de las reglas fiscales y con ello podamos ir supliendo el exceso de deuda y déficit», ha avanzado Montero durante su intervención, tras recordar que España se encuentra en un nivel entre 6 y 8 puntos por debajo a la media europea en recaudación tributaria.

Para un diagnóstico de esta situación, el Gobierno ha presentado esta misma semana a los 17 integrantes del grupo de expertos que abordarán la reforma fiscal y que deberán presentar sus conclusiones al Ejecutivo antes del 28 de febrero del próximo año.

Con ello, se pretende «dirigir» el camino de las grandes empresas en cuestiones como la transición ecológica o la digitalización.

REVISAR LA FISCALIDAD MEDIOAMBIENTAL Y DE LA MOVILIDAD

Durante su intervención, la ministra ha defendido que la transición energética necesita una revisión del sistema tributario en cuanto a medio ambiente, como en el caso de los plásticos o los residuos y a movilidad, en relación a los combustibles, concretamente al diésel.

«Yo diría que la fiscalidad medioambiental no tiene afán recaudatorio. Su interés es servir de guía para proteger el medio ambiente», ha explicado la titular de la cartera de Hacienda y portavoz del Ejecutivo.

Respecto al diésel, la ministra ha mantenido que no se trata de subir los impuestos a la clase media, señalando que no incorporaría este impuesto como penalización a la clase media sino para proteger el medio ambiente.

Ante esto, ha recalcado que lo que se debe intentar es que el coche eléctrico sea «más accesible», al tiempo que ha destacado la relevancia de ser pedagógicos con su importancia.

ASEGURA QUE COMUNIDADES DEL PP ESTÁN A FAVOR DE LA ARMONIZACIÓN

Además, Montero espera contar con el apoyo del Partido Popular para abordar la reforma de la financiación autonómica, que afirma que es una «necesidad» para el país. Además de la cuestión autonómica, la ministra también ha destacado la reforma de la financiación local, en la que se plantearán las nuevas competencias que pueden tener los ayuntamientos para sacarla adelante.

Sobre la armonización fiscal que rechaza la Comunidad de Madrid, donde el impuesto de Patrimonio se bonifica al 100%, la ministra ha asegurado que otras comunidades dirigidas por el PP, como son Andalucía y Galicia, apoyan la iniciativa del Gobierno.

«Parece que la posición del PP se basa en la del PP de Madrid, pero si escuchan a otros líderes regionales del PP piensan diferente», ha remarcado la ministra.

Además, respecto al candidato de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, la ministra ha asegurado que la propuesta del Gobierno de armonización «no es contradictoria» con la promesa del socialista de no subir impuestos.