Quantcast

Cómo tratar la lumbalgia

La lumbalgia es un dolor ubicado en la parte baja de la espalda, el cual se origina a nivel de la columna vertebral, los músculos, ligamentos o nervios del área.

Se dice que no todo dolor en la zona se puede deber a la lumbalgia, pues otros motivos como un cólico de riñón podría provocarlo, sin necesidad de ser lo ya mencionado.

Le puede interesar: CÓMO QUEMAR ANDANDO LAS MISMAS CALORÍAS QUE CORRIENDO

La lumbalgia puede afectar los músculos, vértebras, discos intervertebrales, los ligamentos e incluso las terminaciones nerviosas.

Además, se dice que la lumbalgia puede afectar a hombres y mujeres por igual. Pero generalmente suele presentarse con mayor regularidad en las personas que se encuentran entre los 30-50 años de edad.

Se estima que al menos el 80% de las personas presentará una lumbalgia durante algún momento a lo largo de su vida.

Los estudios afirman que estos síntomas de dolor en la zona lumbar son muy frecuentes, y que al menos 70% de la población los ha sufrido en algún momento de su vida.

Sin embargo, la mayoría de los casos son resueltos de manera natural. Mientras que solo una pequeña porción de los afectados (apenas 7%) termina desarrollando un dolor crónico.

¿Cómo detectar una lumbalgia?

¿Cómo detectar una lumbalgia?

Para detectar el dolor de una lumbalgia, debes saber que es bastante fuerte durante sus inicios. El malestar otorga una rigidez que cuando se ve afectada por un movimiento físico.

El malestar es capaz de desatar un dolor aún más agudo con cada giro de la zona. Incluso es capaz de extenderse hasta la parte de los glúteos, o incluso hasta el área superior de los muslos.

El malestar por lumbalgia puede ser provocada por una mala actividad física, esfuerzos mal realizados con la zona lumbar. También por sobrecargas, levantamiento de peso de forma errada, por malas posturas, entre otros factores.

Ahora bien y de forma general, las causas de un lumbago pueden ser las siguientes:

  • La realización de algún movimiento brusco o repentino, generalmente giros
  • Permanecer sentado o de pie durante largo tiempo.
  • Sobreesfuerzo al levantar/mover objetos pesados.
  • Realizar movimientos repetitivo

Esta afección afecta en gran parte la movilidad total del cuerpo, ya que generalmente suele generar molestias al realizar algunas actividades.

Entre los síntomas más frecuentes de la lumbalgia son:

  • Inflamación en la región baja de la espalda.
  • Dificultad para realizar movimientos, lo cual suele limitar o impedir que la persona afectada se mantenga de pie o pueda caminar.
  • Espasmos y contracciones musculares en la zona lumbar.
  • Pérdida de la flexibilidad.
  • Tensión en los músculos y dolor en la región lumbar.

Tratamiento para la lumbalgia

Tratamiento para la lumbalgia

Para evitar los malestares ocasionados por una lumbalgia, a continuación te doy algunos consejos que debes aplicar.

  • Generalmente el reposo es lo más recomendable para liberar la contractura de los músculos lumbares.
  • También la aplicación de compresas calientes ayuda a que los músculos se relajen.
  • Aplicar masajes suaves, evitando realizar cualquier movimiento o manipulación en la zona afectada que pueda empeorar el dolor lumbar.

En otros casos, y si el dolor es agudo, la mejor solución es la fisioterapia, de esta forma se podrá aliviar el dolor causado por la lumbalgia.

El especialista podrá recomendar varias sesiones de rehabilitación física que comprenden ejercicios, impulsos eléctricos, aplicación de calor. Estos ejercicios permitirán recuperar la movilidad y así podrás volver a realizar actividades físicas sin problemas.

En los casos de presentar una lumbalgia crónica, la evaluación médica es fundamental, ya que la molestia suele extenderse por meses o manifestarse de manera periódica.

Dependiendo de la condición del paciente, es posible que el especialista pueda recetar algún fármaco para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Recomendaciones para evitar molestias

Recomendaciones para evitar molestias

Para evitar la reaparición o prevenir los dolores ocasionados por la lumbalgia, lo más recomendable es cuidar la espalda durante las actividades.

Recuerda que desde la postura hasta la forma de caminar pueden influir en tu salud, así como los movimientos que requieran ejercer fuerza.

Para ello existen algunas recomendaciones:

  • Fortalecer los músculos paravertebrales.
  • Practicar natación, yoga, pilates o Tai Chi.
  • Evita el sedentarismo.
  • Alternar la posición mientras se está de pie o sentado.
  • Caminar diariamente sobre superficies planas, 30 minutos como mínimo.
  • Evita cargar objetos pesados mientras subes o bajas escaleras.
  • Duerme de lado, coloca una almohada entre las piernas (a la altura de las rodillas).

En caso de que seas una persona que de forma diaria debas manejar cargas pesadas, lo mejor es que practiques los métodos adecuados para la manipulación y carga de objetos pesados.

En caso de llegar a sentir alguna molestia en la espalda, lo mejor es que consultes a tu médico. Recuerda tomar descansos si laboras en oficina, estirarte y caminar un poco si te sientes cansado. El movimiento es lo que permitirá al cuerpo mantener la flexibilidad, mantener una buena postura y permanecer en movimiento evitará malestares a futuro.